Policiales

Investigan si la saga de ataques a un gremialista tiene el sello de Los Monos

El martes balearon la casa de Pablo Ghietti, pero antes quemaron una camioneta, hirieron a un integrante del gremio y atacaron dos veces la casa de sus padres.

Viernes 31 de Enero de 2020

Una de las hipótesis sobre la que trabajan los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos de la Justicia provincial es que detrás de la saga de violentos ataques contra la figura del secretario del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), Pablo Ghietti, está la banda de Los Monos. "Es la misma mecánica y estructura que ya se vio en los ataques al Sindicato de Peones de Taxis, por eso se está trabajando sobre la mano de obra que ejecuta los golpes", explicó un vocero de la investigación sobre el posible accionar extorsivo de la banda liderada entre otros por el condenado Ariel "Guille" Cantero contra distintas instituciones y organizaciones sindicales.

Desde el 3 de diciembre pasado Ghietti quedó en el ojo de la opinión pública por una serie de ataques contra su persona, sus familiares y la propia sede del gremio que conduce. En ese lapso de tiempo le quemaron una camioneta propiedad del gremio, balearon al menos dos veces la casa de sus padres en Garibaldi al 100, atacaron a tiros a uno de los integrantes de la comisión directiva en la propia sede gremial de 3 de Febrero al 300 y atentaron contra su vivienda el martes a la tarde.

Quiebres e hipótesis

El Somu es un gremio que en los últimos cuatro años se ha ganado un espacio en las crónicas ligadas a la violencia callejera a nivel nacional y también local. En el plano de lo estrictamente gremial, en Rosario la conducción encabezada por Pablo Ghietti asumió el 14 de febrero de 2018 reemplazando a Marcelo "Lolo" Schamun, un ex barra brava de Rosario Central y delegado de la intervención nacional. Algunas intrigas dentro de la propia comisión directiva encendieron la usina de los rumores sobre posibles fracturas en el sindicato, lo que alimentó otra de las hipótesis de la investigación por la saga de violencia contra Ghietti.

Sin embargo, la investigación de los cinco casos de violencia documentados parece encaminarse por la autopista de la violencia contra instituciones y el cobro por la venta de protección más que por cuestiones internas del gremio.

La saga

El 3 de diciembre pasado una camioneta del Somu que estaba estacionada sobre calle Arijón al 1600, frente a la casa de un pariente de Ghietti, fue incendiada. Aparentemente fue atacada con una bomba tipo molotov que arrojaron desde un auto que desapareció de escena rápidamente. "Evidentemente hemos tocado algunos intereses de grandes empresarios", manifestó Ghietti a distintos medios en aquel momento. "El amedrentamiento no nos asusta", agregó.

Todo pareció estar en paz hasta el 10 de enero a la mañana. Aquel día dos hombres entraron a la sede gremial de 3 de Febrero al 300, subieron al primer piso y se toparon con Mariano Ortiz, prosecretario gremial. "¿Vos sos Pablo?", le preguntaron. Ante la respuesta negativa de Ortiz le volvieron a hacer la misma pregunta. Y cuando el dirigente dijo una vez mas que no, le dispararon un balazo en cada pierna. Luego redujeron a las empleadas del lugar, las encerraron y se llevaron los celulares de todas las víctimas. Al día de hoy Ortiz se repone de las heridas y está en un período de rehabilitación que le demandará varios meses.

En la puerta de la sede gremial y ante varios medios de prensa Ghietti dijo entonces que temía por su vida desde que le habían incendiado la camioneta y que no sabía por donde venían los ataques además de solidarizarse con la familia de su compañero herido.

Doce días más tarde, el 22 de enero, se produjo un ataque a balazos contra varias viviendas ubicadas sobre Garibaldi al 100, en el corazón de barrio Tablada. Entre las casas atacadas estaba la de los padres de Ghietti. En ese ataque tres viviendas resultaron impactadas y los peritos policiales que trabajaron en el lugar recolectaron 10 vainas servidas de alto calibre.

Cinco días más tarde, al filo de la medianoche del lunes 27, se produjo un atentado calcado. La vivienda de una vecina de los padres del sindicalista, que dijo ser ajena a cualquier conflicto, recibió 18 impactos de alto calibre en el frente. La única diferencia esa vez fue que se produjeron al menos 25 disparos de tres armas de fuego diferentes, según indicaron testigos y peritos policiales.

Gloria, la madre de Ghietti, y Gustavo, uno de los hermanos del dirigente, dijeron públicamente que le pidieron que diera un paso al costado del sindicato porque sino "nos van a terminar matando a todos".

Contra la casa

El último ataque de la saga ocurrió hace tan sólo cuatro días. Fue el martes, alrededor de las 19.30 y elblanco fue la propia casa de Ghietti, ubicada en Entre Ríos al 6300, en el barrio Las Flores Este. "Fueron dos tipos en moto que andaban dando vuelta. Dispararon con máquinas pesadas, viste como se maneja esta gente. Nosotros conocemos a la mujer (por la concubina de Ghietti) que es nacida y criada en el barrio. A la hora del ataque él no estaba en la casa, pero si ella y la bebe que tienen", indicó un vecino de la cuadra.

La balacera no dejó heridos aunque sí varias perforaciones en las rejas que protegen la casa, las paredes y una puerta de chapón. Fuentes tribunalicias indicaron que cuatro de estos cinco ataques fueron denunciados y están en manos de los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que conduce Matías Edery.

¿Interna sindical o negocio de extorsión? Si bien los investigadores de la saga de violencia contra el Somu mantienen las hipótesis abiertas, una de las teorías comenzó a sobresalir. Esa hipótesis es que la sede local del sindicato figure en la libreta del negocio de extorsiones de la banda de Los Monos revelado tras la muerte del gerente bancario Enrique Encino en el tiroteo al Casino City Center ocurrido el sábado 11 de enero a la noche.

Por ese hecho fue encarcelado Maximiliano "Cachete" Díaz, imputado como quien coordinó el aporte de vehículos y mano de obra para balear el Casino. En la acusación se develaron una serie de audios en los que "Cachete" se contactaba con "Guille" Cantero, preso en el penal federal bonaerense de Marcos Paz, y éste le ordenaba los blancos que debía golpear. Así surgió que además estaba en carpeta la nueva conducción del Sindicato de Peones de Taxis, cuyos integrantes sufrieron una serie de ataques a balazos similares a los que padece hoy Ghietti y su familia. En la misma organización fueron incluidos los también apresados Carlos "Toro" Escobar y Fernando "Enano" Morel. La ecuación sería "si no hay plata, hay balas".

perforada. La puerta de la casa de Pablo Ghietti fue atravesada el martes por dos balas de alto calibre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario