Policiales

Investigan a rosarinos en el marco de disputas por drogas en Tucumán

Damián "El Macri" Bassi, hermano del "Pollo", cayó el sábado junto con un hijo y otro hombre de Tablada. Hubo 20 detenidos en dos docenas de allanamientos.

Lunes 19 de Febrero de 2018

"Yo soy de Los Monos", trató de zafar el hombre ante los policías que lo detuvieron en la ciudad de Aguilares, a 98 kilómetros de San Miguel de Tucumán. Damián Enrique "El Macri" Bassi cayó junto a un hijo con armas y droga para consumo personal en una vivienda conocida en la zona como "la casa de los rosarinos". Se trata de uno de los hermanos de Luis "Pollo" Bassi quien el año pasado fue absuelto como instigador del crimen Claudio "Pájaro Cantero.

Desde 2008 medios tucumanos comenzaron a dar cuenta de una serie de enfrentamientos entre dos pandillas en la pequeña ciudad de Aguilares: "Los Coreofos", barrabravas del Deportivo Aguilares, y "Los pibes de la villa", referentes de un asentamiento conocido como Villa Nueva.

Las disputas parecían circunscriptas a las tribunas del club, pero con el tiempo los hechos se agravaron hasta dejar, desde 2016, un saldo de ocho muertos. En medio de la preocupación y conmoción social, la venta de drogas ya emergía como la verdadera pelea de fondo en esa ciudad de unos 40 mil habitantes.

Es que, según fuentes policiales y judiciales, en Aguilares ya no sólo se vende consume droga a pequeña escala sino que se presume que es un lugar donde se "enfrían" (esconden) cargamentos procedentes de Bolivia, para luego distribuirlos en distintos puntos del país como Córdoba, Santiago del Estero o Santa Fe.

Allanamientos

En ese contexto de violencia creciente, la semana pasada fue atacado a balazos en Aguilares un joven identificado como G. que sigue internado en grave estado. A ello le siguieron amenazas de muerte de uno y otro lado por las redes sociales.

Con datos concretos, y a requerimiento del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Concepción de Tucumán y de la Fiscalía de Instrucción 4, al caer la tarde del sábado se practicaron 24 allanamientos en distintos domicilios de Aguilares —la mayoría en la Villa Nueva— que arrojaron más de 20 detenidos, con secuestro de armas y elementos de interés para la causa.

Los pesquisas tenía apuntado a un tal "rosarino Macri". Cuando los uniformados irrumpieron en la casa por denuncias de incidentes protagonizados por los moradores, Bassi atinó a decir: "Soy de Los Monos. Tuve una causa, pero zafé". Al menos en la segunda oración no mintió, ya que si bien estuvo detenido por el crimen de Aldo Acosta finalmente terminó desvinculado.

Más allá de su aliviada situación en Rosario, los investigadores tucumanos tienen serias sospechas de que "El Macri" se instaló en la zona para imponerse en negocios vinculados a la venta de droga y sus violentas consecuencias.

Bassi, de 35 años, estaba junto a su hijo de 19 años y Roberto O., de 37 y domicilio legal en barrio Tablada de Rosario. En su poder tenían un revolver calibre 38 especial Cobra sin numeración visible y con seis cartuchos con punta de plomo y encamisado de cobre; una caja de cartuchos Fiocchi calibre 38 especial con 35 proyectiles sin percutar; seis cartuchos calibre 38 y cuatro teléfonos celulares. Junto a otro joven de 20 años, los tres quedaron detenidos vinculados a una expediente transgredir la ley de Faltas comunal.

No se entiende por qué Bassi se identificó como miembro de la banda enfrentada a su familia. Creyó que eso lo pondría a resguardo, aunque a los pesquisas les sonó ilógico después de bucear en su historia. Lo cierto es que los uniformados olfatearon que estaban frente a una persona en conflicto con la ley. Y así lo certificaron al pedir su prontuario a la Justicia de Santa Fe.

"En la casa había marihuana para consumo personal, electrónicos y electrodomésticos de dudosa procedencia de los que no pudieron justificar su tenencia. Se cree que esta gente trata de imponer un modelo de búnker o kioscos de droga como lo hizo en Rosario", dijo a La Capital una fuente cercana a la pesquisa.

Conexiones

La droga en Aguilares parece avanzar a pasos agigantados, al punto que desde hace varios meses algunos actores sociales y políticos reclaman investigaciones sobre una presunta conexión Rosario-Colombia con triangulación en esa apacible localidad del sur tucumano.

En una publicación de mayo pasado el diario La Gaceta de Tucumán advertía sobre rosarinos involucrados en el narcomenudeo. La nota mencionaba un pedido de informes del Concejo a las autoridades de Seguridad de la provincia y las fuerzas federales para que investiguen la vinculación entre Rosario y Colombia.

En ese sentido, en los allanamientos de Aguilares también fue detenido otro hombre que en los partes oficiales figura como "rosarino". A esa persona se le incautaron varios rodados: un auto marca Fiat 500 negro, dominio MGL 672; una camioneta Toyota Hilux gris dominio IWV 961; un Volkswagen Vento negro dominio FNR 758. Hasta que se aclare su situación, quedó vinculado a una causa penal que se impulsa desde la Fiscalía de Instrucción Nº2 de Concepción de Tucumán.

Otro dato surgió como muestra de que los diagnósticos no parecen tan errados: la aprehensión, en una casa ubicada sobre Chubut y La Rioja de la Villa Nueva, de personas sólo identificadas como "Los Colombianos".

En la vivienda de una joven identificada como Lorena A., en Julio Argentino Roca y Laprida del barrio Independencia de la pequeña ciudad tucumana, se secuestró un revolver calibre 22 largo marca Jaguar y siete cartuchos sin percutar de igual calibre.

En ese contexto, aunque "El Macri" Bassi no tenga deudas con la Justicia santafesina, las autoridades de la provincia de Tucumán intentan dilucidar qué responsabilidad tiene en los hechos violentos que ganaron las calles de Aguilares. Y si existe esa mencionada conexión con Rosario y Colombia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario