Policiales

Imputado de matar a un chico, le dieron sólo diez días de prisión preventiva

Un joven de 20 años fue imputado ayer por el asesinato de un adolescente el 26 de julio pasado en la zona sudoeste.

Martes 09 de Octubre de 2018

Un joven de 20 años fue imputado ayer por el asesinato de un adolescente el 26 de julio pasado en la zona sudoeste. El sospechoso fue apresado el viernes pasado y ayer la Fiscalía pidió prisión preventiva por plazo de ley. Sin embargo, el juez Mariano Aliau atendió al planteo del defensor, para quien no hay pruebas suficientes que lleven a pensar que el joven, detenido después de una persecución policial, fuera el homicida. El magistrado resolvió que quedara detenido diez días y que en ese plazo la Fiscalía genere nueva prueba.

Matías Aguirre, de 16 años, fue asesinado a tiros en Piamonte al 2000. Manejaba una moto en la que iban también dos amigos —Mirko y Daniel— cuando dos jóvenes armados salieron de un pasillo y les efectuaron al menos seis disparos con armas 9 milímetros.

Matías recibió un tiro en la región lumbar. Sus amigos, uno de ellos con un balazo en el brazo, trataron en vano de sacarlo del lugar y entonces fueron por ayuda. Minutos después regresaron a la escena con la madre del herido y arrastraron a Matías hasta una de las casas del lugar mientras el chico se desangraba. Pidieron ayuda pero nadie les respondió y Matías murió en el lugar.

Según planteó ayer el fiscal Ademar Bianchini, en medio de la conmoción llegó al lugar el primo de una de las víctimas, que se cruzó con los agresores y éstos le dieron un par de culatazos en la cabeza. Este testigo dijo que uno de los atacantes había sido Martincito y así fueron por Martín A., el joven de 20 años que el viernes pasado fue detenido en Avellaneda y Circunvalación después de intentar huir de un patrullero.

Ayer Martín A. quedó imputado como coautor de "homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego" y autor de "portación de arma de fuego de guerra", y "daño doblemente agravado por ejecutar el hecho con el fin de impedir la libre ejecución de la autoridad contra un servicio público", por haber dañado el patrullero que pretendía darle alcance.

Aliau aceptó la imputación, pero no el pedido fiscal de prisión preventiva por plazo legal de dos años. El defensor Marcelo Argenti había planteado que los elementos de prueba para involucrar al muchacho en el crimen eran insuficientes.

En este marco, Allaiu dictó diez días de prisión preventiva y, en ese plazo, Bianchini deberá generar nueva prueba que el juez evaluará para decidir si extiende o no el plazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario