Policiales

Hallan a una mujer golpeada en su casa del centro e investigan posible crimen

Esther Stefanía Lapieri fue encontrada en su vivienda de Maipú 917. Allí vivía con su hijo, de 49 años, con quien tenía serios problemas y fue demorado.

Miércoles 27 de Junio de 2018

Una mujer de 76 años identificada como Esther Stefanía Lapieri fue hallada muerta en el comedor de su casa, en Maipú 917, a primeras horas de la tarde de ayer. Los datos oficiales indicaron que la mujer vivía allí junto a su hijo, Leonardo G., quien llamó a la policía para avisar que su madre estaba muerta y golpeada, hecho constatado luego por un médico privado. El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Florentino Malaponte, llegó al lugar y tras entrevistar al hijo de la víctima ordenó su arresto preventivo. Según trascendió, el muchacho padecería alteraciones mentales y al parecer el fiscal sospecha de que pudo haber participado en el hecho.

La información de Fiscalía sostiene que Esther Lapieri presentaba "signos de varios traumatismos graves en la cabeza y la cara producidos por golpes". Y remarca que en la escena del hecho se detuvo al hijo de la mujer, Leonardo G., de 49 años. El hombre "muestra signos de una deficiencia psiquiátrica y tenía las manos manchadas de sangre", dijeron los voceros, por lo que Fiscalía "ordenó una junta médica para realizar un informe sobre su condición psiquiátrica". Tras ello, y con el avance de la pesquisa, el fiscal determinará si es probable realizar una "audiencia imputativa, la que en principio se preve para el viernes".

"Dudosa"

La puerta de la casa de Maipú al 900 no estaba violentada, ni se veía desorden en la casa. Tampoco se observó el faltante de un poco de dinero que había en el lugar. Finalizado el trabajo del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI), el mismo fiscal calificó al hecho como "muerte dudosa" y ordenó que el cuerpo fuera trasladado al Instituto Médico Legal para la autopsia, además de que se realice "el relevamiento de rastros y pericias" y la búsqueda de registros de cámaras de videovigilancia de la zona.

El hecho causó conmoción en una cuadra comercial y con pocos vecinos como es Maipú entre Rioja y San Luis. Esther vivió allí con sus tres hijos y su marido Pedro por "al menos 40 años", como relató un vecino. Pedro era joyero y orfebre, un hombre muy conocido en la calle de las joyerías de Rosario. "Fue uno de los primeros en instalar su negocio sobre Maipú" recordaron. La casa comprende dos locales comerciales y una planta, "serán unos diez metros de frente por unos 30 o 40 de fondo", aseguró un conocido de la familia.

Malas relaciones

Hace diez meses Pedro murió. "Tenía cerca de 80 años y era muy querido. Cuando el partió, Esther se quedó con el hijo pero siempre tenían problemas con él. Es un hombre conflictivo y era adicto. Por lo que sabemos siempre trató mal a sus padres", recordó un vecino.

Por lo bajo una mujer de la cuadra comentó que "el muchacho le sacaba toda la plata de la pensión de ella y de su marido, y la pobre Esther vendía medallitas de oro para comer. Leo les pegaba y los empujaba a los dos para asustarlos y no estaba loco, era drogadicto. Todo esto me lo contó la misma Esther".A la mujer "se la veía sucia y descuidada por sus otros hijos. Uno habla por lo que vio y ella contaba. Decía siempre que el muchacho era ingobernable y que cuando murió Pedro la cosa se puso más difícil. Lo único que la ponía un poco feliz es que, con problemas y todo, Leo la acompañaba al médico. No sabemos si era un muchacho bueno o malo. Si estaba lúcido parecía normal, pero drogado era nervioso y se movía como si tuviera electricidad en el cuerpo", aseguran.

Por lo pronto y pese a las dudas del caso desde Fiscalía optaron por arrestar a Leonardo y plantear "en principio una audiencia imputativa para el viernes próximo".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario