Policiales

Hallan muerto a un joven con un golpe en la cabeza

Tenía 19 años y fue hallado sin vida la mañana de ayer en Lima y Ocampo, frente a villa Banana. No hay pistas sobre sus agresores

Domingo 23 de Junio de 2013

Un joven de 19 años fue hallado sin vida la mañana de ayer en las calles de ingreso al asentamiento conocido como villa Banana, en la zona oeste de la ciudad. Se trata de Matías Navarro, de19 años, quien según voceros de la Jefatura tenía un antecedente penal por tenencia de arma de fuego.

De acuerdo a fuentes policialee, el muchacho fue víctima de un fuerte golpe en la cabeza que le aplicaron con un objeto punzante, lo que podría ser una cuchilla de grandes dimensiones o un hierro con filo que le produjo una contusión que derivó en su muerte casi inmediata.

El cuerpo estaba en el ingreso norte de la villa, más precisamente en la intersección de las calles Lima y Ocampo, cerca del Distrito Municipal Zona Oeste y de donde funcionaría un quiosco de venta de estupefacientes, según explicaron los pesquisas.

Llamado de alerta. Los hechos se aceleraron cuando a primera hora de la mañana de ayer, alrededor de las 7.30, un llamado telefónico alertó al personal de la seccional 13ª sobre la presencia del cadáver. Y cuando los uniformados llegaron al emplazamiento más populoso del municipio encontraron el cuerpo sin vida de Navarro.

En los primeros pasos de la investigación en el lugar los pesquisas tomaron contacto con los vecinos, quienes dijeron no haber escuchado disturbios ni gritos en la noche. Asimismo, los habitantes del lugar manifestaron no reconocer a la víctima como vecino del barrio. Y aseguraron que Navarro no habría sido ultimado donde se encontró su cuerpo sino en cercanías de un quiosco de drogas que funciona en el barrio.

Esa versión no fue corroborada por las fuentes policiales, pero las voces del barrio insistieron sobre eso y presumen que Navarro fue arrastrado casi hasta las puertas de la villa por quienes lo habrían matado en otro lugar.

Adicto. Inmediatamente los investigadores del crimen intentaron dar con algún paradero conocido del muchacho y así lograron llegar a su casa paterna, en cercanías de Pasco y Carriego, a pocas cuadras de donde fue hallado el cadáver.

Allí su padre admitió que Matías tenía serios problemas de adicciones y que solía comprar estupefacientes para su uso personal en la zona, con lo que no se descartó que su muerte se haya debido a una pelea ocasionada en inmediaciones de donde fue encontrado.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario