Policiales

Hallan muerta a una mujer y sospechan que fue un crimen

A Verónica Lambruchi la buscaban desde el viernes. La hallaron ayer semidesnuda en un primer piso. Buscan a un hombre de Chabás.

Martes 14 de Agosto de 2018

Pasadas las 14 de ayer un grupo de gente se abrazaba desconsoladamente en la puerta de un edificio de San Martín y Ameghino. Los que pasaban por allí miraban con curiosidad pero no sabían que eran familiares de Verónica Lambruchi, una mujer hallada sin vida en el primer piso de un edificio de San Martín 4281. La mujer tenía sobre sí una denuncia por averiguación de paradero desde el sábado al mediodía, cuando su pareja acudió a la seccional 15ª y explicó que no había vuelto a su casa. La encontraron tirada en una cama y semidesnuda pero sin marcas de violencia lo que no permitía hablar con contundencia de un homicidio. Pero si la autopsia probara tal cosa, lo que el fiscal manejaba como una importante probabilidad, un hombre que mantenía con ella una relación sentimental sería el principal sospechoso.

Las primeras precisiones las destacó el fiscal de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte. "Se rompió la puerta en el marco de un allanamiento para encontrarla y la hallamos en un dormitorio. La conclusión sería prematura hasta que no se tenga el informe de autopsia, pero no hay señales de violencia a simple vista, ni golpes, ni sangre ni marcas", precisó. No obstante enseguida insinuó la variante del asesinato. "El cuerpo estaba tapado y sacamos la conclusión de que fue un tercero el que ocasionó la muerte y tapó el cuerpo. La puerta no estaba violentada", dijo.

Un homicidio

Detrás de estas declaraciones palpitó la hipótesis de un probable homicidio a partir de una relación afectiva que la víctima habría tenido con Miguel Santiago F, un hombre de 44 años oriundo de Chabás, con el que vieron a Lambruchi el viernes por la noche.

Miguel Santiago F. es un individuo que, según fuentes consultadas, padece de trastornos mentales, ya que sería esquizofrénico y bipolar. Según el fiscal la muerte dataría de entre 48 y 72 horas, lo que coincide con el día viernes, momento en que Lambruchi subió al auto de Miguel luego de cerrar su negocio.

La pareja de Lambruchi acudió la seccional 15ª el sábado por la mañana y denunció que ella no había vuelto al hogar, con lo que se puso un alerta para su búsqueda. El fiscal fue cauto al respecto y señaló que tanto la mujer como Miguel F. "eran de alguna manera inquilinos del departamento, ella vivía en otro lado y si bien no me voy a anticipar, evidentemente existía entre ellos una relación. Cotidianamente venían a este lugar y los vecinos los han visto juntos varias veces".

Miguel F. es divorciado. El lunes por la mañana una mujer allegada a Miguel se comunicó con la policía y denunció que él habría estado en Chabás el sábado pasadas las 2.30 y fue a la casa de su ex mujer. Lo hizo para avisarle que iba a abandonar Chabás. Una fuente de la investigación confirmó que el sospechoso le habría dicho a su ex que "había hecho algo en Rosario, pero que para ella era mejor no saberlo".

Aún estaba pendiente ubicar a Lambruchi, ya que su familia comenzó a buscarla en distintos lugares. "Una denuncia de una persona cercana sobre el posible paradero de la mujer nos llevó al allanamiento donde lamentablemente encontramos el cuerpo. Esto surgió de la denuncia de paradero de la señora Lambruchi y de un domicilio aportado por una persona que llamó a la policía", aseguró Malaponte. "Tengo entendido de que el prófugo tenía una denuncia por violencia de género realizada por su ex mujer", agregó.

Los viernes a la tarde

Según trascendió, la pareja iba al departamento los viernes por la tarde. "Es una situación muy delicada y preferimos no hacer ningún tipo de declaración", sostuvo uno de los familiares de Verónica.

La mujer que alertó sobre el posible homicidio, o al menos el dato de dónde podría estar Lambruchi, afirmó que Miguel F. tenía "una relación amorosa con una rosarina, Verónica Lambruchi, quien estaría casada".

Personal de la secciona 15ª allanó el departamento pasadas las 11 de ayer con una orden de la fiscalía de Flagrancia, ya que según la denuncia allí viviría Miguel F. En la habitación había un gran desorden pero ninguna escena que indicara una pelea previa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario