Policiales

García Belsunce: cómo es la celda en la que están presos los condenados

No llevaron un bolso de ropa al momento de la lectura de la pena convencidos de que no quedarían presos. Horacio García Belsunce, John Hurtig, Guillermo Bártoli, Sergio Binello y Juan Gauvry Gordon deberán esperar hasta el jueves para recibir las primeras visitas. Comparten la celda con 16 presos.

Lunes 07 de Noviembre de 2011

Mientras esperan que la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro resuelva si acepta o rechaza los recursos de hábeas corpus que presentarán sus abogados, los familiares de María Marta García Belsunce, condenados por encubrir el homicidio ocurrido en el country Carmel, de Pilar, pasaron ayer su segunda noche de detención en el mismo lugar que están presos un comisario inspector, acusado de colaborar con una banda de asaltantes; un abogado procesado por una serie de estafas con inmuebles, y dos integrantes de una banda de piratas del asfalto.

Horacio García Belsunce (h.), Juan Carlos Hurtig, Guillermo Bártoli, Sergio Binello y Juan Ramón Gauvry Gordon (los dos últimos, un vecino y el médico que revisó a la víctima) deberán esperar hasta el jueves para recibir las primeras visitas en la sede de la Dirección Departamental de Investigaciones de San Isidro.

Allí quedaron detenidos cuando el Tribunal Oral N° 1 de San Isidro los condenó a entre cinco y tres años de prisión de cumplimiento efectivo por considerar que concretaron una serie de maniobras para encubrir el asesinato de la ex vicepresidenta de Missing Children, ocurrido el 27 de octubre de 2002, en el country Carmel, de Pilar.

Pero la dependencia policial situada en Tomkinson y Segundo Fernández no será el lugar de alojamiento definitivo de los condenados.

Además de esperar que la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro resuelva los pedidos para que los excarcelen debido a que, según los defensores, no existe riesgo de que se fuguen hasta el momento en que se sepa si la condena queda firme, los cinco acusados deberán aguardar que se produzcan vacantes en alguna de las cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense donde cumplirán la sentencia.

El único contacto que tuvieron con sus familiares desde la tarde de anteayer cuando conocieron el fallo ocurrió en el momento en que descendieron del camión celular de la policía que los trasladó desde los tribunales de San Isidro hasta la sede de la Dirección de Investigaciones local.

En el contacto que tuvieron, lo único que pudieron hacer los familiares fue entregarles bolsos con ropa y enceres a los cinco acusados. No los habían llevado al juicio, tal vez, convencidos de que no quedarían presos.

El próximo jueves las visitas estarán permitidas durante toda la jornada, pero no existirá contacto entre los presos y sus familiares. Hay una sala con paneles de acrílico y teléfonos para que los detenidos conversen con sus visitantes.

Los tres familiares de María Marta, el vecino de country Carmel y el médico que fueron condenados por el encubrir el homicidio comparten en estos momentos el lugar de detención con otros 16 presos.

Entre ellos, figura el comisario inspector Raúl Papa, quien mientras estaba al frente de la Distrital de San Isidro fue detenido, acusado de encubrir a una banda que intentó secuestrar a un empresario dueño de una cadena de bingos.

La dependencia policial tiene tres pabellones en los que se instalaron cuatro calabozos. Cada celda cuenta con dos cuchetas. Los condenados por el caso García Belsunce fueron alojados en un pabellón junto con un abogado que fue detenido en septiembre pasado, acusado de falsificar escrituras para quedarse con inmuebles en San Isidro.

Los seis detenidos de ese pabellón comparten un baño y una pequeña cocina. Allí se pueden servir la comida que les entregan los policías o cuentan con la posibilidad de prepararse sus propios alimentos.

Además del comisario inspector Papa, en los otros pabellones fueron alojados otros detenidos, acusados en causas por homicidios y por integrar bandas de piratas del asfalto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario