POLICIALES

Ex pareja de "Guille" Cantero fue acusada de atacar a balazos una casa en barrio Plata

La mujer de 33 años quedó en prisión preventiva. Una crónica de la violenta lucha entre víctimas del sistema en los barrios periféricos

Sábado 31 de Julio de 2021

Vanesa tiene 3 hijos de menos de 10 años y vive en una casa de Francia al 5300 “floja de papeles”. Tras una amenaza previa, la madrugada del 30 de junio pasado el frente de su vivienda fue blanco de un ataque a balazos. La mujer denunció el hecho en un Centro Territorial de Denuncias y por miedo se fue de Rosario a una localidad vecina. La investigación continuó y el jueves una vecina de 33 años fue detenida. En su casa de barrio Plata encontraron, además de celulares y droga, un aro de oro con el rostro del fallecido Claudio “Pájaro” Cantero. Desesperada por las circunstancias, la víctima intentó dar marcha atrás. Quiso retirar la denuncia horas antes de que Silvana D., una mujer de 33 años presentada por los investigadoras como ex pareja de Ariel Máximo “Guille” Cantero, fuera acusada este sábado por los delitos de amenazas coactivas por el uso de arma de fuego y por el propósito de que abandone el lugar de residencia habitual. Muy a su pesar no pudo retirar la denuncia y Silvana Maricel D. fue imputada por la balacera. El juez de primera instancia Gonzalo López Quintana le dictó prisión preventiva con vencimiento el próximo 31 de agosto a las 12 horas, sin por el momento atender el pedido de la domiciliaria realizado por la defensa.

La historia de Vanesa pone en agenda una problemática que sólo es atacada desde la Justicia: vecinos que quedan a expensas de bandas criminales ante la necesidad de conseguir un lugar para vivir con sus familias. Viviendas “flojas de papeles” por la muerte de sus dueños o porque en la lógica del desamparo han pasado por varias manos en el contexto del comprar residencias en terrenos fiscales, sin papeles y con una propuesta de venta reflejada en un boleto de compra y venta realizado a mano alzada y a los apurones. Un circuito que suele completarse con plomo y amenazas. Teléfono para la política que en campaña desembarcara en los barrios periféricos de la ciudad donde los vecinos sueñan con poder vivir en paz bajo un techo que los cobije.

>>Leer más: Caen con armas y drogas dos hermanas ligadas a la banda de Los Monos

Las protagonistas de esta historia residen en barrio Plata, a unas diez o doce cuadras de distancia. Una de las mujeres es vecina de la distribuidora de Oscar "Manco" García, un hombre condenado por asociación ilícita dedicada a usurpaciones, amenazas y comercio de drogas que se transformó en una marca de agua de una zona del barrio. La casa en cuestión está ubicada en Francia al 5300. Allí Vanesa reside con sus tres hijos menores de 10 años desde hace cuatro años. La mujer admitió que tras la muerte de la pareja de ancianos que residían en el lugar se instaló y siguió pagando los impuestos con la esperanza de quedarse de la casa. La mujer soportó, según su relato, una serie de aprietes verbales por parte de un hombre que dijo ser sobrino de la pareja de ancianos fallecida y por un vecino que cuidó a los adultos mayores y que por eso entiende que tiene derecho sobre la vivienda.

Amenazas y balaceras

Sobre el mediodía del martes 15 de junio al celular de Vanesa llegó un mensaje desde un teléfono que no llegó a identificar: “Vanesa, somos amigos del Guille Cantero. Te doy 24 horas para que dejes la casa, sino te mandamos balas. Esa casa no es tuya. Vos sabes como es”. La vecina fue a un Centro Territorial de Denuncia y dejó constancia de lo sucedido. La madrugada del 30 de junio a las 2 de la mañana, cinco detonaciones sobresaltaron a la mujer, quien dormía junto a su pareja y su bebé de 2 años en la vivienda de calle Francia. “Má, escuchaste los tiros”, le dijo angustiado su hijo de 10 años. Cuando salieron a la vereda comprobaron que el frente, la puerta y el portón del garaje habían recibido impactos de 9 milímetros. Vanesa realizó una segunda denuncia. La causa comenzó a ser investigada por el fiscal Federico Rébola, quien junto a Valeria Haurigot y Pablo Socca integran la Unidad que investiga balaceras amenazantes en la ciudad.

image (47).jpg
A la mujer atacada le secuestraron un aro con el rostro de Claudio

A la mujer atacada le secuestraron un aro con el rostro de Claudio "Pájaro" Cantero.

Así comenzó una investigación típica del contexto de ataques a balazos amenazantes para que una familia abandone la casa en la que reside. En la audiencia en la que este sábado Silvana D. fue imputada por la fiscal Haurigot, se conoció que efectivos de la Agencia de Investigaciones (AIC) dieron con un testigo que vieron como la madrugada en cuestión frente a la casa de calle Francia se detuvo una moto tipo enduro color blanca conducida por un hombre. Una mujer, que iba de acompañante, bajó de la moto y disparó contra la fachada.

La mujer fue identificada como “Silvi”. Con ese dato la AIC caminó el barrio y logró identificar que “Silvi” era Silvina D., quien reside en Pasaje 2026 (también llamado Teresa Monzón) al 5300. Pero mientras tanto las amenazas continuaron. Desde un perfil de Facebook de un allegado a “Silvi” a un pariente de Vanesa le postearon: “Decile a tu hermana que se vaya de la casa porque sino va a correr sangre”. En el barrio el corrillo era que la investigada tenía en vista amenazar, ¿para usurpar?, dos casas más: una en Francia y Las Flores y otra en Aurora y Suipacha.

>>Leer más: Hay menos balaceras, pero una fiscal dice que es "demasiado pronto para ser optimistas"

El jueves Silvina D. fue detenida y su casa y la de algunos allegados fueron allanadas. Donde vivía la mujer secuestraron once celulares y 15 ladrillos de marihuana compactada, por lo cual también quedó a disposición de la Justicia Federal en turno. A primera hora de este sábado la mujer fue imputada. Pero 12 horas antes sucedió algo tan imprevisto como previsible. Vanesa se presentó en le Centro de Justicia Penal y ante un empleado de la Unidad Fiscal de Autores No Identificados (NN) intentó retirar la denuncia. No pudo. Silvina D. fue acusada por los delitos de amenazas coactivas por el uso de arma de fuego y por el propósito de que abandone el lugar de residencia habitual como autora de la agresión sobre la vivienda de calle Francia.

Silvina D. desconoció la acusación. Dijo que trabaja en su casa y cuida de su hijo de dos años que padece la enfermedad espasmo del sollozo. Y que padece depresión. Sobre el aro con el rostro del “Pájaro” explicó que era un regalo que un familiar le regaló a su hija y que no tiene vínculos con la familia Cantero. Que una vez que se separó de “Guille” no tuvo más contacto con ese clan y que inclusive realizó contra su ex pareja una denuncia por violencia doméstica. Ante el pedido de la fiscal Haurigot de prisión preventiva, la defensa solicitó el beneficio de la prisión domiciliaria con tobillera electrónica, ofreció una fianza de 50 mil pesos y resaltó la enfermedad del hijo.

El juez de primera instancia Gonzalo López Quintana le dictó prisión preventiva con vencimiento el próximo 31 de agosto a las 12 horas, sin por el momento atender el pedido de la domiciliaria. El juez ordenó la realización de un informe ambiental en la vivienda de Silvina D. y requirió a la secretaria de vigilancia electrónica para que informe si dispone de aparatos de monitoreo para una eventual colocación en la casa de la imputada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario