Policiales

Estaba internado y quedó preso por dos crímenes y dos intentos de homicidio

En el sur de la ciudad lo conocen como Pocha, tiene 19 años y es parte de una de las bandas que asuelan la zona del Parque del Mercado.

Sábado 18 de Febrero de 2017

El apodo de "Pocha" se había transformado en un lugar común a la hora charlar con los vecinos de los monoblocks del Parque del Mercado, en la zona sur de la ciudad, sobre la violencia callejera que los salpica. Ahora pueden estar un poco más tranquilos. Ese muchacho fue hallado la tarde del jueves por agentes de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde fue internado después de recibir un balazo. Los policías llegaron hasta allí alertados por "una información de calle" y lo detuvieron. Pocha era buscado por los homicidios de Marcelo Orlando "Gordo" Ponce y de Walter Raúl Mena, ocurridos en octubre del año pasado. Además le achacan dos tentativas de homicidio, una de ellas la de un quiosquero en Sánchez de Thompson 55 bis ocurrida el pasado 4 de febrero (ver aparte).

   Pocha tiene 19 años y reside sobre avenida Uriburu, en los confines de Tablada y La Bajada, un territorio vinculado a Ariel Sebastián "Teletubi" Acosta y a la banda de Los Funes, todos ellos vinculados a René Ungaro, condenado por ser uno de los autores materiales del asesinato de Roberto "Pimpi" Caminos. Los vecinos cuentan que este grupo está enfrentado con Alexis, hijo de Pimpi y heredero territorial del barrio Municipal, y a Rubén "Tubi" Segovia. Como mando intermedio, Pocha había esquivado hasta aquí quedar tras las rejas como ya les ocurrió a todos los demás nombrados.

Disputas territoriales

   En el conflicto que mantienen los bandos se entremezclan odios viscerales, broncas barriales e intereses territoriales. De acuerdo a quien relate la historia se mezclan la rivalidad entre los Ungaro y los Caminos, y el odio de los Funes hacia el heredero de Pimpi tras el asesinato de Mariela Miranda (madre de los hermanos Funes) en marzo pasado. Pero los que conocen el barrio aseguran que el telón de fondo del conflicto, que también incluye una parte de la barra brava de Newell's, está ligado a la narcocriminalidad.

   El jueves a las 2 de la mañana Pocha ingresó malherido a la guardia del hospital Eva Perón. Se identificó como Iván S. y dijo tener 22 años. Relató que mientras estaba con su novia en Pastor Musto y Maestro Mazza, cerca del playón de Costa Alta, fue baleado para robarle las zapatillas. Lo llevaron al quirófano y tras ser operado quedó internado.

   "Pasado el mediodía llegó una información de calle que alertaba que Pocha estaba internado en alguno hospital de la zona. Entonces, contra reloj, seis brigadas de Homicidios de la PDI al mando del comisario Diego Sánchez se repartieron la recorrida por todos los hospitales. Y en el Eva Perón lo encontramos", confió una fuente ligada a la investigación en manos de los fiscales Marisol Fabbro, Florentino Malaponte, Luis Schiappa Pietra y Rafael Coria.

   Así se supo que Iván S. era en realidad Brian Ismael "Pocha" S. "Dio el número de DNI de su hermano pero al identificarlo se le leyeron las cuatro capturas que tenía".

Los hechos

La primera es el crimen de Walter Mena, asesinado a balazos desde un Ford Focus blanco en la esquina de Montevideo y Mitre a poco de salir de un boliche. La familia de la víctima contó que previo al homicidio habían recibido amenazas y agresiones "porque Walter no quería vender droga para ellos". Y señaló a la banda de Teletubi Acosta, con la que Pocha tiene afinidad. En la muerte de Mena también fue señalado Tubi Segovia, rival de Teletubi, los Funes y Ungaro.

   Luego a Pocha le dijeron que era buscado por el asesinato de Marcelo "Gordo" Ponce, un mecánico de 34 años que figuraba en una lista de 80 barras de Newell's que no podían ingresar al estadio del parque. Ponce recibió un balazo en la cabeza la madrugada del domingo 30 de octubre en Grandoli y Sánchez de Thompson. Fue llevado al Heca donde murió pocas horas después. Su familia indicó que fue asesinado cuando iba a un quiosco a comprar bebibas y en el barrio vincularon ese crimen con la narcocriminalidad y la interna de la barra de Newell's. Ambos homicidios son investigados por la fiscal Marisol Fabbro.

   Pocha también escuchó que le achacan haber atacado a balazos a Nahuel S., el 24 de septiembre de 2016 en inmediaciones de Sánchez de Thompson y Grandoli, una causa que investiga el fiscal Malaponte. Y además le informaron que era buscado por el ataque a tiros contra Sergio Domingo C., de 53 años, el 5 de febrero en Sánchez de Thompson 55 bis, expediente que lleva el fiscal Schiappa Pietra.

   "Este pibe era muy escurridizo. Todo el mundo lo quería manotear y siempre escapaba. Lo buscaba Gendarmería, la Policía Aeroportuaria y la PDI. Hace un par de semanas se hizo un operativo en los monoblocks y no se lo pudo agarrar. Y ahora lo enganchamos herido en el hospital", explicó una fuente. "Lo que está pasando con estos pibes es que se estiraron tanto en el territorio que no lo pueden controlar", explicó un conocedor de esa parte del sur rosarino. "Con la caída de Alexis, Tubi, Teletubi y Pocha el barrio está un poco más tranquilo", agregó una vecina.

Quiosquero víctima de los aprietes y los balazos

En el expediente que tramita el fiscal Luis Schiappa Pietra sobre los ataque a balazos que sufrió el 16 de diciembre el quiosquero Sergio C. en Sánchez de Thompson entre Grandoli y Lorenzini, puede observarse la afinidad o amistad que tienen Ariel Sebastián "Teletubi" Acosta y Brian Ismael "Pocha" S. La hipótesis de los investigadores es que la banda de Teletubi presionaba al comerciante para que pagara una mensualidad por protección. Y como el quiosquero se negó recibió tres balazos por la espalda. Mientras el hombre se reponía de las heridas, el 4 de febrero a las 6 de la mañana Teletubi fue atacado con balazos calibre 22 a metros del quiosco de Sergio C.

   Veinte minutos después de ese hecho, con identidad falsa, Teletubi ingresó al Heca con heridas en el pecho y la espalda. Quedó internado y detenido porque sobre él pesaba una orden de captura. Pocas horas más tarde el quiosquero fue baleado nuevamente y por eso será imputado "Pocha".

   En tanto, el 8 de febrero Teletubi fue acusado en su cama del hospital por el fiscal Schiappa Pietra, quien le imputó haber sido quien baleó al quiosquero el 16 de diciembre. La acusación fue por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. En ese marco el juez de Garantías Gonzalo López Quintana le dictó a Teletubi la prisión preventiva por el plazo de ley, es decir un mínimo de 60 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario