Policiales

En un pasillo del boliche Ming encontraron sangre de Carlos Orellano, el muchacho hallado sin vida en el río

El padre reconoció el cuerpo de su hijo, quien estaba desaparecido desde el lunes, cuando fue a bailar a La Fluvial. Investigarán las cámaras del boliche y de la zona.

Miércoles 26 de Febrero de 2020

El cuerpo hallado flotando esta tarde en el río Paraná, a la altura de La Fluvial, es de Carlos Orellano, el joven que estaba desaparecido desde el lunes tras asistir a un boliche. Así lo confirmó está tarde su padre, Edgardo, quien realizó el reconocimiento junto a los fiscales de Homicidios Dolosos Patricio Saldutti y Adrián Spelta, y de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias.

El cuerpo había sido hallado esta tarde a escasos metros de la zona cercana donde había sido visto por última vez. "Es mi hijo y me lo arrebataron por una pulsera", lamentó su padre tras reconocer el cuerpo.

El cadáver fue señalado por los perros de la sección canina de la Policía, y luego fue retirado por personal de Prefectura Naval y preservado para aplicar el protocolo de Minnesota en las pericias.

2020-02-26 orellano 02 75395866.jpg

Así lo confirmó el fiscal Saldutti, quien destacó que además de Prefectura actúa en el caso el Organismo de Investigaciones, la division de Asuntos Internos y la Policía Federal.

El fiscal indicó que se descartó "la existencia de rastros en el interior del boliche" y que ayer "se relevaron rastros de sangre en el pasillo y hoy se encontraron presuntos rastros de sangre del lado del río, atrás del boliche".

"Había doce efectivos de seguridad privada más dos policías de la provincia como adicional", precisó, y señaló que se incautaron "todos los teléfonos celulares y el del dueño del boliche, y todo el material informático del boliche. También se están pidiendo las cámaras públicas y privadas que hay en la zona".

Destacó que los videos y las computadoras servirán para comprobar "si las cámaras andaban, no andaban o fueron apagadas".

"La gente de seguridad no reconoció ningún problema que haya sucedido esa noche dentro del boliche", apuntó, y dijo que la causa de muerte se conocerá después de la autopsia.

Carlos Orellano, de 23 años, fue visto por última vez el lunes por la mañana tras un incidente en el interior del boliche y que habría continuado afuera. Por eso, el fiscal de Violencia Institucional Gonzalo Fernández Bussy trabaja en la demora en las actuaciones policiales tras la desaparición del joven a la salida del lugar donde fue visto por última vez.

El cuerpo será enviado al Instituto Médico Legal (IML) para llevar adelante la correspondiente autopsia, la que determinará la identidad, las causas del fallecimiento, es decir, si ostenta lesiones externas previas a caer a las aguas del río.

El abogado de la familia, Salvador Vera, había denunciado este mediodía "graves irregularidades" en la investigación por la desaparición del joven y apuntó a personal de seguridad privada del boliche y a policías adicionales que se encontraban trabajando en ese momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario