Policiales

El quinto sospechoso detenido por un crimen podría ser inimputable

Un hombre fue detenido el viernes por su presunta vinculación con el crimen de Carlos Fabián Cabrera, un hombre de 30 años asesinado dos semanas atrás cuando participaba de una celebración familiar en una casa de Arroyo Seco, hecho por el cual hay cuatro jóvenes detenidos e imputados. Fuentes judiciales lo identificaron como Josué C. e indicaron que ayer a la mañana estaba previsto que fuera imputado como coautor del hecho.

Domingo 22 de Octubre de 2017

Un hombre fue detenido el viernes por su presunta vinculación con el crimen de Carlos Fabián Cabrera, un hombre de 30 años asesinado dos semanas atrás cuando participaba de una celebración familiar en una casa de Arroyo Seco, hecho por el cual hay cuatro jóvenes detenidos e imputados. Fuentes judiciales lo identificaron como Josué C. e indicaron que ayer a la mañana estaba previsto que fuera imputado como coautor del hecho.

Sin embargo, antes de comenzar la audiencia la defensa planteó que el sospechoso tenía problemas psiquiátricos que podrían impedirle comprender los términos y alcances de la imputación que se le iba a formular. En ese marco, el juez Luis María Caterina ordenó que fuera internado en un instituto psiquiátrico donde le realicen exámenes que puedan determinar si es imputable.

Violenta irrupción

Cabrera fue asesinado el sábado 7 de octubre, alrededor de las 19.30, cuando un grupo de entre cinco y siete personas irrumpió violentamente a los tiros en una casa de Independencia al 1600 de Arroyo Seco. La balacera alcanzó a Cabrera, quien al parecer no era el blanco de los agresores, y un joven de 26 años que estaban participando de una celebración familiar.

Horas más tarde fueron detenidos cuatro jóvenes como sospechosos de haber perpetrado el homicidio y que, según fuentes allegadas a la pesquisa, integrarían una gavilla conocida como "Los Picudos". Identificados como Emiliano Z., de 20 años; Ezequiel Z., de 27; Marcelo B., de 23, y Alejandro M., de 20, los cuatro fueron imputados dos días después por el fiscal Pablo Pinto, quien les atribuyó el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de coautores. En esa audiencia, el juez Juan Andrés Donnola les dictó prisión preventiva por el plazo de ley.

Sin embargo, la investigación del crimen continuó y en ese marco personal de la comisaría 27ª de Arroyo Seco allanó el viernes una vivienda de Independencia al 1400 en busca de un quinto sospechoso. Allí fue apresado Josué C., quien fue trasladado ayer a la mañana a Rosario para ser imputado en Tribunales.

Sin embargo, apuntaron voceros judiciales, antes de comenzar la audiencia la defensa planteó que el detenido tenía problemas psiquiátricos que le impedirían comprender lo que estaba pasando. Ante esa situación, el fiscal Pinto pidió que fuera internado hasta que una junta médica evaluara su condición.

El juez Caterina estuvo de acuerdo y ordenó que Josué fuera internado en la Colonia de Oliveros o en el Hospital Agudo Avila hasta que se determinara si es imputable o no.

La defensa planteó las limitaciones del acusado y el fiscal requirió que sea evaluado por una junta médica

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario