Policiales

Dos detenidos y un prófugo por el asesinato de un joven en Zeballos al 2100

De acuerdo al relato de dos testigos, la policía logró dar con una mujer y un hombre, mientras que un joven de 21 años, que está identificado, es intensamente buscado.

Viernes 29 de Junio de 2018

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y de Gendarmería Nacional detuvieron hoy a un hombre y una mujer, sindicados como cómplices de un crimen cometido esta mañana en Zeballos al 2100, mientras que un joven de 21 años, que sería el autor material del crimen, está prófugo -es hermano del hombre detenido- y es intensamente buscado por la policía.
Se trata de Micaela Mercedes O. de 21 años, y Alberto Jesús G., de 33 años, quienes fueron detenidos en la zona de Chacabuco al 4200 -en un pasillo- tras un allanamiento ordenado por la fiscal de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, y llevado adelante por personal policial y de Gendarmería, quienes además, de detener a los implicados, secuestraron una serie de elementos que pertenecieron a la víctima y habían sido sustraídos del departamento del joven y fueron reconocidos por los familiares directos de Ibáñez.
A eso se suma, que la mayoría de las cosas tenían rastros de sangre, por lo que fueron convocados peritos de gabinete científico para el secuestro de los mismos.
Los detenidos fueron trasladados a la sede de la PDI y serán imputados por el delito de encubrimiento de homicidio agravado, en tanto Lucas Ezequiel O. de 21 años, está prófugo y de acuerdo al relato de algunos vecinos del domicilio allanado, cada tanto aparece por el domicilio de su hermano al que utiliza como "aguantadero".
Tras conocerse el crimen del joven Juan Cruz Ibáñez, de 23 años, personal de la División Homicidios de la policía habló con un testigo presencial del hecho -de identidad reservada-, quien manifestó que la víctima fue abordada en la vía pública por dos personas jóvenes a bordo de una moto, quienes lo ingresaron por la fuerza a su departamento.
Posteriormente, las autoridades tomaron conocimiento de la comunicación telefónica por parte de un taxista, quien manifestó que en horas de la madrugada desde el edificio donde se produjo el crimen trasladó a un joven que vestía una campera roja con tiras blancas y aportó los datos de hasta donde fue llevado.
Posteriormente, personal policial constata el domicilio en cuestión, dado que se halla en un pasillo donde se encuentran emplazadas tres viviendas, y una vez notificada la fiscalía ordena el allanamiento del domicilio, que se efectuó entre esta tarde y las primeras horas de la noche, donde hallaron pertenencias de las víctimas, que habían sido sustraídos del departamento de la víctima y que fueron reconocidos por familiares directos del joven y que además varias presentaban rastros de sangre, las que ahora serán analizadas por los peritos para determinar si pertenecían a la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});