Policiales

Detienen a un menor por un crimen en barrio Godoy

El homicidio ocurrió a las 17.45 y los primeros testigos que declararon lo hicieron pasadas las 20.

Domingo 18 de Marzo de 2018

La tarde del viernes, en Rueda al 6300, una bala perforó la espalda de Marcelo Mario Lagos, de 18 años, poniendo fin a su corta vida. Según las primeras versiones, el chico se movilizaba junto a un amigo en una moto de 110 centímetros cúbicos y se detuvo a mitad de cuadra; discutió con otro joven y varios testigos vieron como el último sacó de su cintura una pistola calibre 9 milímetros y le disparó a Lagos.

   El homicidio ocurrió a las 17.45 y los primeros testigos que declararon lo hicieron pasadas las 20. Con esos datos, efectivos de la División Homicidios de la Policía de Investigaciones al mando del comisario Diego Sánchez se dirigieron a una vivienda de Pasaje 1333 al 2700, en la zona oeste, y lograron arrestar a Mauro Joel L., un menor de 16 años señalado por los vecinos como el autor del homicidio. El destino del menor fue consultado con el Juzgado de Menores 2, a cargo de Gabriela Sansó, y luego trasladado al Instituto de Rehabilitación Rosario (Irar).

   Cuando los efectivos llegaron a esa vivienda se entrevistaron con Zulma S., la mujer admitió que dentro de la casa se encontraba su nieto, Mauro Joel L., y que un rato antes de que llegaran el chico había ingresado corriendo y se escondió en una de las habitaciones. Los efectivos accedieron a la casa previa autorización de la mujer y detuvieron al joven. En la seccional 19ª, al requisarlo, le hallaron en un bolsillo del pantalón una vaina servida calibre 32.

En el barrio

Los vecinos del lugar donde mataron a Lagos se quejaron de que la ambulancia que debía ir en socorro del chico "tardó más de una hora" y las opiniones en cuanto al menos fueron contradictorias. Para algunos "era un buen chico, todos lo querían, no tenía ni siquiera un tatuaje, un pibito limpio", dijo Hugo. Para otros "el chico era una persona conflictiva y cometía robos en la zona, incluso otra vez le habían disparado".

   En tanto, la identidad de quien disparó era un secreto a gritos en el barrio: "el que lo mató, según cuentan, es otro pibe que no tiene más de 16 o 17 años y ya está identificado. La verdad es una locura que alguien salga a matar a esa edad. Acá en el barrio hay mucha gente que anda armada, no se puede estar así", contaron los mismos vecinos el viernes por la tarde, unas horas antes de que el menor fuera detenido.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario