Policiales

Cuatro detenidas rompen la malla de una ventana y huyen de la cárcel

Cuatro jóvenes detenidas se fugaron ayer a la mañana de la cárcel de mujeres ubicada en la planta alta de la comisaría 8ª, en cercanías del shopping Alto Rosario. Las fugitivas tienen entre 19 y 21 años.

Miércoles 19 de Mayo de 2010

Cuatro jóvenes detenidas se fugaron ayer a la mañana de la cárcel de mujeres ubicada en la planta alta de la comisaría 8ª, en cercanías del shopping Alto Rosario. Las fugitivas tienen entre 19 y 21 años, estaban a la espera de juicio por delitos contra la propiedad y escaparon rompiendo un caño de una ventana.

A raíz de la huida, las autoridades del Ministerio de Seguridad anunciaron que cuatro agentes penitenciarios de esa unidad fueron pasados a disponibilidad hasta que se aclare su responsabilidad en el hecho, aunque en forma preliminar se presume que actuaron con negligencia. Hasta anoche, las internas no habían sido localizadas por la policía.

Cerca de las 7 de ayer, Paola Lorena Leiva, de 21 años; Rocío Daniela Tejeira, de 19, Rosana Maricel Maidana, de 21, y Romina Paola Arduvino, de 19 años, se esfumaron del presidio situado en la seccional 8ª, en Ingeniero Thedy 375 bis, en el barrio Refinería.

La cárcel tiene dos plantas. Las reclusas estaban alojadas en una habitación de la planta baja, donde compartían los calabozos con otras 24 detenidas. En un pabellón de la planta alta conviven otras 24 reclusas.

Al parecer, las chicas no debieron esforzarse demasiado para concretar su propósito. "Rompieron un caño de una ventana y una mocheta de malla que está adherida a una pared como una medida de seguridad", sostuvo Mariano Bufarini, director del SP.

Enseguida las jóvenes alcanzaron un terreno que las detenidas utilizan habitualmente como espacio de recreación: una improvisada canchita. Después, escalaron una pared lindante con la calle y desaparecieron, al parecer, por la avenida Cándido Carballo. Poco después, las guardiacárceles de la Unidad Penal Nº5 advirtieron el escape, pero las detenidas ya estaban lejos de la cárcel.

—¿Por qué no se escaparon más internas?

—Tal vez porque la fuga fue descubierta enseguida

El director del SP explicó a LaCapital que Tejeira y Maidana habían llegado el año pasado al penal mientras que las otras dos internas habían ingresado este año al presidio. Leiva, Tejeira y Maidana está imputadas de tentativa de robo mientras que Arduvino está acusada de robo. A su vez, las cuatro reclusas ya fueron procesadas por los jueces de instrucción a cargo de las causas en las que están involucradas.

El funcionario provincial sostuvo que en el presidio existen los conflictos "normales" de convivencia entre personas privadas de la libertad. A su vez, el escape de las cuatro reclusas motivó que la Dirección de Asuntos Internos Penitenciarios —depende de la Secretaría de Control de Seguridad— dispusiera que se iniciara un sumario administrativo para determinar la responsabilidad de los agentes encargados de la custodia de las mujeres detenidas.

En rigor, tres agentes penitenciarias mujeres y un empleado del SP fueron pasados a disponibilidad para establecer su vinculación con la fuga. "Es una medida cautelar de rutina ante la posibilidad de que los efectivos hayan actuado con negligencia", explicó Bufarini a este diario. A su vez, la investigación del caso quedó en manos de la jueza correccional Nº1 Georgina Depetris.

En tanto, desde el Ministerio de Seguridad se señaló que se solicitó a la jueza de Instrucción interviniente el pedido de captura de las cuatro reclusas y se encomendó a las autoridades de la Unidad Regional II la búsqueda de las fugitivas, pero hasta anoche no habían sido localizadas por la policía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS