Banda Los Monos

Conflicto de poderes por el traslado de gente de Los Monos a un pabellón común

El Servicio Penitenciario se niega a sacar de las celdas de aislamiento a "Guille" Cantero, "Ema" Chamorro y "Monchi" Machuca, tal cual lo dictaminó un juez.

Sábado 14 de Octubre de 2017

Un verdadero conflicto de poderes parece haberse planteado en la provincia después que el Servicio Penitenciario (SP) manifestara "un fuerte rechazo" a la decisión del Poder Judicial de trasladar a tres integrantes de la banda de Los Monos de las celdas de aislamiento en la que están alojados en la cárcel de Piñero a un pabellón común en el que puedan gozar de todos los derechos que el resto de la población carcelaria recibe. En ese marco la defensa de los detenidos, a cargo de Carlos Edwards y Fausto Yrure, sostuvo que "esto es algo nunca visto ya que se da un verdadero acto de desobediencia por parte del Poder Ejecutivo a través del titular del SP al no cumplir tres decisiones judiciales favorables a nuestros clientes".

   El pasado 28 de septiembre el camarista penal Daniel Acosta hizo lugar a un hábeas corpus presentado por la defensa de Ariel Máximo "Guille" Cantero, Jorge Emanuel "Ema" Chamorro y Ramón Ezequiel "Monchi" Machuca por el cual los mismos tenían que ser trasladados del sector de aislamiento en el que se encontraban en Coronda a un pabellón común. La medida se dio después de que el trámite hubiera sido rechazado parcialmente en primera instancia por el juez de Sentencia Julio Kesuani por "cuestiones de seguridad", aunque entonces el magistrado recomendó al SP que "amplíe los horarios de actividad física de los internos y que intente integrarlos en actividades educativas o laborales con otros reclusos", tal como ellos lo pedían.

   Las defensas apelaron el dictamen de Kesuani y le plantearon al juez Acosta que la decisión no respetaba el mismo criterio de su par de Cámara Carlos Carbone, quien en julio de 2016 concedió un hábeas corpus en favor de Ramón "Monchi" Machuca. Entonces "Guille" dijo que había estado dos años en un pabellón normal y nunca tuvo problemas, mientras Chamorro contó que no accede a cuidados de salud por encontrarse bajo aislamiento.

Poner celo en la custodia

Ante ello Acosta hizo lugar al recurso y sostuvo que los detenidos "no necesitan resguardo y quieren estar en un pabellón" común, lo que debe garantizarse "poniendo el celo en evitar su fuga". Asimismo, dijo que Cantero y Chamorro deben "gozar de los mismos derechos que los demás internos", sin perjuicio de que el SP "se encargue de la seguridad".

   No obstante el dictamen, dijo ayer Edwards, "la medida seguía sin cumplirse por lo que pedimos que se sancione al titular del SP, Pablo Cococcioni, por no acatar las órdenes jurídicas". En ese interín, el 29 de septiembre Cantero, Chamorro y Machuca fueron derivados de la cárcel de Coronda a Piñero donde las condiciones no mejoraron.

   Eso hizo que los defensores volvieran a quejarse ante la Justicia y el 9 de octubre Kesuani emitió una nueva orden de traslado que no se cumplió.

   Así se llegó a la audiencia del pasado miércoles ante el juez Kesuani y con la presencia de Cococcioni y Lucía Masneri en representación del Ministerio de Seguridad, cuando los abogados Edwards e Yrure volvieron a plantear la necesidad de que se cumplan las órdenes establecidas por la Justicia.

   Así las cosas, el magistrado labró un acta en la que sostiene que "le asiste razón a la defensa" en cuanto "no se encontraría satisfecha su demanda en los actuales lugares de detención" atento a la presencia de "tres personas en un lugar particular y sin contacto con los demás internos".

Cambios sin cambios

Por ello decide "revocar la decisión apelada" y ordenar que cese "el aislamiento de los detenidos que deben gozar de los mismos derechos de los internos de esa unidad penitenciaria y sin perjuicio que se encargue de la debida seguridad, poniendo celo en evitar la fuga de los acusados".

   En ese sentido el magistrado manifiesta que "una interpretación global de la situación permite comprender claramente que el Tribunal entiende que la situación de detención de los mismos (en Coronda), a pesar de no estar cada uno de ellos en una celda cerrada, se asimila a una situación de aislamiento que debe cesar, circunstancia que no se verifica en los hechos ya que los mismos sólo fueron mudados a otra unidad penitenciaria (Piñero) manteniendo la situación preexistente o empeorándose conforme el relato de los detenidos, detallando los derechos o beneficios que tenían en uno y otro penal".

   En cuanto a "Monchi" Machuca, el dictamen expresa que "encontrándose en un pabellón común en Coronda en función del hábeas corpus resuelto por el juez Carbone, fue trasladado a un módulo de admisión de Piñero donde se encuentra con otro detenido, existiendo claramente un agravamiento en sus condiciones de detención la cual exclusivamente ha encontrado justificación en que fue catalogado como «preso de alto perfil»".

Enojo y rechazo

Tras conocerse el fallo, el SP emitió un comunicado en el cual expresa su "fuerte rechazo" al dictamen y dejó claro que no concordaba con que los detenidos fueran a un pabellón común sino que ofreció un "régimen especial de acceso al patio de dos o tres veces por semana, pero que de ninguna manera se está de acuerdo con que vayan a un pabellón común".

   Asimismo, el SP asegura que "hasta que no haya una orden expresa y categórica, no los vamos a sacar del lugar donde están".

   Esa orden fue firmada el jueves por el juez Kesuani y ayer trascendió que el SP estaría preparando las condiciones para el traslado de los internos, aunque remarcó que "es inadmisible que los lugares de alojamiento en estos casos se determinen en sede judicial ya que es facultad del SP debido a que tiene las herramientas para establecer cuáles son los espacios más seguros y acordes a las características de las causas por las cuales el interno se encuentra detenido, y más en casos como este donde se han cometido delitos con uso de celulares".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario