Policiales

Confirman perpetua a un ideólogo del crimen de Abel Beroiz

El máximo tribunal avaló la pena máxima a Juan Carlos Dell'Arciprete, ex delegado en Casilda del gremio transportista. La Corte nacional rechazó el pedido de inconstitucionalidad del fallo condenatorio.  

Martes 05 de Mayo de 2015

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la condena a prisión perpetua de una de las ocho personas sentenciadas a distintas penas por el asesinato del sindicalista Abel Beroiz, ocurrido en una cochera subterránea de la plaza Montenegro, en el centro de Rosario, en el año 2008. La decisión recae sobre Juan Carlos Dell'Arciprete, uno de los autores del plan criminal para eliminar al gremialista y representa la última palabra jurídica sobre el caso, que ya no puede ser apelado.

La resolución del máximo tribunal lleva los votos de los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda. La defensa de Dell'Arciprete había recorrido sin éxito todas las instancias para cuestionar la condena dictada en junio de 2011 por el juez de Sentencia Carlos Carbone. La Corte Suprema no tiene capacidad de revisión de la prueba sino que controla la constitucionalidad de los fallos. En este caso desestimó la queja planteada por los defensores por lo que la sentencia está avalada.

Las condenas dictadas hace casi cuatro años determinaron que Beroiz, que era el secretario general de la Federación de Camiones de Santa Fe, fue asesinado con el propósito de desplazarlo de la conducción gremial, que había ejercido durante varios períodos consecutivos. Las penas a perpetua alcanzaron al sicario Raúl Oscar Flores, ejecutor confeso del asesinato, y a los tres autores del plan criminal: el mencionado Dell'Arciprete, Julio César Gerez y el aún prófugo Alejandro Lázaro (ver aparte). Flores fue declarado culpable de homicidio calificado por promesa remuneratoria, el uso de arma de fuego y la participación de un menor. Los tres restantes acusados de partícipes necesarios del mismo delito.

Otros condenados apelaron también a la Corte Suprema las sentencias por la vía de sus abogados. Aunque cada trámite es individual se descuenta que cuando deba resolver el tribunal superior actuará del mismo modo que con Dell'Arciprete.

Los restantes condenados por el asesinato de Beroiz son Hugo Bustos, Leonardo Flores y Marisa Zingales —mamá del chico que acompañó al matador— quienes recibieron 13 años de pena como partícipes secundarios del hecho. A Natalia del Percio, que era pareja del autor del homicidio, le tocaron cuatro años por encubrimiento agravado.

Plan e historia. Beroiz fue asesinado el 27 de noviembre de 2007. En ese momento era tesorero de la Federación Nacional de Camioneros y hombre de confianza del entonces jefe de la CGT Hugo Moyano. Lo mataron tras ser emboscado por Flores y el adolescente Juan S. en la cochera del ACA. Lo balearon en una mano, el pecho y le asestaron varias puñaladas. Dejaron olvidada en el lugar una agenda con su foto y datos personales que orientaron la investigación hacia Flores.

En la condena Carbone valoró como elemento clave la declaración de Flores que incriminó a los otros acusados. El juez subrayó que no fue el único elemento de prueba. sus dichos se validaron con el entrecruzamiento de las llamadas de los teléfonos celulares de los demás imputados en momentos culminantes, previos y posteriores al homicidio.

Flores brindó un relato pormenorizado de cómo perpetró el crimen con un adolescente llamado Juancito. También contó el encuentro tras el crimen con Gerez y Dell'Arciprete y se refirió a los 20 mil pesos que recibió al día siguiente del hecho como pago para esa tarea. Abundó en detalles y dijo que un gestor a quien conocía de su trabajo como estibador portuario —Gerez— le ofreció 20 mil pesos a cambio de matar a Beroiz. Que el crimen fue "por el puesto" del dirigente y que de la propuesta participó el sindicalista Dell'Arciprete, a quien Beroiz había desplazado de la filial de Casilda luego de detectar un manejo irregular de fondos.

En San Lorenzo. El otro sindicalista con perpetua es Alejandro Lázaro, a quien el dirigente asesinado tenía previsto correr de la sucursal San Lorenzo tras advertir que derivaba juicios laborales a abogados fuera del gremio.

Con relación a los motivos del homicidio, el magistrado valoró los dichos de Daniel Ricardo Useglio, secretario gremial de Camioneros. Este dirigente aludió al desplazamiento de Dell'Arciprette por parte de Beroiz y la "tirantez de su relación" con Raúl Luna, ex número dos del gremio y aún en juicio (ver aparte). La discordia estaba sustentada, según Useglio, en la decisión de "mandar" a los abogados del gremio que trabajaban en Rosario a las delegaciones del sindicato de Casilda y San Lorenzo. Tras la muerte de Beroiz, Luna asumió fugazmente la conducción provincial del gremio.

Declaró que a mitad de 2006, al anunciar Beroiz que se presentaría de nuevo en las elecciones del 2008, le oyó decir a Dell'Arciprete: "Lo tenemos que aguantar dos años más a este viejo hijo de puta".

Carbone dio por acreditadas 33 llamadas entre el móvil de Dell'Arciprette y el del sicario. "Los contactos cesaron a las 22.30 del 27 de noviembre (del 2007), el mismo día del homicidio (de Beroiz). Lázaro y Dell'Arciprete negaron en sede judicial conocer a Flores. Sin embargo, para Carbone, su versión quedó desacreditada por los contactos telefónicos que tuvieron con el sicario.

El ex número dos del gremio espera juicio

Para definir el final de la investigación del crimen de Abel Beroiz debe resolverse la suerte que correrán Raúl Alfredo Luna, ex número dos del Sindicato de Camioneros al morir aquel líder, y su chofer Hugo Ismael López. Ambos están procesados desde el año 2010. Luna como instigador del crimen, lo que implica una pena de prisión perpetua, y el segundo como partícipe secundario.

El abogado que como actor civil representa a la familia Beroiz, Romeo Díaz Duarte, señaló ayer su preocupación por la demora a su criterio incomprensible en el dictado de resolución contra estos dos acusados.

"En este tema estamos mucho más que varados. El expediente estuvo más de dos años parado en el juzgado de Sentencia a cargo de Julio Kesuani y quien debe tratar la causa ahora es la jueza de Sentencia Marisol Usandizaga. Nosotros pedimos para Luna pena por la misma figura que aplicaron para los tres instigadores ya condenados. Y en el caso de Mario López, cuñado del primero, pena como partícipe secundario", sostuvo ayer Díaz Duarte.

El fiscal Eduardo Valdez Tiejten pidió la elevación del caso a juicio señalando que Luna fue parte de la planificación del asesinato de Beroiz porque su desaparición física lo dejaba en situación de conducir el gremio.

Díaz Duarte cuestionó la medida que permite que Luna esté gozando de una medida de libertad provisional. "En dos ocasiones Luna recibió una sustitución de prisión preventiva lo que le permite estar en este momento cerca de Paraguay. Nosotros advertimos que si se lo llega a condenar va a quedar en calidad de prófugo", dijo el abogado a este diario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS