Policiales

Condenan por un crimen a preso fugado de un furgón

Le dieron doce años por homicidio. Es uno de los nueve evadidos del vehículo penitenciario que en mayo trasladaba internos a Coronda.

Martes 06 de Agosto de 2019

Uno de los nueve evadidos del furgón que trasladaba presos de Rosario a Coronda en mayo pasado fue condenado a doce años de prisión por un homicidio y una fuga anterior que había protagonizado en el penal de una comisaría de Villa Gobernador Gálvez. Se trata de Leandro Ubaldo Cabalie, de 32 años, quien admitió la autoría del crimen de Jonatan Ezequiel Cina, ocurrido hace casi tres años, mediante un procedimiento abreviado que días atrás fue homologado por un tribunal compuesto por los jueces de primera instancia Hernán Postma, Gustavo Pérez de Urrechu y Gonzalo López Quintana.

Así, el sospechoso fue sentenciado como autor de un homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con Portación de arma de guerra y también por la evasión que protagonizó dos meses después de ese crimen. En tanto, recientemente fue imputado por fugarse, el pasado 8 de mayo, del minibús del que escaparon nueve reclusos que eran trasladados a la cárcel de Coronda, hecho por el cual hasta anoche todavía había un prófugo.

Dos hechos

El fiscal de Homicidios Luis Schiappa Pietra había imputado a Cabalie por el crimen de Cina, asesinado el 12 de septiembre de 2016 en su casa de calle 7 al 2700 de Villa Gobernador Gálvez. Según fuentes judiciales, Cabalie ingresó portando un arma de fuego a la vivienda y le efectuó múltiples disparos, uno de ellos fatal que lo alcanzó en la espalda. La víctima, de 25 años, falleció momentos después en el Hospital Gamen.

Según la crónica oportunamente publicada por este diario, Cina había salido ese mismo día de la Alcaidía de Jefatura donde había estado preso por diversos hechos de robo. Y según indicaron vecinos del joven, primero se escucharon golpes como si hubiesen destrozado la puerta de la casa a patadas y luego una serie de disparos que antecedieron a los pedidos de ayuda del joven malherido, quien alcanzó a salir a la calle.

Detenido días después, el 28 de noviembre de ese mismo año Cabalie cometió otro delito que también fue incluido en la condena que recibió en el juicio abreviado. Fue cerca de las 22.45 de ese día cuando, según la imputación que luego le formularía el fiscal Enrique Paz, cortó y dobló un barrote metálico de una reja del techo del patio interno del penal de la comisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez, de donde se evadió junto con otros internos.

Nueva imputación

Nuevamente encarcelado en Coronda a la espera de una resolución sobre las imputaciones en su contra, Cabalie volvió a escapar el pasado 8 de mayo cuando regresaba a ese penal luego de participar de un encuentro con familiares en la cárcel de Riccheri y Zeballos. Eran trece los reclusos que ocupaban el minibús que, a poco de ingresar a la autopista a Santa Fe, se detuvo imprevistamente luego de que uno de ellos encendiera un cigarrillo y un guardia abriera una puerta a ver qué ocurría.

La maniobra terminó con nueve evadidos, de los cuales tres fueron recapturados ese mismo día. Por su parte, Cabalie cayó el 6 de junio cuando efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) lo apresaron en una casa de Alsina y Garibaldi, en la zona sudoeste de Rosario. Según se indicó, estaba en la casa de un amigo que lo aguantaba durante el día mientras que la noche se iba. Se había teñido y cortado el cabello y dormía algunas noches en la casa de su actual concubina, por calle Garibaldi. "La casa donde lo capturamos se comunica por medio de pasillos de un asentamiento con la de esta mujer", indicaron desde la PDI.

Por esta nueva evasión Cabalie fue imputado días atrás por la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci. Así, mientras comienza a cumplir la condena a doce años acordada entre su defensa y la Fiscalía, deberá responder por este otro delito.

huida. Leandro Cabalie fue uno de los fugitivos del 8 de mayo pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario