Policiales

"Chavo" Maciel, el policía al servicio de Los Monos que fue más favorecido

Admitió delitos mucho más graves que nueve camaradas que tuvieron penas más severas. Con un juicio abreviado le dieron tres años. Ya está libre.

Martes 15 de Mayo de 2018

En el juicio a Los Monos hubo nueve efectivos de fuerzas de seguridad condenados a penas de prisión efectiva. A la mayoría les atribuyeron conexiones con los líderes de la banda para facilitar elementos para el funcionamiento de la organización, desde armas de fuego hasta información sobre grupos rivales. O incluso sobre acciones policiales para procurarles impunidad. A todos les impusieron penas de entre cinco y siete años de prisión.

Lo que quedó claro es que los delitos de estos uniformados son de gravedad notoriamente menor a los de otro policía que recibió una pena mínima y ya está en libertad. Se trata de Juan Marcelo "El Chavo" Maciel, sargento que revistaba en la Secretaría de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad, quien recibió tres años de prisión en el juicio abreviado firmado por once miembros de la banda en abril de 2015. Una evidencia, además, de lo polémico que fue ese procedimiento a nivel jurídico. Aunque tres jueces no homologaron las penas de ocho años para Guille Cantero, que en el juicio regular fue sentenciado a 22 años, sí se impusieron condenas de prisión a diez personas que admitieron ser miembros de la banda; entre ellos Maciel.

Informante

El nombre de Maciel, de 44 años, fue aludido de principio a fin del reciente juicio oral contra la banda. En especial cuando se anunciaron las penas para nueve uniformados acusados de integrarla. ¿Por qué razón? Porque Maciel admitió en el juicio abreviado delitos más graves que esos camaradas: haber entregado nombres de policías que perseguían a la banda, lo que es explícito en escuchas telefónicas; aportar información sobre personas en homicidios que se iban a concretar o que luego se concretaron; o brindar consejos para hacer desaparecer una evidencia principal, el VW Bora desde el que mataron a Diego Demarre, que supuso condenas para cuatro acusados, entre ellos Guille.

En un anexo del expediente donde están transcriptas todas las escuchas telefónicas surge que Maciel hablaba todos los días con Ramón "Monchi Cantero" Machuca, considerado líder de Los Monos y condenado a 37 años. Las comunicaciones entre ambos se dan antes y después de cada homicidio de los analizados en el juicio. Hubo hasta diez llamadas por día. Entre las cosas que resaltan está, en el inicio de ese anexo, una comunicación donde Maciel le pasa a Monchi los nombres de los policías de la Brigada Operativa Judicial que perseguía a la banda.

"Hacer eso vulnera hasta códigos mafiosos", dijo un camarista penal a este diario en esos turbulentos días de 2013.

"El pibe del barril"

Maciel tuvo los mismos abogados defensores que el núcleo duro de la banda. Cuando quedó detenido se registraron conversaciones donde Monchi se preocupa por el lugar de detención "del pibe del barril". El día que mataron a Claudio "Pájaro" Cantero, lo que precipita las venganzas que influyeron en la caída de la banda, Maciel llamó a Monchi para darle el pésame y le dijo que contara con él para lo que necesitara. Machuca estaba convencido que detrás del crimen del Pájaro estaba Milton César por lo que le dijo que le avisara si se enteraba dónde estaba. "Siii, loco, olvidate, ese guacho bastardo... Lo que vos necesites, que te libere algo, por lo que tenga que hacer, tranquilo loco. Dejá que pase el luto ahora y después bueno, vos sabés, yo no te voy a andar diciendo, esperalo, hay cosas que si se comen frías son mejores", le responde El Chavo.

Maciel gestionó, por un pago de 35 mil pesos, que efectivos de la comisaría 15ª liberaran al condenado miembro de la banda Leandro Vilches, que había sido detenido, y lo cambiaran por otro. También le comunicó a Monchi la situación de salud de las personas acribilladas en el que resultó el triple crimen frente al Distrito Sudoeste.

Inserción

"Era el policía más inserto en la banda. Cometió todos los delitos probados a los demás policías y más también. Estuvo al tanto de cada crimen ocurrido la semana posterior a que mataran al Pájaro y siempre pasó datos valiéndose de su condición de policía", dijo un sumariante que lo investigó en la instrucción de la causa por asociación ilícita.

Maciel fue condenado por asociación ilícita, cohecho, violación de secretos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado en aquel juicio abreviado que abrió una polémica que perdura hasta hoy. Altas fuentes judiciales indicaron que uno de los delitos por el cual fue condenado, cohecho, no es pasible de ser abordado en un juicio abreviado, debido a una prohibición de la Convención de Caracas, de la que Argentina es suscriptora, que impide llevar a penas restringidas los delitos de corrupción en funcionarios públicos, como lo era.

La proyección de pena, por la contundencia de la prueba en su contra y los delitos cometidos, en caso de haber ido a juicio no habría sido inferior a ocho años. En el abreviado celebrado en abril de 2015 le dieron tres años de prisión efectiva e inhabilitación perpetua. Ya está libre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario