Policiales

Caso Mafud: certezas e interrogantes en torno a un fallo controvertido

A la espera de los fundamentos del tribunal, tanto fiscales y querellantes como defensores presumen que apelarán la resolución.

Lunes 18 de Junio de 2018

El fallo del juicio oral por el asesinato de Iván Leonel Mafud ocurrido hace más de tres años tras una extensa y atípica persecución policial fue recibido por las partes según el resultado, que desestimó las teorías propuestas por la fiscalía y la querella que postulaban una suerte de fusilamiento y posterior encubrimiento mientras avaló las estrategias de los defensores que sostuvieron que los uniformados actuaron en función de sus deberes. Para los acusadores hay un par de aspectos de lo sucedido que el tribunal no aclaró en la lectura de las consideraciones realizada antes de comunicar la sentencia, cómo por qué el auto de la víctima apareció con entre 19 y 37 balazos y por qué los imputados falsearon las actuaciones con la inclusión de dos acompañantes de la víctima que huyeron de la escena. Y las defensas, si bien expresaron su conformidad por la valoración que hicieron los jueces sobre las pruebas e indicios que aportaron, criticaron que varios de los acusados hayan pasado tanto tiempo detenidos en un caso por el que fueron masivamente absueltos e insistieron en que los condenados no mintieron al asentar lo ocurrido.

No obstante, y más allá de que las consideraciones expresadas por el tribunal antes de la lectura del veredicto fueron casi un adelanto de los fundamentos, todas las partes coincidieron en esperar hasta el miércoles 27 de junio para conocerlos y decidir los pasos a seguir. En ese sentido, lo más probable es que todos opten por apelar la resolución.

Atípico

El asesinato de Iván Mafud, la madrugada del 8 de septiembre de 2014, se presentó como un caso atípico desde el principio. Un hombre asesinado tras una larguísima persecución (25 minutos a lo largo de 55 kilómetros, desde la zona sur hasta una ruta de Roldán) cuyas causas nunca estuvieron claras. Una masiva imputación a los policías que llegaron al lugar que asomó recién un año después, a partir de incongruencias entre pericias y actuaciones. Y un juicio oral con 15 acusados, la mitad con penas de perpetua en expectativa, del que sólo cuatro resultaron con condenas menores.

Aunque no se conocen los fundamentos, la sentencia deja en claro que los jueces Eleonora Verón, Mariano Alliau y Juan Carlos Curto consideraron legítima la actuación policial. Al valorar las pruebas, básicamente la reconstrucción en tiempo real de lo ocurrido a través de las comunicaciones radiales y la constatación por GPS de los trayectos y ubicaciones de los patrulleros, valoraron que el trágico episodio se desencadenó cuando intentaron identificar el auto de Mafud por carecer de patente trasera y el muchacho decidió huir.

También dieron por establecido que en el primer tramo de la persecución hubo un intercambio de disparos entre el móvil que ocupaban Oscar Jáuregui y Eva Monzón y el Fiat Marea de Mafud. En ese marco, según el fallo, los efectivos que se incorporaban a la persecución venían escuchando un relato que daba cuenta de una conducta peligrosa de un hombre que huía a los tiros de la policía.

Según esa lógica no se excedieron en sus funciones quienes tiraron contra Mafud, salvo Matías Maidana quien por azar —"aleatoriamente" dice el fallo— se convirtió en el homicida por haber disparado la bala letal, lo cual le valió una condena a cuatro años. En tanto, si bien para el tribunal no existieron los dos acompañantes que al detenerse el auto de la víctima huyeron a campo traviesa, la inclusión de ese dato en el acta rubricada por todos los uniformados fue atribuida sólo a los cuatro que llegaron antes a la escena: Maidana, Gabriel Sguazzini, Alejandro Gómez y Alfredo Correa, sentenciados a 18 meses de prisión condicional.

Interrogantes

"El fallo no recepta ninguna teoría del caso, ni de las defensas ni de la fiscalía. En sí misma, su teoría no es irracional ni ilógica, pero hay algo que al menos hasta ahora no explicaron: por qué el auto de Mafud tenía 37 balazos", planteó Santiago Bereciartúa, abogado querellante junto con Gabriel Ganón por la familia de la víctima. "Para el tribunal hubo un solo responsable del homicidio que obró según su deber, pero se excedió. Entonces, ¿para qué se intentó luego camuflar y tergiversar el hecho?", se preguntó, teniendo en cuenta que "el propio tribunal admite que se inventaron situaciones".

El querellante insistió en su teoría de la ejecución. "Cuando el auto está detenido en la zanja los siete imputados le disparan. Veremos si en los fundamentos se explica por qué el Fiat presenta 37 impactos, dato que extrajimos del expediente", agregó, y adelantó que apelará el fallo.

Legítimo

"Surge claro que el inicio de la persecución es absolutamente legítimo. Hay pruebas objetivas sobre eso y lo que ocurrió después a partir de los informes radiales y de GPS. Había un hombre armado a gran velocidad que ponía en peligro la vida de mucha gente, ¿qué reacción debía tener Maidana? La que tuvo", dijo Paul Krupnik, defensor del policía condenado por el crimen y de otros tres efectivos que estuvieron entre los once absueltos de todo cargo.

El abogado sostuvo que la teoría del fusilamiento "no hacía pie por ningún lado" y "era imposible probarla objetivamente". Y si bien se mostró conforme con el fallo, insistió en que su cliente no mintió al ubicar a dos acompañantes en el auto de Mafud. "Apenas el auto queda en la banquina sale un llamado radial que da cuenta de que dos habían escapado. Si bien el tribunal no lo da por probado porque no hay rastros en el auto de otras personas que deberían haber sido heridas, eso no pasa de ser una conjetura", evaluó Krupnik, a la espera de los fundamentos del fallo para diseñar su apelación ya que Maidana "merece la absolución".

Pruebas objetivas

Fausto Yrure tuvo a su cargo la defensa de Jáuregui, el efectivo del Comando que originó la persecución. "Nunca en nueve años participó de un enfrentamiento ni cantó clave 5 (la indicación de que hay un tiroteo). ¿Por qué ese día se le pudo ocurrir perseguir a alguien de esa forma?", se preguntó al desbaratar la teoría acusatoria en función de pruebas que consideró una "demostración objetiva" de lo ocurrido.

"Toda la persecución quedó registrada por triplicado: en los diálogos radiales entre el 911 y los policías; en los movimientos descriptos por los GPS, que ubican cada 20 segundos a los patrulleros, y en dos llamadas al 911 de gente que estaba en la calle y refirió intercambio de disparos justo cuando el móvil de Jáuregui pasaba por allí", describió Yrure, para quien su cliente "actuó bien y el resto cumplió con su deber" .

También se comprobó que el móvil de Jáuregui tuvo un desperfecto que le impidió llegar hasta la escena del crimen. Y sobre las vainas servidas que dan cuenta de que disparó, sostuvo que "hubo tres recogidas a 150 metros que es donde él quedó. Si bien no es sabe qué vaina es de cada quién, no se secuestraron proyectiles de mi defendido en el auto o el cuerpo de la víctima", dijo el abogado avalando la falta de certeza para condenar a Jáuregui, absuelto del homicidio por el beneficio de la duda.

Afectados

Carlos Varela, defensor de los condenados Gómez y Correa, valoró como "correcta la interpretación del tribunal sobre la responsabilidad penal de la muerte de Mafud. La teoría de la fiscalía era desatinada, más cuando abría la posibilidad de penas de por vida con débiles indicios cargosos". Si bien rescató la labor del fiscal Miguel Moreno como "excelente, tal como dije en mi alegato, no tenía el soporte de las evidencias que avalaran su tesis".

En tal sentido se detuvo en la situación de "las personas que estuvieron presas más de dos años. Esa gente fue afectada, al igual que sus familias y las instituciones que integran, por lo que creo que debería haber menos liviandad a la hora de conceder medidas cautelares, porque si bien los jueces dictaron un fallo absolutorio también hay una contracara que es el tiempo que pasaron detenidos".

   "Estamos conformes porque hay un océano entre la prisión perpetua y los 18 meses de prisión que les dictaron. Pero vamos a apelar la condena por falsedad ideológica porque creemos que Gómez y Correa no han cometido ese hecho, y hay que tener en cuenta que esa condena podría ocasionarles una exoneración", adelantó Varela.
Ruidos
"Hay una serie de interrogantes sin respuesta que está dejando el fallo, pero hay que esperar a conocer los fundamentos para evaluar los pasos a seguir", señaló el fiscal Moreno, quien adelantó que apelará la sentencia pero aún no sabe con qué alcances. "Hay ciertos ruidos en la resolución: el fallo asume que Mafud portaba un arma, entonces me pregunto para qué plantarle otra. Además no queda claro cómo hicieron los cuatro condenados para ponerse de acuerdo en tan poco tiempo, abrir las dos puertas del auto y colocar el arma antes de que lleguen los demás, a quienes también engañaron", señaló.
   Otras dudas que planteó Moreno se refieren a una declaración de Amarilla sobre el momento en que "todos dispararon cuando se abrió la puerta del auto de Mafud" y "la apreciación del tribunal sobre el video en el que se ve el inicio la persecución", a su juicio incorrecta. También insistió en que es "prácticamente imposible que Mafud disparara mientras manejaba en su huida".
   "Hay cuestiones que tal vez los fundamentos esclarezcan, pero que por el momento dejan caminos sin cerrar. Por eso habrá que leer el fallo completo para saber cómo orientar la apelación".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario