Policiales

Acuerda 20 años de cárcel por un crimen y asaltar dos bancos

Pedro "Oreja" Leiva admitió su culpa en la muerte de Alcides Cuevas y aceptó haber integrado una banda mixta de ladrones y policías.

Martes 24 de Abril de 2018

Un joven de 22 años pasará 20 años en prisión por un homicidio en ocasión de robo y por pertenecer a una asociación ilícita a la que le atribuyen haber asaltado un banco de zona sur y otro de General Lagos, en este caso luego de copar la comisaría del pueblo. Se trata de Pedro Alejandro "Oreja" Leiva, quien admitió su responsabilidad en esos hechos en un procedimiento abreviado homologado ayer por un tribunal integrado por Juan Andrés Donnola, Luis María Caterina y Héctor Núñez Cartelle.

Los fiscales Viviana O'Connell y Miguel Moreno llegaron a un acuerdo con el defensor José Guirado para que Oreja fuera condenado a 20 años de prisión por tres hechos de robo agravado, un homicidio y la pertenencia a una asociación ilícita integrada por civiles y policías.

Crimen

El crimen atribuido a Leiva ocurrió en Oppici al 2300, en el barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. El 3 de julio de 2015, cerca de las 10, el acusado llegó en una moto negra con dos cómplices. Como el dueño de casa, Cristian, es mecánico, llegaron con la excusa de preguntarle si arreglaba burros de arranque para luego amenazarlo con un arma de fuego.

Los ladrones tenían el dato errado de que el mecánico escondía en su casa el dinero de la venta de un vehículo y eso le exigían cuando entró en la casa la esposa de Cristian, que volvía de hacer compras. Con la puerta aún abierta, la mujer comenzó a pedir ayuda y así entró en escena Alcides Cuevas, de 45 años, y Juan, quienes trabajaban en una fábrica de aberturas de aluminio frente a la casa.

Juan y Alcides cruzaron la calle, lograron retener y desarmar a Leiva, cuyos cómplices huyeron. En el forcejeo Oreja fue golpeado pero entonces volvió uno de sus compiches para rescatarlo. Así, entró a la vivienda y disparó contra Cuevas, que fue herido en una pierna. Entonces, ya liberado, Leiva tomó la pistola 9 milímetros de su compañero y disparó ocho veces más a Cuevas, indefenso en el piso. Luego huyó con su cómplice, que permanece prófugo.

Leiva cayó por otra causa y se le achacó este asesinato. El fiscal Miguel Moreno primero lo imputó de "homicidio críminis causa", cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso el robo. Pero luego modificó la acusación a "homicidio en ocasión de robo", con una pena más leve.

Mixta

El 22 de octubre de 2015 la Fiscalía Regional anunció que con 16 allanamientos se había desarticulado parcialmente una banda mixta de civiles y policías que operaba desde la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez. Cinco días después cayó preso Oreja, noveno acusado de integrar la gavilla. La audiencia en la que lo imputaron se desdobló: fue imputado por el crimen de Cuevas y también por dos atracos a distintas sucursales del Banco Credicoop y el copamiento de una comisaría en General Lagos.

La condena a 20 años que ayer fue impuesta a Leiva a través de un juicio abreviado, incluye su responsabilidad en esos dos hechos y como miembro de una asociación ilícita regenteada por el entonces jefe de la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez.

El primero ocurrió el 13 de mayo de 2015 en General Lagos, a 22 kilómetros de Rosario. Ese día cerca de las 6.40 cinco hombres vestidos como albañiles entraron en la subcomisaría 13ª. Uno dijo querer tramitar un certificado de buena vecindad y cuando la única empleada policial que había comenzó a asesorarlo la encañonaron y le robaron la llave de la armería. Así se hicieron de dos escopetas, una ametralladora, dos pistolas y tres chalecos antibalas.

En la seccional deberían haber estado en ese momento otros dos policías considerados miembros de la asociación ilícita, ya que se ausentaron justo en el momento en que ocurría el atraco.

Tres de los asaltantes continuaron viaje hasta el banco Credicoop donde redujeron al custodio, a un gerente y a algunos empleados para llevarse más de 140 mil pesos. Leiva y un cómplice permanecieron custodiando la seccional hasta las 7.15 cuando les avisaron que el atraco había terminado. Más tarde, cámaras de vigilancia los captaron ingresando a Villa Gobernado Gálvez.

Leiva quedó imputado de asociación ilícita, dos hechos de robo calificado por el uso de arma y dos hechos de privación ilegítima de la libertad, que también engrosaron la condena acordada ayer.

También fue acusado de otro asalto al banco Credicoop, en este caso la sucursal de Arijón 320, en el sur de Rosario. Fue el 5 de agosto de 2015, cuando tres personas que se desplazaban en moto llegaron hasta la entidad bancaria, redujeron a un vigilador privado, a empleados y a algunos clientes, y se apoderaron de 141 mil pesos y 6.500 dólares. Fueron registrados por las cámaras de vigilancia del banco.

Por ese hecho le achacaron el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego y por haberse cometido en poblado y en banda.

Leiva también fue condenado por el copamiento de la comisaría de General Lagos y asaltar dos sucursales del Credicoop

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario