Pandemia

Una serie de hechos desafortunados que terminó bien

El médico rosarino que atendió a un paciente en vuelo vivió una odisea para regresar a Argentina.

Jueves 26 de Marzo de 2020

La odisea de Yamir Atum, el médico rosarino que le salvó la vida a un potencial infectado con coronavirus en un vuelo que repatriaba argentinos desde Madrid, no comenzó arriba del avión sino una semana antes, cuando estaba de vacaciones con su novia en Filipinas y el país asiático decidió cerrar las fronteras por la pandemia.

“El 14 de marzo decidimos volver. El 17 llegamos a Tailandia. Ahí, ella pudo conseguir vuelo antes y retornó, y yo me quedé varado seis días tratando de encontrar la vuelta”, relató el profesional, que no podía hacer pasar sus tarjetas de crédito, mientras que en Argentina las compañías no le daban respuestas.

Así estuvo varios días en Bangkok, donde alternó noches en un hotel y en el aeropuerto. “Tenía mucha desesperación. Mi familia me compraba desde acá pasajes en Qatar Airways, pero no dejaba autorizar el uso de tarjetas de terceros, tenía que ser el que viajaba. Entonces compraba y al rato se caía”, recordó con pesar.

Finalmente su novia, ya en Argentina, usó los dólares que les habían sobrado del viaje para comprarle el pasaje a España. Luego consiguió un lugar en un vuelo de repatriación de Aerolíneas Argentinas. Aquel vuelo 1133 que salió 19.10 desde Madrid lo estaba esperando con una intervención fundamental.

“Fue una cadena de eventos desafortunados que salieron bien. Estuve casi una semana tratando de volver. No se lo deseo a nadie. Tengo conocidos allá que se quedaron y no sé cómo van a volver. No hay nada como tu tierra”, expresó Atum.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario