Pandemia

Se casaron igual y el perro de ambos fue el testigo

A los rosarinos Nahuel Ponce y Carolina Gudiño les suspendieron la boda, pero simularon el casamiento en un video que filmaron en el living de su casa.

Lunes 23 de Marzo de 2020

A los rosarinos, Nahuel Ponce y Carolina Gudiño les suspendieron la boda. Pero simularon el casamiento en un video que filmaron en el living de su casa y la mayoría de los 170 invitados les devolvieron las imágenes virales de los festejos desde sus cuarentenas.

A muchos el encierro de estos días les provoca temor, angustia y hasta llanto. A Nahuel Ponce y a Carolina Gudiño, en cambio, la pandemia les pegó de creatividad: tenían fijada la fecha de casamiento para el sábado 21 pasado, tuvieron que suspender todo por culpa del coronavirus y dijeron: "¡Nos casamos igual!".

Así fue como simularon la boda en el living de su casa, el mismo sábado a la noche cuando debían casarse realmente.

Con música nupcial de fondo, a ella se la ve salir a paso lento desde la cocina, con inmaculado vestido blanco (en realidad es el de su cumpleaños de quince). El la espera frente a un supuesto altar, con saco y short verde con un "7" a la vista, porque es del plantel de fútbol amateur donde juega de delantero desde años (el equipo se llama Garay y es parte de la liga AFAR de Granadero Baigorria).

Mientras ella se acerca, el perro de ambos, Fry (un mestizo que adoptaron hace un tiempo) merodea debajo de la mesa desde donde mira la escena de sus dueños perplejo.

Embed

Carolina llega hasta donde la espera Nahuel, mira a la cámara (cualquiera podría confundirla con Erica Rivas en la película Relatos Salvajes de Damián Szifron). Ambos se miran, se toman de las manos y se besan.

El perro se sacude y hace sonar la chapita de identificación del cuello como corolario.

Toda una señal de festejo.

La escena no funde a negro como en el el cine ni muestra la palabra "Fin". Pero para esta pareja, ella fonoaudióloga y él abogado, es sin dudas la película más importante de los quince años que llevan juntos compartiendo la vida.

"Nos divertimos mucho haciéndolo, fue una manera de dejar atrás toda esta angustia por la pandemia y compartir con nuestros amigos desde casa. Lo logramos. Inmediatamente empezaron muchos a mandarnos videos de cómo celebraban: fue una fiesta virtual. Algunos brindaron, otros hicieron shows, otros simulaban entrar a la fiesta. Nos llegaron 30 videos y al otro día terminamos todos con resaca", le comenta Carolina a La Capital.

casamiento.jpg

Carolina y Nahuel decidieron casarse este año y viajar a India. A la fiesta estaban invitados parientes de ella, de Madrid y Londres, y una madrina que tenía que llegar de Alemania.

"Nada pudo ser ni será como estaba previsto. Pero hay cosas más serias. En Londres las cosas no están bien, en Madrid tampoco, y eso es lo que nos tiene más preocupados, están todos hace tiempo adentro; y mi amiga de Alemania está con una cuarentena no obligatoria, distinta a la nuestra. Todos trabajan desde su casa", comentó Carolina ya poniéndose seria.

Es que aclara que pudo suspender todo a tiempo, que ahora se casarán el 9 de eneró del año próximo, que el lugar donde debían hacer la fiesta se portó "muy bien" y les reconoció todo para la nueva fecha y que tendrán que viajar a algún lugar, antes de septiembre (no a India), si el escenario de la pandemia se los permite.

La novia volvió a la parodia de la boda y remarcó, desde una posición feminista, que aún es "Gudiño de apellido" y así se seguirá llamándome luego de casada. Y contó que cuando el "casamiento" terminó, les mandaron a los invitados una segunda invitación que dice: "#Quedate en casa. Cuando seamos viejos y contemos lo que pasó con nuestro casamiento no nos van a creer ni en pedo. 09 de enero 2021. Preparate, lo bueno se hace esperar. Carolina y Nahuel".

Hasta ahora son felices, pero no comen perdices, sino lo que les permite el aislamiento general.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario