Pandemia

Las maestras jardineras volvieron a instalar la carpa negra en la plaza San Martín

Aseguran que no hay avances en la mesa de trabajo que llevan adelante con la provincia. Reclaman el acompañamiento de subsidios.

Jueves 29 de Octubre de 2020

Las maestras jardineras agrupadas en la Asociación de Jardines Particulares de Rosario (AJPR) retomaron la carpa negra de los jueves en la plaza San Martín, en señal de duelo por la situación que atraviesan esas instituciones en la ciudad desde que la pandemia de coronavirus provocó el cierre inmediato de todo el ámbito educativo. Para ello reclamaron aumento de subsidios y aseguraron que si abren con la mitad de la capacidad van directamente a la quiebra.

Tras tres semanas de pausa, las docentes decidieron retomar esa medida desde las 10 de este jueves y hasta las 14, bajo estrictos protocolos, al considerar que “no hay avances” en la mesa de trabajo que vienen llevando a cabo con autoridades provinciales para trabajar en el regreso de la actividad. Al mediodía habrá una sentada en la puerta de Gobernación.

“Esto no lo consideramos como un retroceso sino que directamente no hay avances, se quedan en promesas de agenda y aún no tenemos confirmaciones de nada”, comentó a La Capital Viviana Burelli, desde la AJPR, mientras instalaban la carpa negra en la plaza.

jardines.mp4

La carpa negra que instalaron las maestras jardineras

En tal sentido, reclamó mayor compromiso del Estado provincial. “Necesitamos que ellos se comprometan que los subsidios van a seguir después de la apertura porque consideramos que con un 50 por ciento del factor ocupacional no vamos a poder solventarnos”, dijo.

A su vez, aseguró que más allá de las reuniones que vienen llevando adelante, “no son claros y tampoco tenemos respuestas a la hora de saber si vamos a seguir recibiendo los subsidios después de la reapertura”.

>>Leer más: Los jardines de infantes reclaman certezas de una reapertura y aumento de subsidios

“Necesitamos que nos sigan acompañando con el ATP y los subsidios porque de seguir así nos vamos a quedar sin matrícula. Nosotros no sabemos cuántas familias van a enviar a sus niños. Y si a eso se suma que nos sacan la ayuda, es ahí donde nos vamos a fundir”, concluyó Burelli.

Luego de siete jueves consecutivos, la carpa se levantó hace tres semanas a partir de la convocatoria que recibieron las autoridades de la AJPR por parte del Ministerio de Trabajo de la provincia para comenzar a trabajar en conjunto en el posible regreso a la actividad.

Por ese entonces, la reapertura comenzaba a asomar como una posibilidad, la cual aún sigue supeditada al descenso de la curva de contagios de coronavirus. Sin embargo, la situación para el sector educativo sigue siendo un misterio.

Desde que comenzó la pandemia, ya cerraron sus puertas 20 jardines de los 420 inscriptos en toda la provincia. Entre esa veintena, confió que en los últimos dos meses hay siete jardines de Rosario que bajaron sus persianas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario