LA CIUDAD

Gastronómicos montaron un restaurante frente a Gobernación contra de las restricciones

La medida de protesta se realizó este mediodía antes de los anuncios que hará el gobernador Omar Perotti para retroceder de fase.

Viernes 04 de Septiembre de 2020

El sector gastronómico reclama “un sacrificio del Estado” frente a la profunda crisis económica que causó la pandemia en la actividad privada. Reinado Bacigalupo, titular del Paseo Mercado de Pichincha, confirmó que desde este mediodía de viernes decidieron montar un restaurante en plena calle frente a Gobernación para rechazar las nuevas restricciones dispuestas por el gobernador Omar Perotti.

La movida de los gastronómicos se realiza en medio de los anuncios que realizará el gobernador Omar Perotti acerca del retroceso de fase de la cuarentena ante el acelerado aumento de los contagios de coronavirus.

Con frases irónicas, el sector colocó pancartas y pasacalles para impedir el tránsito vehicular sobre Santa Fe e improvisó mesas ante la mirada de curiosos que pasaban por la zona, al tiempo que prometieron demostrar que con correctos protocolos de higiene la actividad puede desarrollarse de manera normal.

"Entrada: salteado de pagos; plato principal: vacío de caja a las finas deudas; bebida: copa de vino (finca El Trago Amargo)", rezaba un pasacalle colocado. En tanto, una pancarta señalaba: "No al confinamiento injustificado".

Más temprano, en declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Bacigalupo remarcó: “Entendemos que la situación sanitaria es prioritaria, pero nos parece muy grave que después de cinco meses se hable de retroceder de fase. Hubo tiempo para prepararse. Ante cualquier problema, paga el sector privado. Y no estamos hablando solamente de la gastronomía. Acá paga el comercio, las canchas de fútbol, los gimnasios, pero no vemos un sacrificio del Estado ni medidas para paliar la situación de clara emergencia hasta que salga la vacuna contra el coronavirus”.

En ese sentido, Bacigalupo dijo que algunas decisiones gubernamentales que ayudarían al sector gastronómico podrían ser bajar el IVA al 50 por ciento y otorgar una exención de Ingresos Brutos por seis meses y la extensión de los aportes para el trabajo y la producción (ATP) hasta marzo.

>> Leer más: Rosario regresa a una fase más restrictiva para frenar los contagios

“Estamos cansados de diferir pagos o postergar deudas a futuro sin generar ingresos. También pedimos una ley de emergencia gastronómica. En la ciudad de Buenos Aires ya se tomó la decisión de bajar ingresos brutos y en Santa Fe no tuvimos novedades. Son diálogos que no llegan a nada”, añadió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario