Central

Una semana muy especial para el plantel de Central

Central espera cerrar el préstamo de Zampedri a Católica, sellar las ventas de Vergara y Gil y definir si se desprende del capitán Ledesma, mientras espera la definición por los casos de Barbieri y Molina

Lunes 23 de Diciembre de 2019

Es una semana particular. No sólo por las fiestas navideñas. También por el mercado de pases futbolero. Sobre todo en Central, porque la dirección deportiva buscará empezar a cerrar desde hoy mismo varios frentes que tiene abiertos. Los casos más salientes son concretar el préstamo de Fernando Zampedri a Universidad Católica, terminar de sellar la venta de Duván Vergara a América de Cali, ver si puede materializar la transferencia de Leonardo Gil a dos posibles países (Arabia y México) como también pulir detalles en el interés que mostró San Lorenzo por conseguir los servicios del arquero Jeremías Ledesma.

A eso hay que agregarle que desde Arroyito siguen esperando respuesta por parte de Racing y Boca por los casos de Miguel Barbieri y Nahuel Molina, respectivamente.

Hoy podría haber novedades en torno a la propuesta que le hizo Católica a Central para llevarse a Zampedri, tal cual anticipó Ovación. Los canallas enviarán una contrapropuesta a la entidad chilena tras considerar insuficiente el monto que ofertaron los cruzados. No será una negociación sencilla, pero hay una marcada predisposición de todas las partes para finiquitar la operación.

Zampedri está al tanto de que el entrenador Ariel Holan lo quiere esta vez como sea, pese a que acumula seis meses de inactividad profesional porque fue operado de una inestabilidad y lesión osteocondral de tobillo izquierdo. Si bien el Toro está de vacaciones, también es verdad que monitorea diariamente cómo siguen las tratativas porque sabe que esta vez puede emigrar de verdad.

Dentro del frenesí que genera todo mercado de pases para clubes y futbolistas también hay que mencionar que los auriazules buscarán terminar de concretar la venta de Duván Vergara a América de Cali. Los colombianos y canallas llegaron a un acuerdo tácito pero resta lo más importante: firmar la documentación.

Según destacaron desde Arroyito, los cafeteros se quedarán con el 80 por ciento de los derechos del hábil volante en una cifra cercana al millón 300 mil dólares limpios para los rosarinos. Aunque de ese monto habrá que abonarle 500 mil dólares a Envigado para cancelar la deuda.

En tanto, la gestión que encabeza Rodolfo Di Pollina está esperando que Leonardo Gil decida si irá a jugar a Arabia Saudita o México. Al Ittihad ya le ofreció al Colo un contrato de un millón 200 mil dólares por temporada. Lo está esperando, pero el mediocampista analiza otras dos propuestas desde suelo azteca.

Una es de Xolos de Tijuana, que está decidido a pagarle casi 600 mil dólares por año. La otra oferta es de otra institución mexicana que Central aún no hizo público el nombre. No obstante, en Arroyito esperan que esta semana se resuelva este tema.

Otro punto a seguir es el caso de Jeremías Ledesma. Marcelo Tinelli mostró real pretensión de contratarlo. El presidente de San Lorenzo le hizo saber a Raúl Gordillo, quien escuchó al popular conductor televisivo atentamente en toda la charla, que estaría dispuesto a llevarse al arquero de 26 años a cambio de la compra del 70 o 75 por ciento de los derechos a cambio de casi cuatro millones de dólares. A Central le quedaría en ese caso menos de ese valor por los descuentos tributarios y los porcentajes habituales de toda gestión.

Habrá que ver qué hará el canalla si el santo termina viniendo firme a la carga por el capitán auriazul. Porque además de perder a una pieza clave también obligará a Diego Cocca a buscarle un reemplazante, ya que en el banco está Josué Ayala, que desde que llegó hace un año y medio aún no atajó en la primera.

En medio de posibles ventas también hay espacio para pensar en dos jugadores que se fueron de Arroyito porque caducaron los respectivos préstamos, pero que el entrenador auriazul pretende retener como Miguel Barbieri y Nahuel Molina.

Central le hizo una propuesta formal a Racing para comprar la mitad del pase del zaguero. Sin embargo, desde Avellaneda todavía no respondieron.

La situación de Molina también está en veremos. Pero el caso del lateral derecho es más complejo porque Boca maneja sus tiempos y hace girar todo en torno a sus necesidades. Desde Arroyito enviaron un par de mensajes para hacerle saber que les gustaría seguir teniendo a préstamo al jugador, aunque desde la ribera, por ahora, no dan señales.

Es por eso que Central ya tiene apuntado a otro apellido: el uruguayo Federico Barrandeguy (23 años), que quedó libre de Montevideo Wanderers. El Mono Gordillo buscará convencer al lateral que tiene 80 partidos en primera y tres goles porque Goiás también lo tiene en la mira.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario