Rusia 2018

Sin reemplazante no hay reemplazo

¿Cuántas y cuáles preguntas debió contestar Sampaoli antes de recibir, oralmente, la extremaunción de la AFA que nunca llegó?

Miércoles 11 de Julio de 2018

¿Cuántas y cuáles preguntas debió contestar Sampaoli antes de recibir, oralmente, la extremaunción de la AFA que nunca llegó? Porque si el cuestionario hubiera existido, sus respuestas tendrían que haber sido lo suficientemente convincentes como para permitirle pelear por una indemnización que ahora parece no interesar o ser un tema menor.

Si Tapia y Angelici lo hubieran interpelado, las respuestas inexorablemente habrían sido insatisfactorias. No hay ninguna chance de que un cuestionario bien formulado no termine con el despido que quiere y no buscó la casa madre del fútbol. Salida sin un peso, por mala praxis o indemnización que respetara el contrato firmado, no había otras opciones. En cualquier caso debió tratarse de romper un convenio que fue confeccionado en contra de las posibilidades de la AFA y que no debería conllevar una sola renuncia sino varias. Alguien pergeñó el conchabo del que hoy la dirigencia es esclava. Y ese alguien debería responder con su renuncia a semejante dislate.

Ya que están tan enamorados del fútbol de España sepan que el contrato que une a Luis Enrique con la Real Federación Española desde hace un par de días es por dos años y no tiene cláusula de rescisión de ninguna de las dos partes. Se vence o se renueva de acuerdo a cómo les vaya a los aurirrojos en la Eurocopa 2020, cuyas semifinales y final se disputarán en Londres. Vistas las actuaciones de Sampaoli en todos los frentes, el supuesto careo no le convenía ni por casualidad. ¿Cuántos de sus dislates futbolísticos, sólo los futbolísticos, los que constan, podría justificar el otrora metódico, exitoso planificador, trabajador y esforzado entrenador de Chile? Se insiste, si en la reunión del lunes, Tapia y Angelici hubieran hecho unas pocas preguntas impostergables, las respuestas, siempre que fueran sinceras y con sentido común, no las defensivas, hubieran recibido un reprobado rotundo. A medida que pasen los días todo empezará a esfumarse.

Es una buena estrategia defensiva del Zurdo, que ofreció pagar sus culpas futbolísticas dirigiendo un torneo amateur. Increíble. Unas simples preguntas, futboleras y futbolísticas todas, hubieran sido suficientes para ponerlo en apuros irreversibles. Ejemplos. Hasta por televisión se vio que Biglia le dio indicaciones a Pavón antes de entrar contra Nigeria y que usted le avisaba a Messi que iba a entrar Agüero en el mismo partido. ¿Cuál es su versión? Si Argentina hubiera superado a Francia no hubiera tenido, como mínimo, a Rojo, Otamendi, Banega ni Mascherano.

¿Por qué cuesta tanto encontrar los reemplazantes en la lista? ¿Cuáles son los parámetros que utilizó para conformarla? Se dice que los futbolistas incidieron en la confección, ¿podría demostrar lo contrario? Otra muy sencilla, de sentido común. A 15 minutos de quedar eliminado, ¿por qué sacar a un delantero y poner a un volante? ¿No debió ingresar Higuaín? Son todas preguntas de primer grado que hubieran eyectado al entrenador de su cargo porque de tan simples resultarían lapidarias para su suerte. El sentido común no caracterizó a este ciclo de cuya implosión nadie se hace cargo. Pero hay una explicación lógica, de sentido común, de primer grado: a Sampaoli no lo echaron porque no tienen a quién poner.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario