Newell's

Sforza, en la mira del Barcelona, marcó un gol en reserva

El juvenil fue noticia porque está en la mira del equipo culé. Ayer jugó y convirtió en el 4-1

Sábado 07 de Marzo de 2020

Para Juan Sebastián Sforza, el chico de tan solo 18 años que juega en la reserva de Newell’s, fueron días muy convulsionados. Ya que nada menos que el Barcelona de Messi estaría interesado en sus servicios y esa noticia recorrió en la semana todos los portales del mundo

Ayer fue una prueba de fuego para el volante leproso. Porque era su primer partido luego de haber tenido la semana más mediática de su vida. En el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa, la reserva de Newell’s goleó 4-1 y uno de los goles lo anotó el pibe que acaparó la atención en los últimos días.

Tuvo la cinta de capitán, no por esta revolución mediática sino porque su personalidad avala plenamente la decisión del DT Federico Hernández. Los que estuvieron presentes coinciden con que lo vieron sereno durante los 90 minutos. A lo último terminó un poco cansado, pero llevó muy bien el plan de juego del partido. Está muy centrado en lo que está viviendo sabiendo que si hace las cosas bien tendrá un mejor futuro. No se lo vio diferente a otros partidos. Mantuvo la calma, la inteligencia táctica que lo caracteriza, mostró una vez más buen juego aéreo y eso lo pudo coronar con un gol de cabeza. Se notó que en la cancha no le pesó la presión.

Frank Kudelka se hizo tiempo para hablar del chico de la tapa de los diarios del jueves. El DT leproso analizó: “Lo conozco mucho. Entrena semanalmente con nosotros. El pasado martes, en el partido amistoso que hicimos, él jugó. Es un jugador al que le veo muchas condiciones y con muchas cosas a aprender. Incluso con ocupaciones distintas en el mediocampo, cosa que no es para dejar de lado. Me gusta mucho. Le veo condiciones futuras. Eso deberá ser llevado con la madurez necesaria de todos quienes lo conducimos. No sólo de nosotros sino de los que están a su lado afuera del club. Ver su cabeza. Estamos en una institución donde proliferan los buenos jugadores constantemente, pero a su vez hay un montón de buenos jugadores aletargados o después nos acordamos de ellos y nos preguntamos dónde están. Esas son las cosas que tenemos que mejorar como institución. Al jugador joven no hay que hacerles las cosas cómodas. Me refiero hay que llevarlos a una exigencia máxima, porque es lo que se van a encontrar. No idolatrarlos ni catapultarlos antes de tiempo. Esa es mi manera de pensar. Saber manejar con conciencia los momentos de los jóvenes”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario