Central

"Sabía que tarde o temprano esto iba a llegar"

El Loncho habló con Ovación en el que fue su primer día como ex futbolista luego de tomar la decisión de dejar el fútbol. "Es más importante que hablen de mí como persona que como jugador", dijo.

Lunes 18 de Junio de 2018

¿Cómo es tu día hoy?

Tranquilo. La decisión del retiro ya la venía pensando hacía bastante y en el momento en que decidí hacerlo se da vuelta la página y se empieza a pensar ya en otra cosa.

¿Es la primera entrevista como ex jugador?

Exactamente (risas), la primera.

Paulo Ferrari acaba de instalarse en su casa luego de pasar el Día del Padre en familia. Y no resulta difícil encontrar un hueco para comunicarse con el ya ex capitán canalla. Después de haber dado a conocer la noticia que se despedía del fútbol su teléfono empezó a sonar más de la cuenta. Amigos, futbolistas y entrenadores se hicieron un tiempo, según confió el Loncho, para apoyarlo en esta vida que comenzará a vivir a partir de hoy. Es que casualmente hoy Central inicia la pretemporada y Ferrari no estará con los cortos en Arroyo Seco. Posiblemente dé el presente, pero simplemente para despedirse de esa vida de jugador que, en Central, incluyó dos etapas y una carrera demasiado extensa. A los 36 años el Loncho habló con Ovación, como tantas otras veces, pero en esta ocasión para explicar los motivos de su decisión, para contar sus sensaciones y exponer sobre qué es lo que tiene pensado de aquí en adelante.

¿Cuáles son las sensaciones que tenés hoy? ¿Es un día normal, especial?

Obviamente que está todo muy fresco. Hablo con amigos y todavía recibo 20 mil mensajes de compañeros, de ex técnicos. Les estoy contestando a todos y lógico que el tiempo está latente, pero la verdad es que lo tomo con mucha tranquilidad.

¿Costó la decisión?

Costó en el sentido de que el fútbol es lo que hice toda mi vida. Sinceramente no me acuerdo cuándo fue la primera vez que me llevaron a jugar al fútbol. Desde que me acuerdo estoy jugando. Es lo que hice siempre y tomar una decisión de este tipo no es fácil, pero soy una persona que trata de asumir los momentos y sabía que tarde o temprano esto iba a llegar. Por eso lo tomo de la mejor manera, pensando que será un nuevo desafío porque arranca otra cosa. Tendré que reponerme y crear algo nuevo.

¿Lo charlaste con alguien de la familia, con amigos, con colegas? ¿O fue algo que decidiste vos solo?

Con mis compañeros lo venía hablando hace rato porque yo sabía que era mi última etapa como jugador. Lo mismo pasó con mis amigos y la familia. Ojo, la decisión fue pura y exclusivamente mía porque consideré que era un tema muy personal y en el que juegan los sentimientos de uno.

¿De todos esos mensajes a los que hiciste referencia, hubo alguno que te haya sorprendido?

La verdad que fueron muchísimos y es difícil nombrarlos a todos. Por ejemplo, me mandó un mensaje Pizzi desde Rusia, el Chacho y muchos compañeros y ex compañeros de todos lados. Sinceramente me hicieron poner contento porque muchos de esos mensajes fueron para agradecerme por cómo fui como persona y cuando pasa eso me pone mucho más contento que si me hablan de fútbol. Es más importante que hablen de mí como persona que como jugador.

Lo nombraste a Pizzi, justo él, que fue quien cuando llegó a dirigir dijo "quiero un solo refuerzo: Paulo Ferrari".

Sí, sin dudas que Juan fue determinante para que yo vuelva a Central porque en ese momento tenía todo arreglado para irme a jugar a Brasil y su llamado, sus palabras, fueron vitales para que tome una decisión que incluso me causó algunos problemas con quienes había tomado cierto compromiso. Lo había tenido como compañero cuando debuté en primera y sabía que era una persona seria, creíble y por eso decidí volver.

¿Esa vuelta, cuando Central estaba en la B Nacional, en uno de los peores momentos futbolísticos de la historia del club, es lo que los hinchas te valoran?

Seguro. Es lo que más me resaltan y me agradecen porque era una situación difícil, complicada, en la que costaba sumarse a un proyecto en un contexto adverso, porque era arriesgarse a vivir situaciones malas y exponerte a que te vaya mal. La gente hoy me reconoce que haya vuelto a los 29 años, cuando estaba diez puntos y podía dar todavía lo mejor de mí y creo que lo hacen porque fue una etapa en la que los hinchas la pasaron mal. Justo en ese momento yo vine a tratar de ayudar para salir de esa situación dejando de lado cualquier cosa.

¿Este último semestre fue el más complejo en la relación con los hinchas, porque empezaron a aparecer las mayores críticas? Quizás a partir de esto fue que decidiste dejar.

No, la relación con los hinchas siempre fue excelente. Obviamente que el último semestre fue malo y cuando eso pasa las críticas siempre están. Pasó conmigo, pero también con otros compañeros, pero en el fútbol las cosas son así. Fue un año muy malo, en el que a nivel equipo no estuvimos bien, pero no tiene nada que ver con la decisión que tomé. Dentro de algunos meses cumplo 37 años y consideré que era el momento.

¿Qué creés que le dejás al fútbol y que le dejaste a Central?

No sé. Siempre traté de ser una buena persona y transmitirles a mis compañeros que hay que ser compañeros, tirar siempre para adelante, ser frontal, cuidarse y dedicarse ciento por ciento al entrenamiento. El fútbol es un ambiente difícil, en el que hay muchos egoísmos, por eso siempre traté de enseñar todo lo contrario.

¿No fue necesario charlarlo con Bauza?

No hablamos. Era una decisión que quería tomar yo y si optaba por seguir sí hablar después con el Patón, pero mi decisión fue no seguir jugando, por lo que no fue necesario hablar con el técnico.

¿Y qué esperás, ahora como ex jugador e hincha, del Central del Patón Bauza?

Lo que queremos todos, que sea un equipo protagonista. Creo que tenemos un buen plantel y un buen cuerpo técnico, con gente del club que conoce la historia y la idiosincrasia, que es lo principal. Todos aspiramos a tener un muy buen semestre.

¿Te quedaron cuentas pendientes en el fútbol, especialmente en Central? Digo, jugaste tres finales de Copa Argentina. ¿Te vas con alguna espina en ese sentido?

Lógicamente que me hubiese gustado coronar todo esto con un campeonato, pero no se pudo dar. Sí rescato el ascenso que logramos. Estoy tranquilo que hicimos lo imposible y que siempre lo intentamos. Habrá que seguir luchando y en lo personal lo viviré como un hincha más. Iré a alentar a la cancha para ver si en el corto plazo lo podemos lograr.

¿Partido de despedida no vas a tener?

No (risas). No me gustan esas cosas. Voy a despedirme de mis compañeros. Ya me dijeron de organizar una comida o algo así, pero la verdad es que un partido despedida no lo veo.

Nada de tener gente en los cuatro costados y levantar los brazos con una ovación.

No. Estoy contento con la valoración que tengo en la calle día a día de parte de los hinchas y para mí eso ya es demasiado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario