Ovación

Ruben, otra vez a boxes

Una lesión en el sóleo lo deja afuera del partido frente a Vélez. Ingresa Gil, Carrizo va a la izquierda y López Pissano más adelante

Viernes 09 de Marzo de 2018

Otra vez problemas para Leo Fernández para armar el equipo. A las bajas obligadas que ya se sabían se sumó una más, que no es menor. Es que el jugador en cuestión es nada menos que Marco Ruben, más allá de la inactividad que haya mostrado el delantero en los últimos tiempos. Según el parte médico divulgado ayer por el club refiere que el capitán canalla "presenta una lesión traumática en el sóleo derecho, secundaria a un importante traumatismo sufrido en el partido contra Godoy Cruz. No estará a disposición para el partido ante Vélez". Un contratiempo más para el cuerpo técnico, que se verá obligado a meter una nueva variante y la misma contemplará una modificación en el dispositivo táctico. Sería el turno nuevamente de Federico Carrizo, quien fue titular el sábado pasado por la lesión de Néstor Ortigoza.

A esta altura hay un tema excluyente, del que Ovación ya informó a principio de semana, que tiene que ver con la reiteración de las lesiones que viene sufriendo el equipo desde el reinicio de la competencia, amén de que en esta ocasión se trate de una contingencia "secundaria" a un traumatismo. Pero esa es una parte de la historia. La otra es la que compete pura y exclusivamente al delantero, a quien se le está haciendo demasiado complicado adquirir continuidad. A las pruebas hay que remitirse.

Ruben arrancó el año frente a Independiente pero en ese partido debió ser reemplazado por un desgarro en el isquiotibial derecho, lo que le impidió formar parte del plantel en los encuentros ante Gimnasia, Unión y Huracán.

A partir de allí fue moderando su participación, básicamente por la decisión de Leo Fernández de relegarlo al banco de suplentes contra Olimpo y Lanús (en ambos ingresó en el complemento). Con la lesión de Maximiliano Lovera en la previa del choque frente a Godoy Cruz, el técnico lo mandó nuevamente a la cancha desde el primer minuto y fue en ese cotejo en el que recibió un golpe que desembocó en una nueva lesión.

Ruben arrancó la semana entrenando de manera diferenciada, pero el cuerpo técnico era optimista, ya que creía que el miércoles mismo iba a poder sumarse al grupo. Pero en el trabajo táctico de ese día no participó y lo mismo sucedió en el ensayo futbolístico de ayer. Inmediatamente apareció el parte médico del club informando que no podrá estar a disposición de Leo Fernández para el encuentro del domingo contra Vélez.

Tomando como referencia la formación del equipo en el último partido, el ingreso de Germán Herrera hubiese sonado como lo más lógico, más teniendo en cuenta que el Chaqueño marcó el gol del descuento ante el Tomba en los pocos minutos que estuvo en cancha, pero la lectura que hizo el técnico fue otra. Y que, de hecho, se condice con lo que había diagramado en la previa de Godoy Cruz, ya que en esa ocasión el acompañante de Zampedri en el ataque iba a ser Lovera.

Es por eso que Leo Fernández decidió prescindir del 4-4-2 del último partido. Lo que ensayó en estos días puede leerse como un 4-5-1, como anticipó ayer Ovación. Más allá de los números, lo que será verdaderamente importante es la inteligencia que muestren los jugadores a la hora de moverse por donde el trámite lo amerite.

Lo concreto es que el elegido por el entrenador para reemplazar a Ruben sería Carrizo (en realidad el cambio es Gil por Ruben), con la salvedad que Pachi se movería por la banda izquierda, mientras que Joel López Pissano sería el encargado de flotar en tres cuartos, para colaborar en la generación con los volantes y, en la medida de lo posible, mantenerse cerca de Zampedri.

Lo único seguro es la baja nuevamente de Marco Ruben. Importantísima desde el respeto que impone el nombre del delantero, poco problemática desde el presente futbolístico del capitán. Cualquiera sea la lectura que se haga, el contratiempo no es menor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario