Central

Punto para sumar y conservar la confianza

Sin hacer un gran partido y tras una semana compleja, Central pudo empatar ante un rival directo y mantuvo el invicto.

Lunes 02 de Septiembre de 2019

Central sumó y ese es un dato a resaltar. Sigue invicto en la Superliga, otro dato para no dejar de lado en un contexto de club con diversas incertidumbres. Lo pudo ganar y estuvo ahí nomás de conseguir el objetivo, aunque también se pudo quedar sin nada. Fue empate en uno frente a un también necesitado Colón, con saldo positivo teniendo en cuenta todas estas cuestiones y para conservar la calma tanto desde lo futbolístico como institucional. Más aún en lo que será la larga antesala hasta llegar al clásico frente a Newell’s. Por eso las caras y declaraciones de los protagonistas fueron con ánimo de satisfacción.

   Canallas y rojinegros entendían de qué se trataba el duelo. Nada para despreciar pensando en los números del promedio. Por eso el planteo desde el inicio fue de golpe por golpe y así estuvieron. A tal punto que Colón fue el que madrugó con las acciones con Estigarribia como protagonista en apenas unos segundos de acción.

   Central no se quedó y buscó pegar también en el arco de enfrente y tuvo acciones de riesgo. Pero fue el sabalero el que despabiló a los hinchas en el Brigadier López con el grito intenso de Aliendro para poner el 1-0.

   A partir de ahí llegó la tranquilidad para el anfitrión y la desesperación para los de Cocca, que a partir de ese momento debía arriesgar más ante un rival que se iba a cuidar mejor. Por eso el juego se modificó a lo que había sido en el arranque. Y cuando todo parecía trabado llegó el regalo sabalero. Burián se equivocó en la salida ante Gamba y ahí se gestó la igualdad a través de Riaño. Para que festejara el canalla y para que los sabaleros -sobre todo el arquero- maldijeran por el insólito regalo que le dio a su rival.

   El escenario volvió a lo que fue el inicial. Con la paridad otra vez y la búsqueda de ambos para tratar de sorprender y quedarse con los tres puntos. Pero claro, ya no con la misma intensidad desde lo físico como había sido en el primer período.

   Central optó por aprovechar los espacios que dejaba el sabalero en el afán de pisar campo contrario. Intentó meter una contra letal que bajara los ánimos del local, pero más allá de que aparecían situaciones le costaba cerrar una jugada.

   El paso de los minutos tornó en un juego de ida y vuelta, de ataques, contra ataques y sin definición de las mismas. Parecía que lo tenía el sabalero, pero en otros pasajes pareció que el canalla se podía llevar el premio mayor. Los dos no bajaron la guardia, todo lo contrario y siguieron en guardia e intentando meter una mano para dar el nocaut. Y Rius estuvo ahí de ser el jugador de la tapa con ese toque sin destino en la boca del arco. Aunque también estuvo a punto de quedarse sin nada si Morelo no fallaba en la última postal que entregó el duelo.

   Un punto para Rosario. Otro más como para intentar que el promedio no baje en su cotización. Central conservó el invicto tras cinco juegos, un detalle para nada menor, y ahora esperará a Newell’s para recibirlo en el Gigante de Arroyito. Y ahí se escribirá otra historia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS