Central

Paraguay es una tierra de oportunidades

Central arribará hoy al país vecino para enfrentar mañana a Libertad. El canalla necesita sumar para depender de sí mismo en la búsqueda de los octavos de la Libertadores.

Miércoles 03 de Abril de 2019

El otoño en Paraguay es un verano encubierto. Calor, humedad, calles coloridas por los puestos de venta ambulante y gente cordial de caminar pausado con el tereré incorporado a la mano, esperan la llegada esta tarde de la delegación de Central, que hará base en el hotel de la Conmebol, en Luque, en las afueras de la capital Asunción. A este vecino país trasladará el canalla, renovado con la llegada de Diego Cocca, la ilusión de seguir con vida en la Copa Libertadores, la máxima vidriera continental, cuando mañana a las 21 (las 20 de Paraguay) se enfrente con Libertad, el líder del grupo H. Claro que recomponer el promedio en la Superliga es el objetivo ineludible en el club de Arroyito, pero jamás se puede despreciar lo que significa jugar la Libertadores (igual la decisión del DT sería poner en cancha un mix, ver páginas 6 y 7), si encima para meterse en octavos de final todavía depende de sí mismo. Por eso Paraguay es más que nunca una tierra de oportunidades.

El nuevo Central de Cocca logró el fin de semana, en su estreno como entrenador auriazul, lo que no habían podido ni el Patón Bauza ni el Loncho Ferrari, ganar en 2019. Por eso la victoria por 2 a 0 en la Paternal ante Argentinos, por la Superliga, debe servir de puntapié inicial para la recuperación de un equipo que en plano individual y colectivo lucía desorientado. Ahora surgió una luz de esperanza, que deberá proyectarse con el paso de los partidos para que se convierta en un potente faro lumínico, que aclare fundamentalmente las sombras que se posaron peligrosamente en los últimos tiempos en el promedio canalla.

Es cierto que el partido de mañana no suma para esta tabla preocupante, pero el hecho de participar del torneo más prestigioso del continente no se puede tirar por la ventana. Por ello Cocca sabe mejor que nadie que un buen resultado ante Libertad tendrá un valor sustancial en cuanto a la confianza que debe generar el nuevo ciclo, además de dejar bien parado al canalla en el frente copero.

Central siempre se sintió cómodo en este vecino país. Incluso en sus siete presentaciones anteriores en suelo guaraní jamás perdió, ya que cosechó cinco victorias y dos empates (ver páginas 6 y 7), aunque nunca se midió de manera oficial con Libertad, el duro rival de mañana, por el grupo H de la Copa.

Lo cierto es que cuando la delegación auriazul hoy pise Paraguay sabrá que se jugará prácticamente su futuro en la Copa. Porque si logra sumar uno o los tres puntos seguirá dependiendo de sí mismo para avanzar de fase.

Central (suma un punto) puede tumbar al líder Libertad (6) y así poner el grupo al rojo vivo. Además, mañana también jugarán Universidad Católica (3) y Gremio (1). Los canallas luego visitarán a Gremio y tendrán dos compromisos en el Gigante de Arroyito: Universidad Católica y Libertad. Por ello pellizcar algún punto mañana o la semana que viene en Porto Alegre puede significar estirar la ilusión hasta las últimas dos fechas en las que será local. Además, si no llega, terminar tercero equivale a seguir en la Sudamericana.

En cuanto a lo futbolístico puede incidir la baja de Leonardo Gil (esguince leve de rodilla derecha, ver páginas 6 y 7), que viene de ser la figura ante Argentinos por la Superliga. Pero más allá de los once que ingresen a la cancha, lo concreto es que Central está en condiciones de no soltarle la mano a la Libertadores. Y deberá evidenciarlo en el Defensores del Chaco, ante un Libertad que no tendrá al delantero ex Newell's Oscar "Tacuara" Cardozo, su máxima figura, suspendido por amarillas.

Así Central arribará hoy al país guaraní, poniendo todos los sentidos en poder reivindicarse en el plano externo, siempre sabiendo que el domingo ante Independiente en el Gigante necesita cerrar esta traumática Superliga con tres puntos en el bolsillo, que serían una bocanada de oxígeno para el reordenamiento de los promedios que se vienen. Pero el presente está acá, en Paraguay y ante Libertad.

Ayer llovió todo el día en la zona de Asunción y el pronóstico de lluvia se extiende hasta mañana a la hora del partido. Central necesita que el clima ganador que lo acompañó en La Paternal lo siga en la tierra del mate y el tereré.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});