Ovación

Para Argentina, lo justo fue suficiente ante Bolivia

El equipo de Scaloni planteó un partido de ritmo lento, pegó en los momentos clave y lo hecho le alcanzó para merecer la victoria. Lautaro y Correa, los goles

Miércoles 14 de Octubre de 2020

La suficiencia con la que Argentina cerró el partido no se condice con la apatía con la que transcurrió la mayor parte del primer tiempo, pero claro, todo fue en medio de una intención claramente marcada y parte de una estrategia que tenía que ver con eso, con jugar a un ritmo lento, sin demasiada presión en el inicio, haciendo correr más la pelota que corriendo detrás de ella. Fue clave y por supuesto determinante el gol de Joaquín Correa a poco más de 10 del final, pero fue en ese momento cuando el equipo de Scaloni se sintió decididamente cómodo en la altura de La Paz para meter un triunfo (2-1) tantos años postergado, que da una bocanada importante de aire en el inicio de las eliminatorias. Porque dos jugados y dos ganados (con paso por Bolivia mediante) no es menor.

   Para un equipo como Argentina, con los nombres que tiene pese al recambio y la aparición de jugadores jóvenes, imponer condiciones frente a Bolivia no debiera ser com plejo, pero la altura tiene esas cosas raras, que permiten, entre otras cosas, emparejar rendimientos. Sólo por eso el equipo del Altiplano se mostró competitivo, aunque no tanto desde las situaciones generadas, sino del dominio repartido.

El empate de Lautaro:

https://twitter.com/Argentina/status/1316119543127957504

   Pero lo dicho, en ese primer tiempo anodino, lento, casi soporífero, la estrategia argentina era hacer todo lento. Por eso no hubo ningún sprint de Messi, ninguna arremetida de Ocampos, ninguna trepada a ciegas tanto de Montiel como de Tagliafico. Es más, las pocas situaciones generadas en la primera etapa fueron tres zapatazos desde afuera del área de Paredes (uno de ellos se estrelló en el palo izquierdo), este último ya después de ese cabezazo solitario que Martins metió sin grandes impedimentos ente las humanidades de Martínez Quarta y Otamendi (24’).

   Fue el momento más complejo que vivió Argentina en un partido que siguió jugando a paso cansino y en un bajo nivel por cierto. Pero la corajeada de Lautaro Martínez dio sus frutos y en el cierre de la primera etapa anotó, con algo de fortuna, tras un mal despeje de Carrasco.

Correa.jpeg
Joaquín Correa, autor del tanto del triunfo de Argentina.

Joaquín Correa, autor del tanto del triunfo de Argentina.

   La liviandad boliviana siguió siendo eso, meras intenciones sin ningún ideario futbolístico como sostén. Lo de Argentina pasaba por otro lado, por esperar el momento indicado para hacer pesar su categoría y golpear. Pudo haber sido a los 21’, cuando Lautaro quedó solo por izquierda pero envió uno de los peores centros de su vida, o a los 29’, cuando Lampe le tapó un tremendo remate otra vez a Lautaro después de un gran pase de Messi.

   A esa altura, Argentina ya era superior y merecía llevarse algo más que el empate. Lo confirmó a los 34’, en el final de una jugada en la que la pelota pasó por Messi primero y por Lautaro después. El remate cruzado del recién ingresado Joaquín Correa contra el palo izquierdo de Lampe puso las cosas en su real dimensión y de ahí en más Argentina sí se sintió cómoda.

El gol de la victoria:

https://twitter.com/Argentina/status/1316132534296678400

   A Messi no le hizo falta gambetear o generar faltas, eligió jugar simple y fue por eso que su participación en esos minutos finales se tornó clave, aun sin demasiados firuletes. El resto acompañó, no cometió errores y con eso fue suficiente ante una Bolivia a la que futbolísticamente no le dio la talla. Argentina sí esta vez estuvo a la altura y aún con poco jugó para merecer lo que se trajo de La Paz.

Bolivia 1 vs. 2 Argentina | Eliminatorias a Qatar 2022 - Fecha 2

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS