Ovación

No a las sociedades anónimas

Organizaciones de base redactaron un documento en repudio

Jueves 01 de Febrero de 2018

"Hoy ya hay muchos clubes que de hecho son sociedades anónimas comerciales". Esto expresó públicamente hace pocos días el coordinador general de Comunicación Estratégica de la Secretaría de Deportes de la Nación, Fernando Marín. Se refirió así a un tema que desvela desde hace años al actual presidente Mauricio Macri y que en los próximos meses podría estar en la agenda del Ejecutivo nacional: el posible desembarco de las sociedades anónimas deportivas (SAD) en el fútbol argentino.

Frente a estas palabras, varias decenas de organizaciones sociales firmaron un documento en rechazo a la medida y también al Prode on line. Ovación habló con tres de los firmantes del documento que acompañan los nombre de curas villeros, dirigentes de clubes, políticos, deportistas y entidades de base.
El jugador de rugby, ex Puma y fundador del Proyecto Deporte Solidario Matías Dalla Fontana; el titular del Movimiento Social del Deporte, Víctor Lupo, y el concejal justicialista Eduardo Toniolli expresaron por qué rechazan las SAD.
Algunos párrafos del documento expresan el rechazo terminante "a la intromisión del Estado para inducir a la mercantilización de una de las más competentes organizaciones libres del pueblo: los clubes sociales, culturales y deportivos".
El texto agrega que "el club brinda aún, junto a la escuela pública, la gran posibilidad de formación, contención e inclusión social que necesitan los niños y jóvenes que se han quedado sin puntos de referencia para su formación tanto intelectual como física. Es también un lugar abierto para que los integrantes de la tercera edad puedan desarrollar sus actividades recreativas".
Además expresa: "El sólo hecho de convertir al deporte en un sport business trajo aparejado: violencia, corrupción, doping y las apuestas on line (propuesta que en nuestro país fuera ya rechazada por la Iglesia)". Y finalmente concluye recordando las palabras que el Papa Francisco les expresó a los presidentes de los comités olímpicos europeos cuando les dijo: "Cuidado con la tentación de reducir el deporte a un mero negocio".
El escrito es una respuesta inmediata a Marín, quien intenta cumplir un viejo anhelo de Macri . El actual presidente argentino ya en 2001 había dicho: "Voy a volver con esta propuesta", refiriéndose a su intención de introducir las sociedades anónimas en el fútbol, un proyecto por entonces ampliamente rechazado en una moción que tuvo enfrente nada menos que al ya fallecido presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Julio Grondona.
"Fue mi mayor fracaso político. Mi propuesta perdió por paliza, 38 a 1, el único voto a favor fue el mío. Busqué transparentar al fútbol, darle otro orden", había dicho el por entonces presidente de Boca.
Pero hoy, sin el Jefe delante, con la primera magistratura en su poder y la mayoría de los clubes endeudados, Macri vuelve al ruedo. El gobierno pretende que las SAD se discutan antes del Mundial de Rusia y arranquen con la Superliga 2018/2019 (cuando los supuestos inversores estarían habilitados a tomar el control de los equipos de fútbol o incorporarse como accionistas minoritarios de los clubes y con voz y voto).
Un nuevo "cambio" en el fútbol (a tono con el macrismo) y a la zaga de otras medidas impulsadas desde sus huestes como las intervenciones del Fútbol para Todos y AFA y el menú de transmisiones en manos de capitales extranjeros como Fox y Turner.
Circula por lo bajo que el proyecto se va a sondear en el Congreso a partir de este mes y no se descarta que de no contar con aceptación parlamentaria, el presidente eche mano como viene haciendo a la firma de un decreto. Cambiemos.

✓ Eduardo Toniolli (Concejal justicialista)

"Sólo si se cumpliera la ley nacional que incluye una asignación universal deportiva se beneficiarían en todo el país 3 millones de niños y adolescentes o sea no hablo de una dádiva del Estado a dedo sino de compromiso político. Pero no, se quiere apelar a una decisión importada y naturalizar que los clubes más pequeños que cumplen una función social, cultural y educativa se debiliten. Como pasó en la dictadura: se trata de romper la organización comunitaria, esa que se crea de abajo hacia arriba, se busca despoblar los clubes por supuestas malas gestiones. A las malas gestiones se las enfrenta con buenas gestiones, no con el negociado de las sociedades anónimas".

✓ Matías Dalla Fontana (ex Puma, Deporte Solidario)

"Este cambio en los clubes no implica una discusión coyuntural con un sector político; es algo trascendental porque se pone en juego un modelo de sociedad, de cultura y de deporte. Los clubes aquí, a diferencia de otro países, tienen identidad, nacen del esfuerzo y acción de familias enteras y ese esfuerzo se plasma en la actividad deportiva. Si eso se transforma en un negocio, si los clubes se convierten sólo en la búsqueda de lucro, corremos serios riesgos de agravar situaciones sanitarias y de salud mental de muchos jóvenes. Y esto lo digo también como psicólogo. Las SAD serían un negocio desatinado, son parte de un modelo que ya padecimos en los 90".

✓ Víctor Lupo (Movimiento Social del Deporte)

"Los clubes cumplen una funcionalidad determinante en el desarrollo de los chicos y han contribuido a la formación de nuestro patrimonio histórico nacional. Pero este gobierno quiere ahora fomentar el sedentarismo y la ludopatía, porque las SAD no apuntan al deporte sino al negocio. En España se implementaron y los clubes hoy deben el triple de dinero que antes. Acá el tema es hacer cumplir las leyes que ya existen: la ley del deporte, de clubes y la de derechos deportivos que está en Santa Fe. Todas apuntan a financiar el deporte como cultura del encuentro, más en sectores humildes. Las SAD en cambio apuntan a la cultura del podio".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario