Central

"No hubiera podido trabajar con el Patón", reveló Grossi

El ex director deportivo de Central habló mano a mano con Ovación sobre su pasado en el club.

Lunes 14 de Octubre de 2019

Cuando te fuiste algunos dirigentes hicieron trascender que ibas a monitorear desde Buenos Aires el trabajo de Maggiolo y Chamot y que el proyecto infanto-juvenil y el Centro de Alto Rendimiento Deportivo seguía, pero con vos desde afuera.

Cuando les dije a los dirigentes que me iba fui concreto a la hora de elegir a Maggiolo y Chamot como las personas indicadas para seguir con ese proceso de consolidación, por el perfil que tenían de honestidad y el gran conocimiento del club. Dos personas que podían llevar adelante todo en la estructura deportiva sacando la primera división. Para mí lo hicieron excelente porque al otro año, con todo lo que estaba construido, se consiguieron éxitos en resultados y se promovieron jugadores a la primera.

Teniendo en cuenta que las inferiores de Central siempre fueron un terreno para que trabajaran ex jugadores o ídolos del club, ¿te sentiste un cuerpo extraño durante el tiempo en el que estuviste en el club?

Para nada, siempre me sentí muy a gusto. Sí reconozco que me encapsulé durante esos años. No tenía ni tengo redes sociales, no leo diarios y tengo cero comunicación con ese mundo exterior.

Históricamente en las inferiores de Central siempre se trabajó con gente con alguna ligazón en el club y que no comulgaba con lo que venías a proponer como director deportivo del tan mentado proyecto infanto-juvenil, que incluía la utilización de planillas Excel y el aporte de las herramientas tecnológicas.

Mirá, lo primero que hice cuando agarré Central fue reunirme con José Pascuttini para entender lo que era el club. Sabía de su trabajo en Vélez y en Central. Me explicó muy bien cómo funcionaba todo el recorrido en las inferiores de un club acostumbrado a promover jugadores. Y le conté cuál era mi idea, que no era otra que la de profesionalizar ciertas áreas de inferiores que veía abandonadas. Darles otro orden a las cosas, buscar un perfil de jugadores, jugar de esta manera, con dos laterales que siempre atacan, con un enganche, dos puntas, en un sistema 4-3-1-2. Este es el estilo que siento y tengo en la cabeza.

¿Y qué te contestó Pascuttini?

Me alertó sobre que las inferiores venían trabajando y jugando de una manera. Antes de agarrar busqué asesorarme con actores importantes del mundo Central. Entiendo que Pascuttini es una fuente de consulta. También me reuní con varios ex jugadores del club y arranqué. Como te dije, la presencia de Coudet como el técnico de la primera me facilitó todo. Porque es un DT que va de la mano con mi ideología futbolística y con la que tenían los dirigentes. Les dije a los dirigentes que iba a construir jugadores de un estilo determinado y gestionar talentos para jugar así. Les pregunté si estaban de acuerdo con eso y cuando me dijeron que sí, arranqué. Había una combinación entre la primera y el mensaje de las infantiles. Lo mismo pasa ahora en River con Gallardo. Si no estuviera un técnico con la ideología de él sería imposible trabajar en ese club. Acá existe una línea muy bien marcada por el entrenador de la primera. Mientras estuve en Central había una comunión entre la primera y el fútbol juvenil porque todos captábamos jugadores para entrenar y jugar con un estilo de una determinada manera. Yo no hubiera podido trabajar con Patón Bauza por la manera en la que ve el fútbol. Y esto no lo digo criticándolo a Bauza, a quien considero una de las personas más importantes de la historia de Central, lo remarco porque tengo otra manera de gestionar y otra mirada de cómo se debe jugar al fútbol. Una vez recuerdo que Maggiolo me contó: "Che, Bauza me dijo que no hay jugadores en las inferiores”. Y tiene razón, le contesté. Para jugar como quiere Bauza, con otro perfil de futbolista, con otra idea, otro sistema, otra genética y otra altura, es lógico que piense que no hay jugadores en las inferiores de Central para lo que él necesita. Si vos plantás soja y el que te viene a comprar te dice que quiere cerezas, es lógico que le contestes "no, acá se cosecha soja, no cerezas”. Es atendible que Bauza dijera eso. El perfil de futbolista que utiliza Bauza para construir un equipo no es el que usa Coudet. Otro ejemplo: si vos construís un proyecto para que lo dirija Gallardo, que es lo que estamos haciendo desde hace cuatro años, es porque el que trabaja en las inferiores viene con una idea de juego a partir de lo que hace la primera. Pero si la primera de River la pasa a dirigir un entrenador con una filosofía opuesta a la de Gallardo, cuando mira para abajo seguro dirá que todos estos enanos que gambetean, que enganchan y atacan no tienen lugar en lo que pretendo porque necesito otra cosa. Y a Central le pasó eso. El estilo futbolístico que se planificó con mi gestión, en el medio y por diversos motivos, se cambió abruptamente. Pero también es válido porque se salió campeón con otra manera de jugar. El equipo de Bauza hizo historia porque salió campeón y el de Coudet quedará en la historia emotiva porque valía la pena pagar una entrada para verlo jugar y siempre será recordado aunque no haya salido campeón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario