Central

Ni recambio ni columna, el mix de Cocca no funcionó

Los que juegan poco no aprovecharon la chance y los habituales titulares fallaron también. El DT presentó un mix que no funcionó.

Viernes 05 de Abril de 2019

Cocca apostó a este partido. Decidió preservar a varios de los habitualmente titulares pensando en el partido del domingo contra Independiente. Lo que encerró esa decisión fue jugársela por una columna vertebral, la que le suele dar equilibrio a los equipos, en la que sólo Jeremías Ledesma estuvo a la altura de las circunstancias. Pero al lado de ellos estuvieron otros tantos que volvieron a tener sus chances y, una vez más, no supieron aprovecharla. Los 90 minutos de ayer le deben haber dejado muy en claro al DT que el material de recambio no es del todo confiable.

La primera y gran salvedad que debe hacerse es que los juveniles que estuvieron desde el arranque no fueron los principales responsables de la derrota. Sí colaboraron para que el equipo fuera una verdadera mueca.

Si hay partidos en lo que cualquier jugador quiere estar, esos son los de Copa Libertadores, donde muchos suelen allí ver una mayor cuota de prestigio. Un razonamiento lógico indicaría que este tipo de encuentros debiera sacar lo mejor de cada uno. En Central hay casos en los que la ecuación no funciona de esa forma. Es que la chance de mostrarse y recibir con los brazos abiertos una posibilidad para ganarse la confianza del técnico parece superarlos.

Rizzi volvió a decepcionar en un partido clave para el canalla, Diego Becker lo hizo con la displicencia que generalmente lo acompaña, Pereyra volvió a ser un jugador livianito. Rodrigo Villagra fue de los más chicos el que mejor andar tuvo, aunque su desempeño fue claramente de mayor a menor. Pero en Arroyito hoy la cuestión no es si los pibes están a la altura o no, sino que el recambio no entrega los resultados esperados. Un claro ejemplo es también Marcelo Ortiz, quien en el primer tiempo tuvo un rendimiento de regular para abajo y en el segundo, sin poder demostrar algo superador, se fue expulsado de manera infantil por cometer una infracción sobre la línea, con el jugador de Libertad de espaldas.

"Todo esto nos servirá para sacar conclusiones", fue una de las frases de Cocca al térmio del partido. Una de ellas sin dudas será la respuesta que entregaron aquellos futbolistas que no actúan seguido. Por supuesto que una lectura similar debiera hacer sobre el aporte de los que conformaron la columna vertebral en la que el técnico pensó que el equipo podía apoyarse. Porque ellos tampoco respondieron ni estuvieron a la altura, a excepción de Ledesma, quien pese a los dos goles en contra tuvo unas cuantas intervenciones acertadas que impidieron que la derrota tuviera ribetes de papelón.

Cocca creyó que en la personalidad de Caruzzo, Ortigoza, Zampedri y, quizá, Riaño, el equipo podía encontrar un sostén importante para que el resto se acoplara. Ni los unos ni los otros. El pulgar para abajo fue para los que debían sostener, pero también para los que la chance les debió haber movido las fibras íntimas y, al menos anoche, ni se inmutaron.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});