Ovación

Los europeos están locos por el mate

Antoine Griezmann, Son Heung-Min, Eric Dier y Dele Alli son algunos de los jugadores del fútbol europeo cautivados por la costumbre argenta.

Viernes 21 de Septiembre de 2018

El lateral Pablo Zabaleta apareció hace un par de meses en la televisión inglesa y no jugando al fútbol precisamente. El ex lateral de San Lorenzo y de la selección argentina explicó en vivo de qué se trata y cómo se toma la bebida telúrica por excelencia. Y le cebó uno al delantero marfileño Didier Drogba, quien bromeó con la velocidad que podría adquirir tras la infusión. "Le ponemos yerba, le agregamos agua caliente...", explicó Zabaleta mientras los que lo acompañaban en el estudio de BBC Sports, Frank Lampard y Gary Lineker, le preguntaban si la bebida tenía cafeína y si se podía tomar antes de los partidos. Zabaleta contestó que el mate "no salta en el dóping" y que es una bebida "social" que se suele compartir con los compañeros también en el vestuario.

¿Por qué el mate es tema de un programa entre futbolistas? Porque según viene reflejando la prensa europea, bajo el impulso de los expatriados argentinos, uruguayos y brasileños, cada vez más jugadores del Viejo Continente adoptan las costumbres del fútbol sudamericano: mate, asado y también reguetón.

Según un informe reciente en el diario suizo Le Temps, el mate dejó de ser un objeto exótico. Termo y calabaza circulan en el colectivo que lleva a entrenar a los jugadores, se los ve a los futbolistas andar con el equipo en los aeropuertos, usarlos en la habitación del hotel o en el borde de los campos de juego.

Además de los argentinos y uruguayos algunos como el francés Antoine Griezmann (de Atlético de Madrid) se convirtieron en verdaderos embajadores del mate por la influencia de compañeros uruguayos durante su paso por la Real Sociedad.

"Los uruguayos tomamos de la mañana a la noche. Antoine comenzó a tomar mate cuando nunca había puesto un pie en Uruguay. Con mi esposa, le compramos su primer kit de mate en el mercado artesanal de Montevideo", dijo el delantero del club vasco Carlos Bueno. De todos modos Griezmann sigue hoy con la costumbre en un mano a mano con el uruguayo Diego Godín, ambos en el equipo colchonero.

En el Barsa quienes matearon a sus anchas fueron Lionel Messi, Javier Mascherano y Luis Suárez y "evangelizaron" a varios compañeros. Y en el Tottenham fueron el técnico Mauricio Pochettino y el arquero Paulo Gazzaniga, ambos de Murphy, el ex defensor de Estudiantes de la Plata Juan Foyth y el mediocampista de River Erik Lamela, quienes les contagiaron la costumbre rioplatense a Eric Dier, Danny Rose, Dele Alli, Kieran Trippier y Harry Kane. Todos reconocieron tomar mate cuando comparten espacios en la selección. "Me encanta", dijo el centrocampista del Tottenham, "pero Eric (Dier) tiene que cebármelos porque no sé cómo se preparan".

También el ritmo del reguetón llegó a los vestuarios. El francés Paul Pogba se anima a responder preguntas del periodismo en español y dice que lo aprendió escuchando a sus compañeros de equipo. "Empecé a escuchar reguetón con mis amigos (Paulo) Dybala, Juan (Mata) y el Apache (Tevez). Les pido que me hablen sólo en español", dijo el ex mediocampista de la Juventus y actual del Manchestester en una entrevista.

El asado también cuenta cada vez más nuevos seguidores. "Hicimos uno antes de la reanudación del entrenamiento", dijo Pablo Zabaleta, ahora en West Ham, dirigido por el chileno Manuel Pellegrini. "También es una actividad que une a las personas. Ahora estamos viendo si podemos instalar una parrilla en el centro de entrenamiento, sólo para disfrutar del buen clima veraniego", señaló.

París Saint-Germain tiene uno de los vestuarios más latinos de Europa. "Es el Pocho (Lavezzi) quien lanzó la moda de los asados ​​aquí. ¡A Zlatan Ibrahimovic le encantaba! A Marco (Verratti) también. Después que se fue el Pocho siguieron con la costumbre Gio (Lo Celso, ex de Central y recientemente en el Betis) y Dani Alves", dijo Carlos Muguraza, dueño de tres restaurantes argentinos instalados en la capital francesa. Gustos que se contagian como el fútbol y no tienen fronteras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario