Ovación

López Pissano vuelve a ser, ahora de la mano del Kily

El Zurdo, de gran labor en reserva, tiene la chance de demostrar nuevamente en primera, después de aquel debut en 2018, con Leo Fernández, justamente ante Unión

Viernes 02 de Octubre de 2020

El Kily prepara el equipo para el primer amistoso (mañana, ante Unión, en Santa Fe) y el trabajo diario es con lo que tiene a mano, que no es mucho por cierto. De esos nombres que estarán en cancha en el 15 de Abril no se sabe cuántos formarán parte del equipo cuando inicie el torneo, pero hay indicios que bien vale la pena ya ir destacando. Joel López Pissano está entre estos primeros once y el dato no es menor. El Zurdo viene de un largo proceso de reinserción en la primera de Central pero sin grandes oportunidades. Ahora parece haberle llegado la hora nuevamente y si ello ocurre su continuidad dependerá de las respuestas que entregue, que le valdrán ni más ni menos para la consideración que tiene Cristian González sobre su juego no decaiga. Porque si hay alguien que confía en las condiciones futbolísticas de López Pissano es justamente el Kily, que fue quien “lo rescató” del ostracismo, le dio la chance primero y la confianza después, siempre en reserva, para que el volante ofensivo se encontrara consigo mismo, y con su fútbol, por supuesto.

   “Quiero volver a jugar en primera, sé que puedo hacerlo”, fue la frase emblemática de López Pissano en una larga charla con Ovación allá a principios de mayo, cuando la pandemia por el coronavirus había empezado a hacer de las suyas, mientras Diego Cocca era aún el técnico canalla. Pero en poco tiempo todo cambió. Porque el Kily tomó las riendas del primer equipo y el Zurdo siguió haciendo lo que ya realizaba con Cocca (entrenarse con el plantel profesional), pero ahora su situación es otra, de un mayor encanto en lo personal y, por obvias razones, de mayores expectativas.

   La posición en la que el Kily lo utilice el sábado en Santa Fe es lo de menos, al menos en esta puesta en movimiento del equipo. Con el correr de los partidos deberá el propio jugador encontrar su lugar y forzar al técnico para que lo elija siempre. Puede que su función sea como volante interno por izquierda, o quizá un poco más adelante. Lo mejor que le podría pasar al jugador es que el pedido del DT sea para flotar en tres cuartos, detrás de los delanteros, en la función de enganche propiamente dicha. ¿Por qué? Porque es la función que más conoce, en la que mejor le salen las cosas y con la que más cómodo se siente. Pero dependerá mucho, o casi todo, de él.

Pissano.jpg
López Pissano fue un jugador clave en la reserva del Kily González.

López Pissano fue un jugador clave en la reserva del Kily González.

   Esto de que la relación entre López Pissano y el Kily tiene algunas particularidades afectivas no es cuento. Cuando el Zurdo retornó a Central tras su paso por Emelec de Ecuador de arranque no convenció a Cocca y quedó entrenando en soledad en Granadero Baigorria. Allí fue cuando el actual DT canalla lo vio, lo llamó, le habló y le ofreció contención deportiva pero sobre todo afectiva. Le dijo que estaba dispuesto a darle la oportunidad, pero que a cambio necesitaba una cuota importante de compromiso. ¿Qué salió de eso? Un acuerdo inmediato y una respuesta de parte del Kily muy concreta. Porque esa charla fue un par de días antes del clásico y ya el domingo el enganche estaba en cancha, como titular. Lo hizo con una condición física que, por obvias razones, no era la mejor, pero la que rápidamente fue mejorando. Su participación en ese equipo de reserva comenzó a ser determinante y hasta hubo ocasiones (seguramente no tantas) en las que, sin que parezca cuento o una adulación innecesaria, pareció que la reserva le quedaba chica.

“Qué jugador que sos”

“Qué jugador que sos Zurdo, la puta que te parió”. Del otro lado de la línea y después de una jugada aislada, que no terminó en nada, pero sí tuvo una confección exquisita, el Kily sorprendía con su reflexión en la cancha del pozo en Granadero Baigorria. Lo escucharon todos los presentes y no sólo se rieron, sino que asintieron. De eso se trata lo que López Pissano hizo este último tiempo en reserva, pero con ello se puede graficar de la mejor manera lo que siente el Kily por el enganche.

El gol de López Pisssano en primera:

JOEL LÓPEZ PISSANO || GOL Y LUJOS

   A esa altura Cocca escuchaba hablar cada vez más de él pero lo máximo que hizo fue llevarlo de lunes a jueves al predio de Arroyo Seco y el viernes liberarlo para que el Kily lo utilizara en reserva. Con Cocca jamás tuvo la chance, ni siquiera de integrar el banco de suplentes. A esa altura de su carrera había quedado demasiado lejos aquella participación en el primer equipo que le dio Leo Fernández, el técnico que lo hizo debutar el 3 de febrero de 2018, justo ante Unión, aunque ingresando desde el banco de suplentes. En ese lapso tuvo 13 partidos (12 por Superliga y uno por Copa Sudamericana) en primera división, hasta que partió a Ecuador en busca de continuidad.

   Ahora, con Unión otra vez enfrente para López Pissano será algo así como un redebut. Y nada menos que de la mano de un Kily González que mientras se entrenaba solo en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria le tiró un salvavidas y lo puso nuevamente en órbita.

>>Leer más: El Central del Kily ya tiene la base

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario