Central

Levántate y rinde

Marco Ruben tendrá el desafío de revertir la pobre imagen que brindó luego de una temporada para el olvido.

Jueves 07 de Junio de 2018

Lo mejor que le podía haber pasado a Marco Ruben era que se bajara el telón de la Superliga. El atacante tuvo una temporada escalofriante desde lo deportivo. Padeció lesiones. Si no era el sobrehueso en el calcáneo del pie izquierdo era la espalda. A eso hay que sumarle que nunca pudo recuperarse de la pérdida de su abuelo Fermín, quien para él era como el padre, fruto de una feroz golpiza en un robo. El combo lo completó al exhibir la peor campaña desde que fue repatriado por Central. Los registros marcan que sólo convirtió tres goles durante todo el campeonato que dominó y ganó Boca. Y si se hila más fino, cada vez que estuvo dentro de una cancha pasó prácticamente desapercibido. No caben dudas de que MR9 tiene por delante la obligación y necesidad de recuperar el nivel que supo ostentar cuando sea turno de encarar de lleno la era que comandará el Patón Bauza. Por el bien propio como colectivo.
   No tuvo un torneo aceptable. Todo lo contrario. Sin embargo, Ruben sigue despertando interés en algunos clubes del exterior. Por ahora goza de los últimos días de vacaciones y no tiene planificado mudarse de Arroyito, pese a que la situación podría variar de un instante a otro por diversos factores.
   No obstante, el rendimiento del goleador durante el pasado certamen dejó mucha tela para cortar. Protagonizó un raquítico rol. No sólo en torno al aporte desde colectivo sino además que desde lo individual también fue una sombra. Su figura fue decreciendo con el correr de los partidos. Eso sí, prosiguió recibiendo calor popular por lo que hizo en las dos temporadas anteriores, donde fue el artillero indiscutido auriazul.
   Pero lo hecho en la reciente Superliga no fue bueno. Jugó bajo el ala del uruguayo Paolo Montero, Leo Fernández y José Antonio Chamot. Y en todos los casos aportó poco y nada. Sea desde el juego como en lo que más sabe: marcar. El currículum indica que entre Copa Sudamericana y competencia local hizo tres goles: Boca, Estudiantes y Tigre. Una faena raquítica para la talla de un punta como el representante de Capitán Bermúdez.
   La teoría indica que Ruben estará al frente del pelotón cuando sea momento de congregarse en el country de Arroyo Seco para encarar la pretemporada. También refleja que tiene contrato por un año más y no manifestó, al menos por el momento, síntomas de querer buscar nuevos desafíos fuera de los límites de Arroyito. Pero a la vez es cierto que desde el exterior siguen consultando por el punta, que habrá que ver qué decisión tomará una vez que regrese al país y se siente con el círculo íntimo y dirigencia.
   La lógica marca que estará, al menos, hasta diciembre defendiendo la casaca canalla. Habrá que ver si termina el torneo o bien en enero próximo pega el portazo. Pero eso recién se sabrá a su debido tiempo. Lo concreto es que por ahora el "9" se está desenchufando junto a la familia. Y que es el primero en reconocer que tuvo un mal año y no puede repetirlo. Por eso intentará revertir la pobre imagen que brindó durante la pasada temporada cuando se ponga de lleno a disposición de Bauza.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario