Central

Leo Fernández sigue hasta nuevo aviso como entrenador canalla

El director deportivo Mauro Cetto le confió a Ovación: "Estamos tan preocupados como todo el mundo, pero la idea es confiar en ellos para poder revertir esto"

Martes 24 de Abril de 2018

Un nuevo día convulsionado en la vida política de Central. La plana mayor dirigencial se reunió ayer en la sede de calle Mitre al 700, tal como lo había adelantado este medio. Otra vez el bajo rendimiento del equipo, la continuidad de Leo Fernández, la flojísima actuación de varios jugadores experimentados y cuáles serían los pasos a seguir fueron el menú de preguntas que se pusieron sobre la mesa de la extensa charla entre los máximos exponentes de la comisión. La resultante fue contundente. Se consensuó apostar por la permanencia del cuerpo técnico. Al menos hasta nuevo aviso. A eso hay que sumarle que luego el director deportivo Mauro Cetto fue el único que dio la cara oficialmente para exteriorizar, en parte, lo que arrojó el cónclave y lo que esperan los directivos a corto plazo esencialmente.


Estaba pactado abrir el debate puertas hacia adentro. Y sin el entrenador. También desmenuzar cada parte del variado cuestionario a tratar en pos de obtener el mejor diagnóstico. No errar feo era la cuestión en este particular presente auriazul, que se agudizó por los magros resultados y rendimientos. Sea del equipo como sus respectivos protagonistas.

La comitiva estuvo encabezada por el presidente del club, Raúl Broglia. También dieron el presente y sus puntos de vistas los vices Luciano Cefaratti y Ricardo Carloni, el secretario Rodolfo Di Pollina y el director deportivo Mauro Cetto. Ellos fueron los principales actores de este convite, que exhibió algunos momentos subidos de tensión cuando hubo que ver si se respaldaba "el proyecto Fernández".


leo.jpg
Conductor auriazul. Leo Fernández y sus dirigidos, juntos por un triunfo que el equipo hoy necesita como el agua.
Conductor auriazul. Leo Fernández y sus dirigidos, juntos por un triunfo que el equipo hoy necesita como el agua.


En ese instante, uno de los que plantó bandera llamativamente fue Cefaratti. Justificó en algunos pasajes la continuidad del DT, pese a que hubo rígidas opiniones de otros actores importantes. También se hizo una especie de mea culpa por el armado del equipo y la escasa respuesta que están brindando algunos apellidos importantes, al menos desde el marco teórico.

Luego de casi cuatro horas al palo hubo fumata blanca. Se alinearon sorpresivamente los planetas y se ratificó a Leo Fernández en el cargo, al menos en forma momentánea. Porque de ahora en más, y pese a lo desgastante que será para todos, será cuestión de ver y analizar partido a partido.

Fue así que el grueso de la comisión optó por no largar opinión una vez que todo finalizó. La idea era mantener un mismo discurso además para no alterar más el clima de lo que está. Es por eso que fue Mauro Cetto quien salió a hablar y exponer lo acontecido en la sede. El Colo aceptó el mano a mano con Ovación y brindó algunos conceptos como respuestas sin filtros.

"Lo que pasa acá no es anormal. Siempre hablamos. Sucede que ahora tomó trascendencia por el momento que estamos pasando", remarcó el director deportivo. "La resultante del diálogo es que tanto el cuerpo técnico como los futbolistas pueden salir de esto. La idea es confiar en ellos para poder revertir el presente", acotó antes de dar más detalles.

¿Por qué motivo puntual fue la reunión en la sede?

En realidad fue algo normal porque nos reunimos todas las semanas. Lógico que esta tuvo otra trascendencia porque estaba la prensa afuera. Sinceramente tenemos estos tipos de charlas, donde hablamos sobre rendimiento del equipo y lo que vemos. Sucede que ahora tomó mucho protagonismo porque el rendimiento no es el ideal. Por eso tomó la relevancia.

¿Charlaron sobre la continuidad de Leo Fernández como dejaron trascender algunos directivos?

Cuando hablamos se tocan muchos temas. La realidad es que el momento del equipo no es bueno y estamos preocupados. No sólo por el rendimiento colectivo y de los últimos resultados sino además por algunos rendimientos individuales, ya que no están a la altura de lo que nosotros esperamos. A partir de ahí se hace un análisis de la situación. Y esa resultante es que tanto el cuerpo técnico como los futbolistas pueden salir de esto. La idea es confiar en ellos en pos de revertir el presente.


04_Gustavo de los Rios_69974787__19-04-2018__0x0.jpg
Cuestión de formas. A Leo Fernández también le objetaron la manera de vestirse cuando dirige, razón por la cual analiza cambiar su indumentaria.
Cuestión de formas. A Leo Fernández también le objetaron la manera de vestirse cuando dirige, razón por la cual analiza cambiar su indumentaria.


¿Entonces no es verdad que hubo algunos directivos que pidieron la renuncia, otros se opusieron y por eso todo sigue igual?

No pasa por quién pida la renuncia o no. Pasa por el consenso que hay y es que el técnico continúa. Creo que eso es lo más importante, que Leo sigue. Hay un grupo de personas que se reúne y toma decisiones. Y lo saliente es qué se decide, no quién pide tal cosa.

¿Pero apoyan sinceramente este proyecto?

Siempre lo apoyamos y seguiremos haciéndolo. Creo además que si hay algo en claro hoy en día en Central es que a los jugadores y entrenadores se les dan las mejores condiciones para que puedan rendir en el máximo potencial en cada uno de los casos. Qué más apoyo puede tener un futbolista o técnico que demostrarle que el club está bien y presente en el día a día. Hay presencia constante y en los momentos más complicados. Creo que más confianza que esa no podemos transmitirles.


Remarcás que hay mucha confianza, pero a la vez vienen haciendo muchas reuniones seguido que terminan generando muchas dudas en el socio y los hinchas.

Considero que en todo caso tendríamos que ser criticados si este tipo de reuniones no existiesen. Hacemos todas estas charlas porque existe preocupación. No sólo en nosotros sino también en el cuerpo técnico, los jugadores y la gente. Estamos tan preocupados como todo el mundo. De los últimos cuatro partidos ganamos solo uno y en cuanto al rendimiento creemos que el equipo bajó el nivel con respecto a lo que venía haciendo al principio del semestre. Es normal tener estos tipos de encuentros en la sede.

¿Hablaste con Leo en el entrenamiento, ya que estuviste en Arroyo como siempre lo hacés?

Sí, lo hicimos. En ese sentido siempre tenemos diálogo.

¿Y cómo lo notaste?

Preocupado, como lo estamos nosotros. Está tratando de buscar las soluciones. Sabe que los rendimientos no han sido lo que todos esperábamos, tanto grupal como individual.

¿Es cierto que Leo les pidió tranquilidad para poder trabajar al menos en estos cuatro partidos que le quedan a Central?

Es normal que la quiera, pero creo que se la hemos dado. En ese sentido, siempre tratamos de transmitirle tranquilidad.

¿Cómo sigue todo de ahora en más, es decir se puede pensar en que Leo tiene fecha de vencimiento debido a que el sábado deberán jugar nada menos con Defensa y Justicia?

Acá lo importante no es pensar en perder. Sino en que todo esto se puede revertir. Que todo esto que estamos haciendo dé sus frutos en pos de cambiar la situación, que en definitiva es lo que todos buscamos y deseamos.

En su momento ustedes le preguntaron al plantel por Montero y los jugadores salieron a respaldarlo. ¿Ahora harán lo mismo por Fernández?

El diálogo con el plantel es permanente. Sea en este como en los buenos momentos. Uno va escuchando a todos. También nos estamos ocupando del bajo rendimiento que tienen ellos para poder entender toda la situación. A partir de todo esto, el objetivo es juntarnos, unirnos y ganarle a Defensa y Justicia.

¿Hubo alguna autocrítica de la dirigencia en algún momento por la composición del equipo, ya que ahora pareciera que se necesitaban más refuerzos y sólo llegaron dos?

En su momento se trajeron solamente dos refuerzos porque hicimos mucho hincapié en que no hubo bajas muy importantes y además se mantuvo la base. Tratamos de acomodar algunas ausencias con los que vinieron. A partir de ahí, con la cantidad de lesionados que tuvimos, se le hubiese hecho muy difícil a cualquier equipo del mundo rendir en el mismo nivel. Cuando hay una merma de jugadores en un grupo es previsible que luego el rendimiento no sea el mismo. Lógico que lo ideal hubiese sido poder contar con todo el plantel y por ahí los resultados hubiesen sido otros.

¿Qué conclusión te dejó la charla en la sede?

Que tenemos que estar unidos y fuertes. Que sabemos bien que el momento es complicado, pero de la única forma que se sale de esto es apuntándole entre todos a ganarle a Defensa y Justicia.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario