Clásico rosarino

"Le pongo una ficha al Pachi"

Pirulo, autor del gol en el último clásico eliminatorio, en la Sudamericana 2005, habló con Ovación de aquella noche histórica y de lo que espera para el choque en Sarandí.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

¿A qué jugador de Central le ponés una ficha y decís "este puede definir el clásico con un zapatazo o con una jugada y quedar en la historia como lo hice yo"?

Que buena pregunta. Lo voy a nombrar porque en el último tiempo viene un poquito castigado pero sé que tiene muchas condiciones porque lo conozco de chico. Le voy a poner una ficha al Pachi Carrizo.

Por la posición, que es la misma que la tuya, y la pegada que tiene pensé que ibas a nombrar a Parot.

Y, el chileno es otro que tiene posibilidades porque le pega y cabecea muy bien, pero lo pongo en segundo lugar, detrás del Pachi.

Germán Rivarola, como buen canalla que es, sueña con que Central se quede con el clásico. Y ese sueño no es de "uno más" en el ambiente del fútbol. Se trata de quien convirtió el único gol en el último clásico eliminatorio entre Central y Newell's. No hace falta carta de presentación. Fue el clásico de 2005 por Copa Sudamericana que quedó inmortalizado en la mente de los hinchas canallas como el clásico del Pirulazo.

Trece años después el ex jugador e integrante del cuerpo técnico auriazul rememoró junto a Ovación aquella noche en Arroyito y habló de lo que espera e imagina lo que pueda suceder en Sarandí.

¿Cuántos llamados de conocidos o de los medios recibiste por esto de haber sido el autor del gol en el último clásico de corte eliminatorio?

Uf, ahora que se acercó la fecha del clásico tuve muchos llamados para hacer notas y ese tipo de cosas, todas para hablar de lo que fue el último antecedente de eliminación directa en un Central-Newell's y con el agregado de que fui yo el que hizo el gol.

¿Te pone bien, te enorgullece o te molesta un poco?

No, no me molesta. Sí me pasa que como hace cinco años que dejé de jugar fui perdiendo un poco el timming de las notas y que de repente te llegue una cosa así es similar a cuando era jugador.

Pasaron muchos años del último partido de estas características. ¿Por qué no se dan más seguido?

Pasa que no es tan fácil que los dos equipos lleguen a instancias finales de un torneo porque la mayoría de las veces al menos uno queda eliminado antes. Con la Sudamericana fue distinto porque primero debían eliminarse los equipos del mismo país. Fijate que en Copa Argentina tampoco hubo demasiados clásicos, ni siquiera un Boca-River.

¿Tuvo más peso aquel de la Sudamericana que este porque uno era por una copa internacional?

No creo. Lo de la Sudamericana ya pasó y los hinchas no digo que se olvidaron, pero sí que les interesa el que viene. Sí creo que a este clásico le quita un poco de expectativa el hecho de que se juegue en Buenos Aires y sin público.

¿Te imaginás haciendo un gol como el que hiciste, sacudiendo el cartel de publicidad sin nadie en la tribuna a quien gritarle?

Es raro, je. Justo en estos días hablaba con un amigo y le decía que lo más lindo que le puede pasar a un jugador es festejar un gol con su hinchada y en este caso lamentablemente no va a poder ser.

Como hincha, ¿cómo te cayó esto de que sea en Buenos Aires y a puertas cerradas?

Me da lástima. No es lindo para la ciudad o para el folclore del fútbol que no se pueda jugar un clásico con gente. Lo ideal sería que estén las dos hinchadas, que festeje el ganador y listo.

¿Qué cambios notaste en la relación con los hinchas después de aquel zapatazo?

Los recuerdos son de los festejos, de la locura que se vivía ese día. Después sin dudas que hubo un antes y un después en el afecto con los hinchas, pero es inevitable por la forma en la que se vive el fútbol acá en Rosario.

¿Y con los de Newell's?

Alguna que otra vez me lo recordaron pero nunca pasó a mayores. Yo siempre fui muy respetuoso con la gente de Newell's. Sí me pasó varias veces que había un hincha de Central, uno de Newell's y yo en el medio, que el de Central le diga "mirá que este fue el que te hizo el gol que te sacó de la copa", pero son cosas del folclore.

¿Falló en algo el fútbol rosarino sobre el hecho de que no se haya podido jugar con hinchas?

Mirá, si no podemos disputar un clásico en Rosario con gente es porque todos los involucrados en el fútbol están fallando y en esto incluyo a dirigentes, funcionarios, jugadores, hinchas y periodistas.

¿Y qué tipo de enseñanzas tiene que dejar esto que pasó?

Ojalá que alguna enseñanza nos deje. Me duele un poco el hecho de que en otras ciudades se pudo jugar el clásico. Todos hablamos de que en el clásico rosarino hay una rivalidad muy grande pero en todos lados juegan y acá parece que no se puede.

¿Se soluciona jugando muchos clásicos en el año?

Primero que no estamos preparados para jugar uno, lo que hace difícil que podamos jugar cinco, pero creo que jugar más seguido, y con gente, se tomaría como algo más normal. Quizá nos acostumbraríamos.

Fuiste integrante del cuerpo técnico hasta hace poco. ¿Te pusiste a pensar que si se hubieran dado algunos resultados podrías haber sido parte de este clásico?

Y, en un momento veíamos que se podía dar esa posibilidad y hubiese sido hermoso, al menos para mí poder recordar ese 29 de agosto de 2005 adentro de la cancha.

Si se hubiera dado por ahí algún hincha te hubiese pedido que te pusieras los cortos, la camiseta y que jugaras.

No creo (risas). Ya estoy viejo para esas cosas.

A este plantel de Central lo conocés muy bien. ¿Qué posibilidades reales le ves?

Es una realidad que el equipo no viene bien, más allá de que con Boca levantó bastante, pero este tipo de partido es especial. Un clásico de por sí es diferente y creo que este tiene la particularidad de que el que pierde queda eliminado de una copa. Eso es un plus y lo hace aún más especial.

¿Siempre se dijo que en un clásico está el miedo a perder. El hecho de que sea eliminatorio le dará alguna particularidad a la hora de las ambiciones y los cuidados?

En lo personal siempre está la ambición de ganar el partido. Obviamente que para ganar un partido tenés que defender bien y tomar recaudos porque el rival también juega pero lo principal es la mentalidad ganadora.

Aquel partido fue de ida y vuelta. Ahora son 90 minutos a todo o nada.

Sí, pero recuerdo que el nuestro era un plantel mucho más joven que el de Newell?'s, que venía de ser campeón en 2004, y sin embargo nuestra mentalidad fue de salir a ganarlo y no de especular.

¿Si hubiera sido con hinchas hubieses ido?

Seguro, ojo si era en cancha de Central, por ahí en la de Newell's se iba a complicar un poco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});