Ovación

Las dos apuestas fuertes de Leo

Respecto al equipo de Paolo, Fernández incluyó a Ledesma y González

Lunes 18 de Diciembre de 2017

Aunque suene raro, en rigor de verdad hay que decir que entre el equipo canalla que comenzó a jugar la Superliga en agosto pasado dirigido por Paolo Montero, en el empate 1 a 1 ante Colón en Santa Fe, y la alineación que terminó ganándole el clásico a Newell's de la mano del nuevo DT Leonardo Fernández, se pueden destacar "dos cambios reales" de piezas, aunque hayan sido cinco las variantes nominales entre lo que fue el estreno del torneo y la última presentación del 2017. Así, las dos grandes apuestas de Leo Fernández fueron las inclusiones del arquero Jeremías Ledesma y del volante Maximiliano González, porque las otras tres modificaciones que se registraron se pueden catalogar como "obligadas o predecibles".

Para ilustrar la situación vale la pena repasar lo que ocurrió con la alteración nominal del equipo teniendo en cuenta el primero y el último partido. No hay dudas de que la gran decisión que tomó Leo Fernández fue la de cambiar el arquero, un puesto sensible y donde cada error se puede pagar muy caro. Para Montero el uno titular era Diego Rodríguez, por el que incluso les rogó a los dirigentes que hagan el esfuerzo de comprar la mitad del pase. Pero con Leo el arco cambió de manos y apostó un pleno por el joven Jeremías Ledesma, quien hasta el momento le respondió con buenas actuaciones.

Mientras que en la defensa repitieron Paulo Ferrari como lateral derecho y Mauricio Martínez en la zaga, este último siendo tal vez el mejor jugador del año en Central. En la cueva en el primer partido estuvo José Leguizamón, ya que Fernando Tobio recién había llegado a Arroyito y se estaba poniendo en óptimas condiciones físicas. Por ello el ex Boca tarde o temprano iba a ser titular, como ocurrió en la última fecha en el clásico. Y lo propio sucedió en el lateral izquierdo. Porque arrancó Alfonso Parot, pero terminó jugando José Luis Fernández, que al principio del certamen estaba lesionado. Los dos cambios que introdujo Leo en la defensa son "lógicos y hasta previsibles".

Por su parte, en el medio se dio la otra gran determinación del actual DT. Porque le otorgó la titularidad a Maximiliano González como volante tapón y relegó al uruguayo Santiago Romero. El resto de los volantes que terminaron en cancha fueron los mismos que iniciaron la Superliga.

Mientras que en la ofensiva hubo un cambio "obligado por las circunstancias". Porque ante el sabalero la dupla de ataque fue Marco Ruben y Fernando Zampedri. Y esa era la fórmula temible que iba a estar en el clásico. Pero la errónea interpretación del reglamento por parte de Central haciéndole sacar la tarjeta amarilla a Zampedri ante Boca le significó al canalla perder al delantero en el derby (Independiente solicitó postergar el partido ante los auriazules porque estuvo abocado a la final de la Sudamericana que terminó ganando y el punta no se pudo limpiar de amonestaciones). Entonces ingresó al once titular Herrera, la figura anotando el gol en la victoria ante Newell's.

Por ello, aunque hubo un cambio táctico radical en cuanto al juego del equipo de Leo respecto a aquel de Paolo, con un Central que ahora luce más equilibrado, compensado y que es más aguerrido a la hora de presionar, la realidad es que desde lo nominal hubo sólo dos variantes radicales en la formación titular.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario