Newell's

El gran desafío de una etapa de máxima tensión

Newell's visita a River con más dudas que certezas y un panorama incierto. El primero de tres partidos exigentes

Domingo 26 de Noviembre de 2017

Para Newell's comienza una breve etapa que desembocará nada menos que en el clásico. Desde esta tarde en el Monumental ingresará en una serie de tres partidos exigentes por los rivales a enfrentar, con necesidades a cuestas y un presente que despierta interrogantes. La trayectoria del conjunto rojinegro en la Superliga es a los tumbos y no extraña que en lo que resta habrá mucho más que los puntos en juego. Frente a este panorama de incertidumbre, lo favorable para la lepra es que River se encuentra todavía golpeado por la eliminación en las semifinales de la Copa Libertadores y relegado en el torneo local, con una caída reciente ante Boca que dejó heridas.

   Las dudas que genera el funcionamiento del equipo de Juan Manuel Llop se profundizaron a partir de la derrota contra Belgrano en el Coloso. Fue una de las peores actuaciones, justo cuando se avecinan encuentros de mayor envergadura. Lo preocupante es que no mejoró con el paso de las fechas y se estancó en el momento en el que se esperaba un despegue

   Llop manifestó semanas atrás que si conseguían dos o tres victorias seguidas era posible reacomodarse en la tabla. El plantel se propuso cumplir tal objetivo en las últimas tres presentaciones. Era algo factible, por el nivel de los adversario. Pero no cumplió. Le ganó de local a Chacarita por 2 a 1, en lo que fue su segundo y último triunfo en la Superliga, igualó con Patronato sin goles en Paraná y perdió ante Belgrano por 1 a 0 en el Coloso.

   La escasa cantidad de puntos que sumó el conjunto rojinegro en la Superliga es producto de un rendimiento que no convence. Por momentos, generalmente en los 20 minutos iniciales, tiene una postura ofensiva bien definida, sin que esto signifique un ataque sostenido ni situaciones constantes.

   El atrevimiento de Joaquín Torres, la gambeta de Brian Sarmiento y la precisión de Brian Rivero son los puntos altos que expone Newell's durante esos pasajes en los que muestra lo mejor de sí. Pero lo hace en forma discontinua y con intermitencias. Si aparece un futbolista, el otro no entra en sintonía. Y viceversa. Tal irregularidad individual y colectiva es contraproducente. Para la lepra conspira encima que no encuentra un atacante que aproveche al máximo las pocas que tiene. No acierta Luis Leal, ratificado entre los titulares, ni Mauro Guevgeozian. Newell's tiene apenas 5 goles en 9 fechas.

   La poca generación y, ante todo, la falta de puntería son cuestiones a corregir si es que Newell's ambiciona traerse un buen resultado del Monumental. Dependerá también de conservar una virtud: ningún adversario le metió más de un gol. Esto le garantiza, en el peor de los casos, siempre estar cerca en el resultado.

   Newell's tiene que contar con sus jugadores en la mayor plenitud posible para no dejarse llevar por delante por este River en transición, sin objetivos inmediatos por delante, pero con un plantel con mayor riqueza.

   Si se compara a uno y otro, es indudable que el conjunto de Llop está en desventaja. Pero en el fútbol siempre existe un margen para lo impredecible. Y hasta el amor propio es capaz de torcer lo impensado. El plantel es consciente que River es el primero de los desafíos importantes, que continuará con el enfrentamiento ante Racing y culminará con el cruce frente a Central. Lo planteó Luciano Pocrnjic durante la semana: "Nos jugamos el prestigio y el orgullo de pertenecer a este club".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario