Ovación

El día del Fangio y de Ciaurro en la vuelta del TN a Rosario

El Fangio de Rosario se reabrió, el automovilismo dio el puntapié inicial al público en Santa Fe y en el día del abogado ganó el doctor Ciaurro por primera vez

Lunes 30 de Agosto de 2021

A veces los planetas se alinean y pasan cosas como estas. Lo puede decir perfectamente Miguel Ciaurro, el doctor Ciaurro, que nunca había trepado a lo más alto del podio en sus 69 presentaciones en la Clase 2 del Turismo Nacional y justo en el día del abogado descargó la tensión acumulada en tantas carreras sin éxitos, inclusive con dos segundos puestos en el Fangio de Rosario y finales perdidas en el último giro. Pero además, la victoria del santafesino de la capital provincial, fue en el marco de la primera actividad deportiva profesional de la bota en recibir público en medio de este año y medio interminable de pandemia. Tenía que quedar entonces para un piloto local, dentro de un team tan representativo del Turismo Nacional como el Giacone Competicion de Casilda, que casi hace el 1-2. Fue fiesta para este rara avis de piloto con una profesión tan alejada a la de las pistas, que empezó a correr como un hobbie pero que ahora lo llevó a pelear palmo a palmo el título con un compañero de equipo como otro regional, el rosense Lucas Tedeschi, que abandonó. Y fue fiesta para ese público que ávido de un espectáculo de esta magnitud disfrutó como pocas veces, participando de todo lo que proponía la organización y cerrando la jornada con un sonoro aplauso luego de que Gastón Iansa se llevara todo en la Clase mayor.

“No lo puedo describir, estoy a punto de reventar el buzo de la alegría”, confesó a Ovación Grip cuando ya la final de la C3 estaba en marcha y el mismo Tedeschi, gran derrotado por una problema de presión de nafta que lo hizo abandonar al final (sumó un punto por la exclusión del de Villa Amelia, Juan Pablo Aquiles), se acercó a darle un abrazo efusivo al que tiene ahora a apenas 3 puntos de distancia y que, a diferencia suya, ya ganó. “Es soñado. En Rosario donde me siento local, con la vuelta del público, con un esfuerzo enorme para ganar y espantar los fantasmas. Todavía no caí”.

10114_ex-3809-20210829.jpg
Exultante. Ciaurro descarga la tensión en el podio, con los dos trofeos y una alegría inmensa.

Exultante. Ciaurro descarga la tensión en el podio, con los dos trofeos y una alegría inmensa.

Ciaurro tuvo a otro coequiper, el rafaelino Juan Ignacio Canela, siempre en los espejos pero en el último giró lo superó el sanjuanino Facundo Leanez y se le vinieron esos fantasmas. “Sé que Juanchi o Leanez me iban a correr hasta abajo de la cama. Por ahí el compañero de equipo te deja un poco más tranquilo porque sabés que va a cuidarse un poco, pero el auto que me dio el equipo funcionó bárbaro y aguanté bien”.

Leer más: Entre los number one, Iansa

“Es uno de los día más felices de mi vida”, confesó Ciaurro, que se sintió emocionado porque, como en el caso de Tedeschi, “todos me vinieron a felicitar. Esto solo pasa en el TN. En la pista nos sacamos chispas y afuera somos todos amigos”. Y a partir de hoy, de vuelta a las audiencias en la capital santafesina: “Pobre los que tengan audiencia conmigo mañana (risas), porque ahora sólo quiero festejar. Gané hasta en el día del abogado. Parecía todo armado”.

tnc2.jpg

Además de Ciaurro tuvieron motivos para celebrar entre los pilotos santafesinos el mismo Canela con su 3º lugar y el casildense Alejo Borgiani con el 6º, quienes se acercaron a Tedeschi. También Alejandro Valderrey con un brillante 14º puesto. Mientras que zafó unos puntitos el de Villa Gobernador Gálvez Alejandro Torrisi, que había hecho la pole el viernes pero se pegó el sábado y en carrera debió pasar por boxes. Mientras que abandonó el rosense Ignacio Procacitto.

Y amén de ellos, festejó el público que agotó las 3 mil localidades y junto a los allegados de los equipos engrosaron ese número, al punto que la tribuna de recta principal lució repleta, también la de los mixtos. Siempre con la arenga de la voz del autódromo para que todos mantuvieran el barbijo puesto, lo cual se respetó bastante.

Fue el día del Fangio, del deporte santafesino y el del abogado. En especial el de uno de ellos, Ciaurro.

10114_ex-3173-20210829.jpg

¡Y tuvo que visitar al doctor!

El desahogo de Ciaurro fue notable al concluir la carrera. Además de la lógica alegría por su primera victoria, el santafesino las venía pasando todas. En pista, porque varias veces estuvo cerca de la victoria y hasta perdió una en la última vuelta. Y fuera de ella, porque el sábado apenas terminada la serie debió dejar el autódromo e ir por un doctor, por su pequeño hijo Valentino, que “volaba de fiebre. Tenía casi cuarenta grados, así que nos tuvimos que ir a un sanatorio a que lo vea un médico, pero por suerte no fue nada y ya está bien”. Y así se lo veía al pequeño de 4 años, protegido siempre del sol por una gorra. Junto a su hermanita Amparo de 2 y la mamá de ambos, Antonella, no dejaron a papá Miguel ni por un minuto mientras atendía a todo el mundo.

Los trapos para los locales también se hicieron notar

El Fangio de Rosario fue una fiesta por donde se lo mire. Había necesidad de vivir al aire libre un espectáculo de la magnitud del Turismo Nacional y por eso las tribunas disfrutaron como nunca. Por supuesto, no faltaron los trapos en apoyo a los pilotos, sobre todos los de la zona pero también de otras regiones, ya que esta categoría seguramente es la de más diversidad de provincias.

Y los pilotos de la potente localidad de Las Rosas gozaron de su propia hinchada y de la bandera colgada frente a la recta principal de la familia Paglietta Petrochi, con la leyenda “Aguante Nachi y Lucas”, por Ignacio Procacitto y el todavía líder Lucas Tedeschi.

lasrosas.jpg

También Alejo Borgiani tuvo la suya de la 10 de Chabás: “Pise Borgiani”, mientras el baigorriense Larrauri tuvo la suya ahora con el símbolo del León de Peugeot, y por supuesto no faltaron las del Chivo y la de Ford, como la de Pérez Millán: “Testigos de una pasión”.

Pero además pilotos como Facundo Bustos, de Apóstoles Misiones, también tuvieron hinchada propia y uno de los más queridos fue sin dudas Facundo Chapur, el primero de los muchos que se acercaron a la tribuna tras las series de la C3 y recibió una ovación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario