Ovación

Coria: "Tenemos experiencia y aprendimos de los errores"

El nuevo capitán argentino de Copa Davis, junto a Gastón Gaudio y Guillermo Cañas, se refirió al flamante rol y a las diferencias que en su momento tuvieron entre los propios jugadores, hoy todos juntos bajo la presidencia de Agustín Calleri en la AAT

Domingo 05 de Agosto de 2018

Hace poco más de una semana, el nombre de Guillermo Coria sonó con estridencias de nuevo en el tenis. No porque estuviese alejado de él, todo lo contrario, sino por una designación que sorprendió a propios y extraños. El Mago, ex Nº 3 del mundo, fue anunciado como capitán del equipo argentino de Copa Davis. Pero el eje de la implosión no tenía tanto que ver con eso sino con que la función será compartida con Guillermo Cañas y Gastón Gaudio. El inconsciente colectivo guarda rivalidades históricas dentro del deporte argentino y unas de esas rivalidades es Coria-Gaudio, razón por la que muchos vieron como incomprensible, o al menos se preguntaron, cómo es posible que trabajen juntos. El presidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Agustín Calleri, electo en mayo, decidió el viernes 27 de julio sacar a Daniel Orsanic del lugar de capitán, pese a que fue quien consiguió el título en 2016, a algo más de un mes de la serie con Colombia (14 al 16 de septiembre) en la que Argentina intentará volver al Grupo Mundial. Calleri lo tenía en mente y, tras el corrimiento de Orsanic, junto al vicepresidente Mariano Zabaleta decidió llamar a Coria, Cañas y Gaudio (Gustavo Marcaccio los acompañará).

El viernes, en el Jockey Club de Rosario, el Mago atendió a Ovación en un mano a mano extenso en el que dio detalles de su nuevo rol y se refirió a la actual gestión que tiene a casi todos los integrantes de la famosa Legión Argentina al mando de las decisiones. Dijo que cuando lo llamaron para anunciarle que sería capitán aceptó sin ni siquiera preguntar con quién iba a trabajar, porque así estaba estipulado entre este grupo de ex jugadores. Para ellos iba a llegar un momento en el que tendrían que darle una mano al tenis y para ese momento debían estar todos juntos. Y señaló: "Siempre fui de la idea de copiar a España", en esto de los tres capitanes, y se refirió al morbo que ronda en torno a que deba compartir cargo con Gaudio: "Hay muchas cosas que son exageradas porque son las que venden (...) Ya somos grandes, creo que Gastón puede aportar muchísimo al tenis, yo también y Willy Cañas también (...) Con el Gato nunca vamos a ser amigos, nunca vamos a llamarnos para ir a comer juntos, pero acá vamos a tener una relación normal". Remarcó lo mismo que sus pares en los últimos días, que "la relación con Orsanic era insostenible" y habló de lo que pretenden del nuevo equipo, incluso refiriéndose a Juan Martín Del Potro. "En San Juan van a ver que el clima será espectacular", tiró por si había dudas sobre la convivencia, no sin antes resaltar: "Tenemos experiencia y aprendimos de los errores".

¿Este anuncio de la capitanía te sorprendió a vos tanto como al afuera?

Sí, porque no me lo esperaba ya, pero llegó. El año pasado nosotros (los ex jugadores de la Legión) estuvimos todos juntos dos días en Tandil en la casa de Mariano Zabaleta y pese a que en ese momento ni siquiera sabíamos cómo iban a ser las listas en las elecciones de la AAT dejamos en claro que el día que la asociación necesitase de nosotros íbamos a estar, en una capitanía de Copa Davis o en cualquier categoría, todos íbamos a estar dispuestos y luego la Comisión de Copa Davis (presidida por Zabaleta) iba a decir si el capitán era uno, dos, tres o cuatro. Llegó y creo que lo principal es que no vamos a cobrar un peso, toda la plata que corresponde al premio de la Federación Internacional (rige a la Davis) la donamos, va directamente al desarrollo del tenis, porque estamos en un momento muy complicado económicamente.

Más allá de esa charla, ¿por qué aceptaste? ¿Hubo más motivos? ¿Cómo se desarrollaron los días previos al anuncio?

Después que tuvieron la reunión con Orsanic (Calleri y los demás dirigentes), nos llamaron por teléfono y nos preguntaron si estábamos para Copa Davis. "Sí, estoy", les dije, pero no pregunté ni con quién ni nada, porque, como decía, estaba pactado desde hacía tiempo. Es verdad que la relación de la dirigencia con Orsanic no era la mejor, no había buena onda y lo que dio resultado en el tenis nacional fue la unión. No se podía cometer el error de seguir con un clima tenso. Después que se toman decisiones concretas, convencidas, es el tiempo el que determina si fueron correctas o no.

¿Qué veían de afuera que los movilizó a unirse para formar parte del gobierno?

Lo primero que veíamos de afuera y que después confirmamos es que los chicos iban dejando de jugar al tenis y que de los 3 millones de personas que practican este deporte, sólo 7.200 están afiliadas a la AAT. Tenemos un informe que va del 2011 al 2018 en el que se ve cómo fueron disminuyendo los Sub 10 habiendo ganado la Copa Davis en el medio. O sea, era el momento para aprovechar pero no había proyecto a largo plazo. Hay mucha cosas que veíamos de afuera y que terminamos de confirmar adentro. En lo personal yo no pude con la Secretaría de Deportes (que integra) trabajar articulado con la AAT, por ego o por diferentes motivos. Hoy entendemos que el capitán de Copa Davis debe saber hasta de los Sub 8 y que hay que trabajar de manera articulada para que todos los chicos sepan cómo entrenar, hacia dónde vamos y qué tipo de jugadores queremos. Por eso también estamos abriendo la capacitación para que se baje la misma línea a todos los clubes, a todos los profes. También queríamos que los ex jugadores participen, porque antes no había ninguno en la AAT. Y no es que no querían, en este equipo tenemos un montón y todos con ganas de ayudar. Mientras más seamos los que conocemos el ambiente, mejor. No hay que estar con el ego ahí adelante o viendo si se te caen los anillos porque levantás la copa en un Sudamericano y no en la Davis. Estamos capacitados, no es que no entendemos.

Hace unos años dijiste que tu sueño era ser capitán de la Davis y llegó de una manera rara. ¿Cambia en algo la forma?

No, porque yo siempre fui de la idea de copiar lo que hizo España. Pensaba que cuando a mí me tocara ser capitán iba a formar un equipo con ex jugadores. Esto es así para esta serie, ahora hay que estar disponible para San Juan y después vamos a pensar muy tranquilos pero seguramente va a salir de acá la manera en cómo se siga. No solamente el capitán puede salir de nosotros tres, sino de los que se quieran sumar. La gente por ahí tiene imágenes de cuando nosotros jugábamos y uno va madurando, creciendo, trabajando. Willy Cañas, por ejemplo, nunca tuvo contacto con la AAT y es una persona que no podés no tenerla en cuenta, no aprovechar el conocimiento que tiene, invierte plata, está en el desarrollo, vive en EEUU haciendo todo esto. Había gente que quería aportar al tenis y no se le daba lugar. Insisto, la gente tiene esa imagen de cuando nosotros jugábamos pero hay muchas cosas y mucho laburo que venimos haciendo y que no se ve. No vamos a cometer el error de tener mala onda o de pelearnos entre nosotros, todo lo contrario, estamos tirando todos para el mismo lado.

Ahí iba. El inconsciente colectivo guarda tu rivalidad con Gaudio de aquel Roland Garros 2004. Entonces, juntos, ¿cómo van a hacer?

Sí, pero también muchas cosas son exageradas porque es lo que vende, la gente dice "¿no es que estaban peleados?". Ya somos grandes. Creo que Gastón puede aportar muchísimo al tenis, yo también, Willy también. Qué más queremos que todos los referentes estén unidos, tirando para adelante y con una dirigencia que los acompaña. Qué mejor que no estén pensando en otra cosa que no sea un proyecto nacional para estar cerca de las federaciones, todos unidos, colaborando. Ojalá más adelante seamos un modelo a seguir.

¿Te da un poco de gracia que todavía se hable de tus peleas con el Gato? ¿Cómo fue la relación con él tras Roland Garros 2004?

Es normal. Nos hemos encontrado varias veces, hicimos una publicidad juntos hace unos años de una empresa de teléfono, con el famoso "qué mal que la estoy pasando" (frase que Gaudio tiraba al aire cuando se enojaba durante los partidos) y al texto lo armamos entre los dos. Mucha gente decía que la habíamos grabado por separado. Ya está, nunca vamos a ser amigos, nunca vamos a llamarnos para ir a comer juntos, pero vamos a tener una relación normal. Hemos compartido varias veces reuniones. En lo personal no voy a hacer una macana para tirar a la mierda los 7 u 8 años que vengo trabajando con los chicos. No va a pasar nada, en San Juan se va a comprobar el ambiente, el clima de lo que estamos dispuestos a hacer por el tenis nacional.

El gran problema de esta generación, cuando eran jugadores, fue el de los egos. El desequilibrio de ellos muchas veces perjudicó los intereses deportivos en la Davis. Ahora están de afuera, van a volver a llevarse ustedes las miradas, seguramente más que los jugadores. Desde ese lado, ¿cómo van a manejar los egos?

Primero hay que tratar de que los jugadores no sientan esa presión. Igualmente los chicos jugaron después de ganar la Copa Davis, que es una presión mayor, están preparados. Creo que también están contentos de tenernos a nosotros, es bueno que sepan que les podemos aportar cosas a ellos también y trabajar juntos con sus entrenadores, estamos abiertos para lo que necesiten. Es verdad que va a haber mucha prensa, ya hay mucha expectativa por lo de San Juan, está bueno. También hemos leído que dicen que estamos acá por un tema de marketing y eso un poco nos ofende porque me parece que estamos preparados para ser capitanes de Copa Davis. Tenemos experiencia y aprendimos de los errores. Vamos a tratar de manejar de la mejor forma el tema de las expectativas para que no les pese a los chicos. Esta es la mejor manera de volver al tenis, participando desde adentro y levantando desde adentro.

mago1.jpg

En tu concepción de capitán, ¿qué error no se puede cometer?

El buen clima es fundamental, que los chicos se sientan cómodos, vamos a estar pendientes de todos los detalles. Sabemos las cosas que les gustan a los jugadores, porque las vivimos. Está bueno estar atentos a todos los jugadores y no solamente a los mejores. O darle sólo la importancia a uno, ni en un torneo ni en lo diario, sino estar en contacto con todos, porque no sabés lo que puede pasar. Ese tal vez sea un punto fuerte.

¿Quién va a tener la última palabra cuando haya algo que esté en duda y quién de los tres capitanes se va a sentar en el banco?

Lo del banco se va a definir allá, en San Juan. Lo que te puedo decir es que ahora decidimos que Willy Cañas tenga el primer contacto con los jugadores porque es el que va a estar en el US Open (arranca el 27/8), así que Willy los va a acompañar allá. Marcaccio también (entrenador de Guido Pella). Están organizando una comida para empezar una relación cara a cara. La última palabra la vamos a tener entre los cuatro (con Marcaccio), somos grandes, todos vemos de la misma manera el tenis y es un lindo desafío, sobre todo porque es una serie que no es fácil. Colombia tiene a una de las mejores parejas del circuito. Marcaccio, que es superestricto, ordenado y es el encargado de toda la programación de los entrenamientos, ya tiene todo armado.

¿Cuánto hay en este nombramiento inmediato de esa relación "insostenible" con Orsanic y cuánto del "ahora estamos nosotros y las decisiones las tomamos nosotros"?

La relación de la AAT con Orsanic era insostenible, no había relación, era muy arriesgado llevar esa tensión a San Juan, porque te estás jugando algo importante como la vuelta al Grupo Mundial (disputará playoffs). Entonces la Comisión de Copa Davis tomó la decisión de hablar con él y tras ello ya no había vuelta atrás. Fue una decisión fuerte que cuando sos gobierno tenés que tomar y que a mucha gente le puede no gustar. Se cumplió una etapa, un ciclo y ahora nosotros asumimos esa responsabilidad, ese lindo desafío. Ojalá que podamos ganar no solamente una Copa Davis más sino varias más.

¿Lo insostenible tenía que ver con que él se haya pronunciado públicamente a favor de la lista oficialista que encabezó José Luis Clerc?

No, fueron sumando distintas cosas y los chicos, que son los que estuvieron más en contacto, tomaron esa decisión de que ya no daba para más. A lo mejor se demoró mucho o no era el momento, pero se dio como se dio y lo hicieron pensando en el bien y el futuro del tenis.

¿Es el gobierno de la Legión?

Es el gobierno de la Legión para que todas las federaciones se vayan ordenando, para estar trabajando alineados con los balances, con los estatutos, con todo. Es lo que buscamos en todos los deportes, que estén ordenados, que haya proyectos, cosas concretas y con referentes en todas las categorías. Es lo que estamos tratando de hacer en estos tres meses que llevamos, caóticos porque cada área es un tema.

¿Cuál es el panorama inmediato para la serie con Colombia en cuantoa convocatorias?

Willy (Cañas) se está contactando con todos los jugadores, algunos están en Europa, otros están acá. Una vez que digan si están o no disponibles veremos las opciones y teniendo en cuenta el equipo de Colombia armaremos el nuestro.

¿Tienen idea de convencer a Leo Mayer, por ejemplo, que no jugó más tras ganarla?

Sí, se va a hablar con Leo Mayer, con Federico Delbonis. Delpo ya dijo que no iba a jugar más pero con los demás se va a hablar. Sería muy lindo poder contar con ellos.

¿Del Potro es caso terminado porque él cerró la puerta o igual lo intentarán? ¿Alguien podría tener la afinidad como para convencerlo para volver?

Todos tenemos buena onda y afinidad con Delpo, seguramente Willy lo va a ver en el US Open. Calleri ya se contactó con Juan Martín, ya hablaron. Tampoco lo vamos a sacar de foco porque está jugándose ser Nº 1 del mundo. Hoy, para esta serie, contamos con otros jugadores. El tiene la puerta abierta para cuando quiera.

En cuanto al resultado en San Juan, ¿qué esperan amén de lo numérico?

El logro será que los chicos se sientan bien con nosotros, a gusto, que estén contentos, tranquilos y convencidos de que todos podemos hacer un gran trabajo. Desde el cuerpo técnico y la AAT estamos ocupándonos para que esté todo impecable. Y obviamente que buscamos ganar, que sea una gran serie. Ya van a ver que el clima va a ser espectacular.

mago.jpg
El Mago disfruta de su nueva etapa en el tenis argentino.
El Mago disfruta de su nueva etapa en el tenis argentino.


>>> "Hay un déficit de 20 millones de pesos"

¿Qué tan mal está la AAT? Muchos de ustedes dijeron que la encontraron peor de lo que imaginaron.

Hay un déficit de 20 millones de pesos, con 3 millones mensuales que se van en sueldos y en gastos. Los chicos se tenían que ir al Sudamericano y no había ropa ni plata para comprarla. Somos Argentina, venimos de ganar la Copa Davis hace dos años, no nos puede pasar esto. Sino siempre dependemos de un Del Potro o de un Axel Geller (junior), no podemos estar atados así, necesitamos un proyecto serio y hay material. El tenis femenino también está mal. Ahora se acercaron a ayudar Mecha Paz, Florencia Labat y Florencia Molinero, las chicas también se están sumando para aportar y colaborar.

¿Muy dejado de lado?

No había proyecto directamente. En los últimos Juegos Olímpicos no tuvimos ninguna jugadora, en el circuito las chicas hacen malabares, no hay torneos, tenés que buscarle la vuelta. Cuando ganamos la Davis era el mometo de conseguir sponsors.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});