Central

Cocca reaccionó por la intempestiva salida de Lovera

Por el rápido viaje del juvenil, el DT amagó con renunciar porque pensaba que recién se iba a ir en diciembre.

Viernes 30 de Agosto de 2019

"Cocca sigue". La frase partió desde el seno de la comisión directiva ayer por la mañana, en medio de otra tormenta que se desató en el club de Arroyito, pocas horas después del acuerdo al que había llegado la dirigencia canalla con la gente de Olympiacos de Grecia por la transferencia de Maximiliano Lovera. Pero una cosa tenía que ver con la otra. Es que Diego Cocca estaba muy molesto por la salida intempestiva del formoseño. Es cierto que amenazó con renunciar y fue por eso que algunos dirigentes tuvieron que viajar a Arroyo Seco para reunirse con el entrenador. ¿Cocca sabía que Lovera podía ser vendido? Sí. Pero una de las razones, quizá la principal, de su enojo fue que la dirigencia en su momento le prometió que por más venta que se diera, Lovera iba a permanecer en el plantel al menos hasta diciembre. Lo cierto es que las condiciones que puso Olympiacos fue que el juvenil viajara de inmediato y eso fue lo que alteró el ánimo del técnico.

Tampoco es que Cocca se desayunó con la noticia en la mañana de ayer sobre la rápida partida de Lovera. Según indicó una fuente calificada, la noche del miércoles, mientras los dirigentes estaban a teléfono abierto con sus pares de Grecia, el propio técnico comunicó que si el jugador se iba ahora él estaba dispuesto a dar un paso al costado. Es por esto que a los directivos tampoco los tomó por sorpresa la postura el entrenador.

Pero lo dicho, a pocas horas de sellar la venta, un grupo de dirigentes tuvo que trasladarse hasta el predio de Arroyo Seco para hablar con Cocca. Los representantes de la comisión directiva en esa reunión fueron el presidente Rodolfo Di Pollina, el vicepresidente primero Ricardo Carloni y el tesorero Adrián Raguza. Mientras el cónclave se estaba llevando a cabo, los rumores fueron de todo tipo, en su mayoría orientados hacia una posible renuncia de parte del técnico. Fue por eso que tras el mismo rápidamente aparecieron las voces del lado de la dirigencia explicando y llevando tranquilidad.

"Cocca sigue", fue de las frases más contundentes de una de las fuentes consultadas. Otra, minutos después hablaba de que la reunión había sido "para explicarle al técnico la necesidad que tenía el club de concretar una venta por las urgencias económicas". Incluso gente que no participó de la reunión, pero que rápidamente recibió informes mostraron algo de calma cuando advirtieron que el DT "entendió" las razones que se le habían brindado. Y todos coincidieron en que "Cocca está en Arroyo Seco entrenando con el plantel".

Lo cierto es que ese entrenamiento al que se hacía referencia había tenido una previa movida, con una reunión que no estaba programada, sino que fue de apuro y lo que intentaron los dirigentes es calmar el ánimo de un entrenador que desde que llegó al jugador que más potenció fue justamente a Lovera pese a que para este torneo hubiera tenido al tope de sus preferencias a Lucas Gamba.

Fue justamente el rendimiento de Lovera lo que potenció el ánimo de Cocca cuando se enteró que el formoseño se iba de inmediato. Porque más allá que el ahora ex juvenil canalla hubiera seguido siendo titular o suplente (en caso de que no se hubiera sido vendido), la promesa de la dirigencia había sido que ante una posible transferencia iba a contar con el futbolista al menos hasta diciembre.

Después, lo ya conocido: de golpe y porrazo Lovera fue el actor principal de una novela que se escribió de manera rápida y que debió dejar Arroyito en cuestión de horas. Cocca estaba enterado que se pudiera dar una venta, pero no que el delantero tuviera que irse de inmediato y ese fue el verdadero motivo de la molestia del entrenador canalla.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS