Central

Central se corrigió a tiempo y logró una victoria indispensable ante Banfield

El equipo del Kily perdía desde el arranque del partido pero luego con goles de Marco Ruben, Gamba y Laso consiguió darlo vuelta y vencer 3 a 1.

Domingo 11 de Abril de 2021

El Kily González se equivocó cuando lo armó. También se corrigió cuando lo replanteó. Y entre un tiempo y otro, Central logró edificar la victoria que tanto necesitaba para poder prorrogar el ciclo del cuerpo técnico, ese proceso que tambaleó cuando en el despertar del partido el alternativo Banfield se puso en ventaja, y que logró ponerse de pie cuando Marco Ruben empató en el tiempo agregado de la etapa inicial. Para caminar hacia adelante en el complemento, el que el DT inició con dos cambios clave: Gamba y Zabala por Mazzoco y Sangiovani. 3 a 1. Triunfo y a seguir.

Cuando a los 40 minutos el Kily mandó a Gamba y Zabala a cumplir con los trabajos precompetitivos, Central perdía y sucumbía en la intrascendencia de un esquema sin rumbo, porque sin Emiliano Vecchio no tenía control de balón. Tampoco juego. Por ende los tiempos del partido se le hicieron inmanejables. Y las transiciones sin orden. Por todo ello no había organización.

En ese contexto los dos volantes que se repartían el medio estaban sin brújula y el equipo sólo atinaba a ir por los costados y tratar de apostar a un centro que encuentre en el oficio de Marco Ruben alguna ocasión. Y la tuvo justo cuando el primer tiempo transcurría en su último minuto agregado. Alcanzando una igualdad urgente, porque el gol tempranero del Banfield alternativo había puesto a los canallas al borde de un ataque de nervios. Y al Kily González en la salida de emergencia.

Entraron Gamba y Zabala. Otro esquema. Más dinámica. Más vértigo. Mayor determinación. Mejores dividendos. Otro resultado.

Enseguida Avila metió un lateral al área y la pelota que peina Ruben rebota en Eseiza y ante un arquero siempre vacilante Gamba la empuja para el segundo. 2 a 1. Alivio. Y el Kily empezaba a tener un mañana más en el banco canalla.

Banfield sucumbió ante su fragilidad producto de los contagios de Covid y quedó expuesto. Tanto que un córner fue cabeceado por el grandote Ferreyra y tras rebotar en el palo fue Laso a hacer su gol. 3 a 1. Central configuraba el triunfo urgente y el Kily disponía de algo de tranquilidad.

Central ganó un partido que debía. Para sostener a su entrenador. Para adquirir tiempo. Y para tener una nueva posibilidad de lograr un mejor funcionamiento que le permitan mejores resultados

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario