Ovación

Central no necesita de nadie: le da calma, pero lo desafía

El equipo del Kily González depende de sí mismo, lo que es un punto a favor. ¿Y en contra? Para lograrlo debe hallar la solidez que hasta aquí tanto le costó

Viernes 23 de Abril de 2021

No hay mejor escenario que, frente a un problema, la resolución esté en manos propias, sin la dependencia de terceros. A Central hoy le sucede eso respecto a la clasificación a la fase final de la Liga Profesional y es a lo que puede aferrarse para creer que puede. Claro, a esta altura ya está claramente demostrado que el verdadero problema de Central es Central mismo, que sus mayores inconvenientes están en su fútbol y en la incapacidad de afianzamiento. Es más, de los tres equipos que le resta enfrentar, dos (Estudiantes y Platense) no juegan Copa, por lo que llegarán con menos trajín. Pero todo eso, por más que sean contratiempos de consideración, no invalidan lo otro. Si Central suma todos los puntos de aquí al final nadie podrá impedirle que termine entre los cuatro primeros, ni siquiera está el temor de la diferencia de goles. Es más, hasta la derrota de San Lorenzo por Copa Sudamericana ante Huachipato pareció hacerle un guiño, pero eso es harina de otro costal, a la que deberá también sacarle provecho más adelante.

  El presente de Central es Estudiantes, otro de los candidatos en la lucha por esos cuatro puestos de privilegio. Ahora, que sea el pincha o cualquier otro, la dependencia de sí mismo es irrefutable.

  El principal desafío será la lucidez a partir de la cual el canalla logre sacarse toda la mala onda que acumuló en Paraguay en la derrota frente a 12 de Octubre por Copa Sudamericana. Claro, eso no lo logrará sólo con un pensamiento positivo, sino que le será necesario mostrar atributos futbolísticos, algo que a lo largo del ciclo del Kily González le costó demasiado.

  Y ahí es donde echan raíces aquellas conjeturas de que Central tiene el problema puertas hacia adentro. Porque si hay algo que quedó claro en todo este tiempo es que a este equipo le costó muchísimo encontrar solidez y, sobre todo, que la misma pudiera prolongarse en el tiempo.

rc2.jpg
Central viene de ganar en Mar del Plata y quiere repetir.

Central viene de ganar en Mar del Plata y quiere repetir.

  ¿Qué es lo que el Kily puede considerar que tiene a favor y a lo que puede echar mano como alegato? Que a tres fechas del final de la fase inicial no hay nadie que pueda arrebatarle la clasificación si obra de la manera correcta. Es algo imposible de contradecir desde lo numérico. Es así y punto. Después, en medio del juicio se pueden hacer un sinfín de valoraciones que tienen que ver con la subjetividad y cualquiera de ellas podría servir para poner en aprietos a la defensa del entrenador, pero hoy lo que hay es eso: un equipo que tiene el futuro en sus manos.

  El tema es los amagues a los que este Central del Kily acostumbró a sus hinchas. Vaivenes propios de un equipo al que le cuesta determinar su identidad, que vive el día a día o el partido a partido dando un paso adelante y rápidamente uno hacia atrás. Y así todo es más complejo.

  Ejemplos hay de sobra, pero lo más reciente quizá sea la mejor forma de explicarlo. Los dos triunfos consecutivos (Banfield y Aldosivi) en el torneo local no le sirvieron en absoluto como sostén futbolístico ni anímico para plantarse con decisión en suelo guaraní. Y la derrota frente a 12 de Octubre fue lo que determinó el retroceso.

  Ya fueron varias las oportunidades en las que la situación fue necesidad extrema y de alguna forma u otra Central logró sobreponerse. Pero de ahí al fortalecimiento como equipo siempre hubo una enorme distancia.

>>Leer más: La presencia de Laso, un tema central

  ¿Ahora qué? Es tiempo lo lograr que todas esas dudas empiecen a difuminarse. No parece sencillo, pero la ocasión se presenta más que propicia. Porque a ese problema que Central tiene puertas hacia adentro el canalla lo enfrentará, una vez más, con la mejor receta de la que pueda gozar, que es la dependencia de sí mismo.

  Lo dicho, la caída de San Lorenzo hace pensar que sería más sencillo descontarles puntos a Huachipato y a 12 de Octubre que al ciclón, pero cada historia a su debido tiempo. Lo que tiene por delante Central es la clasificación entre los cuatro primeros en la Liga Profesional y depende pura y exclusivamente de Central, de este Central del Kily que deberá demostrar que está en condiciones de no seguir enredándose en sus propios problemas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario