Central

Central fue una sombra y fue eliminado por un equipo del Federal A

El equipo de Ferrari sucumbió ante un Sol de Mayo que lo obnubiló con ímpetu y ganas en los 90'. Flojo desempeño individual y colectivo de los canallas.

Miércoles 27 de Febrero de 2019

La cuestión era simple. Si la pelota entraba rápido al arco de Sol de Mayo, listo. El camino a la victoria estaría despejado. No fue así. Tampoco se dio esa diferencia de categoría y de preparación física. Prevaleció la enjundia y ganas de un equipo que sabiéndose inferior puso todo lo que podía. Y no sólo no hizo un papelón sino un gran primer tiempo que terminó ganando en la penúltima pelota. ¿En el segundo? El rival canalla estiró la diferencia rápido pero más veloz fueron los dos goles con los que igualó Central para ir a esa definición por penales de la que el año pasado disfrutó, la que en este 2019 sufrió.

Pero Central padeció el partido desde el comienzo. Y salvo en aquellos dos minutos esperanzadores, más por descuidos del rival que por virtudes propias, no mereció más.

Encima, el arranque de Sol de Mayo asomó a puro ímpetu. Claro, no fue con rayos punzantes, aunque alcanzaron para calentar a más de un hincha canalla. Es que fueron uno atrás del otro entre los 5 y 9 minutos. Ninguno como para quemar al Central alternativo, ojo que no con todos pibes.

Pero Jarlan Barrera no aparecía para pedir la pelota y conducir. Jonás Aguirre no podía trepar. Ojeda quería jugar de Ortigoza y no le salía. Riaño no era asistido.

Un par de minutos después se escapó Valdebenito por derecha y Ledesma quedó tan expuesto como ante Tigre, pero esta vez la pelota no terminó en el fondo del arco.

Embed

Y a los 18' el canalla regaló un córner mal pateado que no terminó en gol ajeno porque lo resolvió mal Galván cuando le cruzaron la pelota y remató desviado, con tres compañeros al lado que podrían haber puesto en apuros a los auriazules.

El trámite, desde ahí, se aplacó. La pelota estuvo más en los pies de jugadores de Central pero solo eso. Jugadas de gol: ninguna. Un indicio de inconformismo canalla fue que Ferrari mandó a los suplentes a moverse a los 36'. También entraba y salía del banco, gesticulaba mucho.

A los 44' llegó el golpazo. Una pelota de derecha a izquierda dejó al canalla mal parado, esta vez salió bien jugada desde los pies de Galván ya dentro del área con un toquecito al medio que Reyes coronó con el gol que enloqueció al grupito de hinchas rionegrinos y juntó en racimo a los jugadores albicelestes. Un premio al esfuerzo, al juego más decidido en ofensiva.

Lo sencillo en los papeles se transformó. Central debía dar vuelta la historia. En la teoría tenía con qué, pero lo debía demostrar en 45', al menos para llegar a los penales y luego ganar a lo Bauza. Lo consiguió a medias.

El Loncho metió cambios. Con Herrera y Camacho de arranque, afuera Lioi y Barrera. Dos puntas, más experiencia, posibles titulares para el Central de Ferrari, determinación para revertir rápido el resultado. Y presión de los hinchas porque "canallas... hoy no podemos perder...". Claro, había que esperar que la locura por hacer el segundo gol antes que el primero no le jugara en contra.

Sin embargo, el que apareció fue el 2-0 de Sol de Mayo. A los 12' se iluminó Malacarne para saltar más alto que todos en un tiro libre al área y meter el cabezazo que dejó parado a Ledesma mirando como entraba la bocha junto al palo izquierdo.

Enseguida de la tribuna bajó el "jugadores... a ver si ponen huevos que no juegan con nadie".

Y en dos minutos Central consiguió lo que parecía imposible. El que se encandiló fue Sol de Mayo. Una pelota parada, como aquella especialidad de aquel equipo del 2018 y la pelota desde los pies de Riaño al fondo del arco (62'). Una pelota quedó perdida en el área y Herrera, habilitado por poco, tocó corto para que Riaño igualara (64').

¿Otra vez penales? A esa altura, por cómo se dio el resultado, tanto no disgustaba. Aunque nadie lo quería. Igual, no estaba mal para el albiceleste, pese a que había hecho más gasto futbolístico y anímico.

Central buscó hasta el final como lo había hecho Sol de Mayo al principio, pero el gol sobre la hora de cierre no apareció y la llave se definió por penales. Y eso poco tiene que ver con el partido, que terminó en empate. Un golpe para el conjunto canalla.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});