Ovación

Camacho y el quiebre justo

Lunes 27 de Agosto de 2018

Central venía muy torcido por las bandas. Hasta que Camacho despertó del letargo y metió ese sorpresivo bombazo que abrió la cuenta en Arroyito. Desde entonces, el uruguayo fue de menor a mayor. Se reactivó de lo lindo y luego hizo lucir al arquero tucumano antes del descanso. El volante entró en sintonía con Gil y Ortigoza y fue uno de los participantes de la obra táctica que derivó en el 2 a 0 que hizo Zampedri en el complemento. El jugador charrúa se asemejó a aquel volante que desequilibraba en la época del Chacho Coudet. Quizá recién ahora está captando lo que pretende Bauza. O tal vez entendió que debe confiar más en sus condiciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario