Ovación

Astore: las sorpresas en la tesorería y la deuda con el plantel

El directivo de Newell's admitió que en la pandemia se generó un atraso en los pagos, pero los jugadores están dispuestos a "tirar el carro para adelante"

Domingo 26 de Septiembre de 2021

La auditoría contable del club está en marcha y si bien continúa, Astore dijo que se encontró con “bastantes” sorpresas en relación a los números de la tesorería, entre otras cosas una abultada deuda con el plantel de primera. El dirigente destacó la predisposición y tolerancia con la que se encontró de parte de los jugadores para el cobro de ese dinero. Además se refirió a la idea de cambiar el estatuto, ampliando el número de miembros de la comisión directiva y la inclusión de representación de la oposición.

¿Alguna sorpresa en la tesorería?

Bastantes. Pero bueno, vamos a tratar de suplirlas y hay gente que se viene acercando. Sorpresas, sí. Pero en eso prefiero mantener la reserva. Sí cuando esté terminada la auditoría contable la haremos pública como me comprometí en la campaña, lo mismo que la auditoría en algunos aspectos legales. Sabemos que en la auditoría contable a veces es muy difícil ver el número preciso. Pero lo que no podamos demostrar en el número se verá en la decisión.

En su momento, durante la pandemia, el plantel cobraba menos y luego trascendió que los futbolistas querían percibir la diferencia que les correspondía. ¿Es así, hay un reclamo del plantel?

Justamente me reuní con un jugador del plantel, un referente y no es así. Ellos tienen una deuda porque el tema de la pandemia ha generado que los sueldos chicos cobraran el ciento por ciento y después se percibían porcentajes de acuerdo al contrato y demás. Puedo asegurar que los jugadores están totalmente permisivos y tranquilos, sabiendo que la deuda es importante, siendo totalmente positivos para tirar este carro para adelante y encausarlo. He pasado por muchos planteles y me causó sinceramente una grata sorpresa la respuesta que tuve. Si hay que esperar se espera. Hay que tratar de sacar la mayor cantidad de puntos posibles y empezar a estar en los lugares de adelante, pero lógicamente que el dirigente está obligado a pagar. Y vamos a pagar, pero no hubo ningún tipo de presión ni me mostraron ningún disconformismo, sino que todo lo contrario.

>> Leer más: "No más los individualismos"

Hubo personas de Unen como Juanjo Concina, Goity y Boero que te dieron apoyo en la campaña, ¿van a estar cerca tuyo?

Nosotros ya empezamos a modificar el estatuto. El cuerpo de abogados el martes empezó a realizar un bosquejo en la modificación del mismo. La segunda etapa es llamar a socios referentes independientes que vean el estatuto, que no escapa de los estatutos de otros clubes. El tema es que el estatuto de Newell’s tiene 16 dirigentes y en otros clubes rondan los 24 y 28 cargos. Hay que aggiornarse con gente que consideremos que tenga la capacidad necesaria para compartir, ayudar, estar y ser parte de este nuevo emprendimiento institucional. Porque así como están Goity, Concina y Boero, también están Ripani y Juanjo Bartalini, que son parte de la comisión. La gente de Unen nos acompaña y son parte de este proyecto. Pueden estar en las reuniones de la comisión directiva como también invitaremos a socios independientes. El individualismo como le ha sucedido a Newell’s en los últimos 30 años, sacando la época de Lorente, es indicativo de inseguridad, de tener temor a ser superado. Acá hay que tener muchos ojos y rodearse de gente de confianza. Nosotros estamos bien rodeados y se seguirá sumando gente.

>> Leer más: "El respaldo a Gamboa"

¿Qué puede incluir la modificación del estatuto?

Lógico que será para la próxima dirigencia que asuma y debe ser aprobado por asamblea de socios. Se habla de asambleístas, de vicepresidentes terceros. Hay clubes que tienen seis vocales titulares y suplentes o más, por ahí hay propuestas de que cada dos años se renueve una parte de la comisión para darle aire a la gestión. Está también el tema del cupo femenino. Banfield y River tienen representación de la oposición en la comisión y eso está contemplado. Un porcentaje de oposición es bueno. Acá hoy se terminó la política y pienso en cuatro años de gestión. Yo a la carnicería no me meto más. Y no es que no lo hago porque no tengo la personalidad, sino que creo que los cargos presidenciables no pueden durar tanto tiempo. Está bueno tener una etapa, marcar una impronta y armar una escuela dirigencial para arrancarla el año que viene y que después otra gente continúe con un proyecto determinado. Lo ideal es el recambio. Quedarse a vivir en un lugar de estos no es bueno para la institución ni para la salud de uno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario